En el occidente de Venezuela ocurre un fenómeno que puede describirse de la siguiente manera: cielo iluminado por un resplandor rojizo, amarillo y naranja para que, breves instantes después, un rayo blanco incandescente viaje de un lado a otro. Segundos más tarde el fenómeno se repite con otros tonos, dignos del mejor montaje cinematográfico.

El espectáculo puede repetirse durante horas y observarse casi todas las noches del año. ¿Cómo se llama? Relámpago del Catatumbo o Faro de Maracaibo.

Este fenómeno visible, mas no audible, puede ser apreciado a centenares de kilómetros de distancia, en los Andes venezolanos, en la ciudad de Maracaibo (capital del estado de Zulia) y desde el mar Caribe, durante casi todo el año. Ocurre en la cuenca del río Catatumbo al occidente de Venezuela y está asociado a una alta frecuencia de ocurrencia de descargas eléctricas.

Visibilidad del fenómeno

Las horas de visibilidad del fenómeno son variables, entre las 7 de la noche y las 4 de la madrugada, dependiendo del sitio donde quiera observarse. A distancias relativamente cercanas a los epicentros, el fenómeno comienza a ser apreciable poco después del atardecer.

En cambio, desde regiones de observación alta y distante, la visibilidad se incrementa. Si el observador se coloca justo en los epicentros, debajo de las capas de nubes donde tienen lugar las descargas, no podrá apreciar el fenómeno.

Teorías indígenas

Los indígenas que siempre han estado presentes en la zona tienen sus propias historias respecto al fenómeno. Para los integrantes del pueblo indígena Bari, el relámpago es considerado como “La concentración de millones de cocuyos (luciérnagas) que todas las noches se reúnen en el Catatumbo para rendirle tributo a los padres de la creación".

Por su parte los Yukpas y los Wayuu atribuyen el fenómeno a la presencia del espíritu de los guajiros muertos (Jepira en lengua wayunaiki) los cuales resplandecen por los yoluja o almas de los fallecidos, pudiendo interpretar que el relámpago es el mensaje de los muertos. Todas estas historias se mezclan y crean un halo de misterio en torno a este hecho natural.

Regenerador de la capa de ozono

El 90 por ciento del ozono del planeta se forma naturalmente en las capas superiores de la atmósfera, en un proceso por el cual las radiaciones ultravioleta del sol crean y descomponen ozono a partir del oxígeno, formando una franja de 15 a 55 kilómetros en la estratosfera.

La capa de ozono absorbe y filtra los rayos ultravioleta, manteniendo el equilibrio térmico del planeta al absorber la radiación calórica emitida desde la superficie terrestre y reirradiarla hacia el espacio exterior, lo que permite la vida en la Tierra.

El Relámpago del Catatumbo es el único fenómeno natural del mundo que regenera la capa de ozono que se ha destruido en los últimos años por diferentes efectos contaminantes causados principalmente por los países industrializados. Así, no sólo es un espectáculo interesante, impresionante e importante para turistas, científicos, artistas y habitantes de la zona, sino que también posee un gran valor ambiental, ya que es de gran importancia para la conservación del medio ambiente y de la humanidad.

Patrimonio Natural

El 27 de septiembre de 2005, en el marco de la celebración del Día Internacional del Turismo, el Relámpago del Catatumbo fue decretado Patrimonio Natural del Zulia, y desde ese momento la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela hizo gestiones para respaldar una petición ante la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) solicitando que lo declarara Patrimonio Natural de la Humanidad.

El Relámpago del Catatumbo es un orgullo no sólo para el occidental estado de Zulia, que lo ostenta en su escudo, simplificado como un rayo, sino para todos los venezolanos y venezolanas. Entre los símbolos del Zulia, el Relámpago del Catatumbo está a la vanguardia como un gran enigma. El misterio que rodea su existencia lo ha convertido en uno de los fenómenos naturales más extraños y hermosos del mundo y en blanco para la investigación científica. Además ha sido inspiración de destacados artistas de la pintura y la música. Mas aun, transciende las fronteras de Venezuela, ya que su aporte beneficia a toda la Humanidad.

Si quieres ver un video del Relámpago del Catatumbo, haz clic aquí. Pero si deseas ser testigo de este fenómeno en vivo y directo, te esperamos en Venezuela.