Los niños de 2º de Primaria a lo largo de todo el curso y más especialmente a finales de trimestre deben enfrentarse a un reto más consciente: los famosos exámenes. Para superar las pruebas con éxito unas buenas técnicas de estudio resultan imprescindibles. Aquí se expone un buen método compuesto por sencillas pautas que serán de suma utilidad para que el niño aprenda a estudiar y así logre la meta que tanto sus padres como él mismo persiguen.

Pautas a seguir para un buen estudio de la materia

1.- El niño leerá con atención la explicación del libro que tenga que estudiar, comprendiendo lo que lee.

2.- Subrayará las palabras más importantes de la explicación.

3.- Habrá que motivar al niño para que escriba, según lo que halla entendido y sin fijarse del texto, un resumen de lo leído. Si le resulta muy difícil se le permitirá que, fijándose de las palabras que ha subrayado, haga un resumen con las suyas propias.

4.- El niño, ahora, deberá memorizar lo que ha estudiado. Es bueno explicarle lo que significa memorizar. Basta con decirle que memorizar es contar lo que se ha estudiado, y ha quedado registrado en su memoria, sin tener que mirar su cuaderno.

¿Cómo elaborar un resumen?

Escribir correctamente un resumen es un paso muy importante para el estudio y el aprendizaje. Se trata de elaborar un texto breve con lo más importante de lo que se ha leído. Hay que decirle al niño que los detalles no son importantes.

Para realizar un buen resumen basta con que el niño siga una sencilla pauta que se explica a continuación:

1.- Leer bien el texto comprendiendo lo leído. La explicación del libro en cuestión deberá leerse todas las veces que sean necesarias hasta llegar a la comprensión de la misma. Se recomendará al niño tener un diccionario cerca para consultar en él las palabras que desconozca.

No olvidemos el apoyo didáctico de los cuentos en los niños

Los cuentos son muy importantes en el desarrollo de la comprensión lectora del niño. Se utilizan mucho en los libros de texto como material didáctico acorde con la edad del niño ya que además avivan su imaginación y les invitan a la reflexión, a su autoconocimiento o a echar unas risas. La Literatura infantil española goza de muy buena salud. Se recomienda a los padres que lean al niño un cuento antes de dormirse.

Para elaborar un buen resumen de un cuento es imprescindible conocer su estructura y aprender a realizarlo. Para ello basta con seguir estos sencillos pasos:

1.- El cuento se compone de tres partes: introducción (presentación de personajes), desarrollo (conflicto) y desenlace (resolución del conflicto y final). El niño irá tomando apuntes sobre las ideas más significativas del cuento. Por ejemplo: introducción (¿cómo empieza el cuento?), desarrollo (¿Qué pasa?, ¿que es lo que le impide al protagonista lograr la consecución de su objetivo?), desenlace (¿cuál es el final?)

2.- Con los apuntes que ya ha anotado el niño escribirá y ampliará esas ideas con frases claras enlazadas unas con otras y con sentido.

3.- Después leerá su resumen comprobando si tiene sentido y recoge las partes más importantes del cuento. Por último corregirá aquellas palabras que estén mal escritas.

4.- Finalmente escribirá el resultado en otro folio (pasar a limpio)

A veces un simple y sencillo plan de estudio puede ahorrar muchos disgustos en la llegada de las notas de los exámenes.