La etimología de Tultitlán se forma por las raíces nahuas tule y -titlan esta última significa “entre”. El tule planta acuática, cuyas hojas se emplean para hacer petates. El glifo topónimo presenta un tule y en su tronco se observa una dentadura que según la convención de la escritura náhuatl representa la terminación -titlan. La lectura se hace de arriba hacia abajo.

Los límites de Tultitlán son al norte con los municipios de Tultepec, Nextlalpan y Cuautitlán; al sur con Tlalnepantla; al oriente con Distrito Federal, Coacalco y Tecámac y al poniente con Cuautitlán Izcalli, Cuautitlán y Tultepec. Su extensión es de 96.2 kilómetros cuadrados.

Historia de Tultitlán en la época prehispánica

En 1297 el grupo nonohualca teotlixcas se asentó en Tultitlan, aquí sus caudillos deliberaron hacia dónde irían y después de un descanso partieron al año siguiente a Chapultepec. Los tepanecas llegaron a Tultitlán en el año de 1356 y en la época de Tezozomoc se emprendió desde Azcapotzalco una expansión por el norponiente del Valle de México.

El Códice Huichapan, menciona que en el año de 1438 fue conquistado Tultitlán, por los mexicas. Posteriormente en 1473, el señor de Tlatelolco Moquihuix convocó a varios pueblos de linaje tepaneca, que estaban sometidos a los mexicas, prometiéndoles liberarlos de su yugo, si lo ayudaban a vencer a las fuerzas de Axayacatl tlatoani de México; entre esos señoríos estaban los de Tultitlán, Cuautitlán, Tenayuca, Mexicaltzingo, etc. La batalla fue cruenta, pero al final de cuenta perdieron los tlatelolcas y sus aliados, con lo que se aumentó el poderío de los mexicas.

Tultitlán en la época prehispánica fue parte del tlahtocayotl de Cuautitlán, que a su vez pertenecía al hueitlahtocayotl de Tepanohuayan con cabecera en Tlacopan.

Tultitlán de la época novohispana al siglo XX

Tultitlán fue encomienda de Bartolomé de Perales y Juan Moscoso. En 1569 pasó a manos de la corona, hasta que por una merced extraordinaria Luis de Velasco, el Joven obtuvo autorización para recibir el tributo de este lugar; luego la heredó a su hijo el segundo Marqués de Salinas. A principios del siglo XVII pasó definitivamente a la corona. En Tultitlán existieron las haciendas de Lechería, Córdoba, Monreal y Cervantes.

En 1825 con base en la ley del 9 de enero, Tulitlán se erigió en municipio. El 6 de octubre de 1902 se le agregó el nombre de Mariano Escobedo. Mientras que por el decreto No. 20 expedido por el Congreso Local con fecha de 13 de junio de 1997 y publicado al día siguiente se elevó a la categoría de ciudad, la villa de Tultitlán de Mariano Escobedo.

Recursos turísticos: iglesia de San Antonio de Padua

La iglesia de San Antonio de Padua fue construida por fray Antonio del Villar, en el siglo XVIII. Presenta su barda atrial almenada en la que se encuentran los glifos de Tultitlán y Cuautepec. En su entrada están tres arcos ojivales.

La iglesia presenta dos torres de un cuerpo; su portada es de estilo neoclásico, con sus respectivas pilastras, ventana coral y puerta arco de medio punto. Su remate es triangular, para simbolizar a Dios uno y trino.

El interior del templo es amplio y confortable, todavía conserva su púlpito de madera adornado con relieves fitomorfos. Del lado izquierdo tiene su baptisterio. Su cúpula es octogonal que simboliza la plenitud del mundo a venir. En sus pechinas hay escenas de san Antonio de Padua ayudando a la gente.

Del lado sur hay una capilla barroca que tiene sus pilastras estípites y su arco mixtilíneo de influencia musulmana. Después sigue el convento, que ha sido reconstruido. El archivo parroquial conserva libros en náhuatl, otomí y español antiguo.

Capilla y Cruz de Belém

Conserva una preciosa cruz atrial de rica iconografía, en la que se nota la mano indígena. Está hecha de piedra, ya que ésta recuerda la solidez, la inmovilidad, la estabilidad y la permanencia de Dios.

La fachada de la iglesia también es muy interesante, ya que tiene su arco de medio punto, dos nichos vacíos y tres ventanas conopiales rematadas por un relieve que plasma a la Sagrada Familia en Belém. Sobresalen sus dos torres y su cúpula. Al lado hay un pequeño kiosco. En su interior hay dos óleos, el primero es un “Calvario” y el segundo representa a la “Adoración de los Pastores en Belém”.

Otras iglesias y haciendas de interés en Tultitlán

Dignas de visitarse están las capillas de San Juan Bautista, de Santiago Apóstol, la iglesia de San Francisco Chilpan, el templo de Santa María Cuautepec, la iglesia de San Pablo de las Salinas y las haciendas de Cartagena y de la Mariscala.

Parque Estatal Sierra de Guadalupe

El Parque Estatal Sierra de Guadalupe abarca los municipios de Tlalnepantla y Tultitlán. Se está considerando la posibilidad de crear un enorme jardín botánico y poner un teleférico.