Con la codiciada llegada del buen tiempo, llegan también algunas incomodidades como es la aparición de los insectos que durante el invierno estaban desaparecidos. Son molestas las moscas que se te acercan continuamente o se posan en tu pan, hemos de echar insecticida para acabar con ellas, pero a veces no es posible sobre todo a la hora de comer, no es conveniente que caiga insecticida en nuestros alimentos, con lo cual tenemos que recurrir al remedio de la abuela.

Remedios caseros para ahuyentar moscas mosquitos y otros insectos molestos

· Una de las soluciones que tienen mucha eficacia es no dejarlos entrar en nuestros hogares, por medio de las mosquiteras, de ventana, de puertas, o para la cuna o camita, una buena barrera física de indudable eficacia.

· Colocar un vaso de vinagre o una bolsa llena de agua en la ventana.

· Rociarse con de limón. El olor a limón repele a estos insectos.

· Tomar levadura de cerveza (unas 3 cucharadas al día).

· Comer ajo crudo, cebolla y aceite de clavo. Estos olores desagradan a los mosquitos los mantienen alejados.

· Ingerir alimentos con gran cantidad de vitamina B (almendras, champiñones, garbanzos, lentejas…), que hace que nuestra piel desprenda un olor característico que nosotros no percibimos y que repele a los mosquitos.

· Se cree que los insectos adoran a las personas con niveles bajos de cinc, por lo que el consumo diario de unos 60 miligramos de este elemento (contenido en cereales, carnes, lácteos, soja…) podría ser eficaz.

· Colocar estratégicamente en ventanas y puertas ramilletes de plantas como espliego, romero, tomillo o eucalipto. Según los especialistas, el olor de esas plantas es la que menos les gusta a los mosquitos, por lo que crean un efecto parachoques contra el insecto.

· Plantar macetas de albahaca o alfábega: también huirán de su olor que a nosotros nos resulta agradable.

· Evitar las colonias que desprendan olores dulces.

· No ponerse prendas de vestir de colores brillantes o fluorescentes, que atraen al mosquito.

· Cocer unas cuantas hojas de eucalipto y poner el líquido que se obtiene en recipientes pequeños para colocarlos en todas las habitaciones.

· Cortar una botella partida por la mitad y en la parte de abajo. Mezclar agua caliente con azúcar moreno, y dejar enfriar hasta unos 40 grados. Entonces, a la mezcla se le añade levadura, se tapa la media botella con una superficie negra y poner la otra mitad del recipiente dentro, formando una especie de embudo. Dejar esta trampa casera en alguna esquina de la casa para que los mosquitos y moscas salgan huyendo.

· No se debe acumular basura, almacenar fruta y dulces sin protección o dejar al alcance de estos insectos platos con restos de alimentos

Las moscas portadoras de enfermedades

Las moscas son una de las plagas más comunes que se pueden desarrollar en las cocinas domésticas. Por ello, son fundamentales las acciones preventivas y una estricta limpieza e higiene de las instalaciones. Un aspecto fundamental es evitar la acumulación de basura y proteger los alimentos del ataque de estos insectos. Constituyen un riesgo sanitario para las personas, ya que se han relacionado con la transmisión a humanos de fiebres tifoideas, disentería o cólera, entre otras enfermedades.