El Comité de los premios Nobel este año ha decidido otorgar el prestigioso galardón a tres mujeres. Tres señoras que representan el nuevo papel desempeñado por las mujeres en los cambios políticos y sociales a los que se ha enfrentado - y sigue enfrentándose- el continente africano. Las ganadoras son la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirlleaf, su compatriota Leymah Gbowee, responsable de la organización Red de Mujeres por la Paz y la Seguridad en África, y la activista y defensora de los derechos de la mujer y la democracia en Yemen Tawakul Kerman.

La presidenta de Liberia

Ha sido la primera presidenta de la historia de África, elegida de forma democrática en 2005 después de una guerra civil que ensangrentó Liberia durante 14 años. Ellen Johnson Sirleaf el próximo 11 de octubre se enfrentará a la reelección en unos disputados comicios donde su principal oponente es el abogado Winston Tubman. La decisión de otorgar el premio Nobel a la dama de hierro -así la llaman sus rivales- sin duda suscitará muchas polémicas por parte de aquellos que la reprochan su inicial respaldo a la sangrienta rebelión de Charles Taylor contra el entonces general Samuel Doe. Sin embargo, Sirleaf se opuso a Taylor durante las elecciones de 1997 y por eso fu acusada de traición y obligada a dejar el país.

Leymah Gbowee y la movilización de las mujeres

La activa Leymah Gbowee, 39 años, recibió el premio Nobel porqué, según el Comité, "movilizó y organizó a las mujeres más allá de las líneas de división étnica y religiosa para poner fin a una larga guerra en Liberia y garantizar su participación en las elecciones”. Gbowee se hizo muy conocida por promover la llamada huelga de sexo, un movimiento pacifista que en 2003 impulsó a las mujeres a no mantener relaciones sexuales con sus parejas hasta que no acabara la segunda guerra civil de Liberia. La activista fu galardonada también con los premios de la Fundación de la Biblioteca de John F. Kennedy al Valor y e de la Fundación Gruber por su defensa de los derechos de la mujer.

Tawakul Kerman y las periodistas sin cadenas

Cuenta con tan solo 32 años la tercera ganadora del Premio Nobel de la Paz 2011, Tawakul Kerman. Madre de tres hijos y activista pro derechos humanos, Kerman es la presidenta de la fundación Mujeres Periodistas Sin Cadenas, creada en 2005. El presidente del Comité del Nobel, Thorbjoern Jagland, quiso destacar que el objetivo de este premio es lo de enviar una señal al dictador yemení y a otros de Oriente Próximo para que abandonen el poder.

Doce mujeres en las historia del Nobel

Hasta la fecha solo 12 mujeres han recibido el premio Nobel de la Paz. La primera fue, en 1905, Bertha von Suttner, una de las más destacadas figuras del movimiento pacifista internacional y la última, en 2004, la ecologista keniana Wangari Maathai.