Durante más de cincuenta años, algunos de ellos fueron un verdadero hotel sobre ruedas. Hoy, y a pesar de la privatización de Ferrocarriles Argentinos, todavía quedan formaciones que resisten el paso del tiempo y el rápido devenir del siglo XXI. En la presente nota, un breve comentario sobre los últimos trenes de larga distancia que funcionan en la Argentina.

Trenes de la Provincia de Buenos Aires

En materia de trenes de pasajeros en la Provincia de Buenos Aires, uno de los mejores es el Tren Marplatense. La cualidad más importante es que está armado con coches Budd construidos durante las décadas de los años 40. Su operación está a cargo de Ferrobaires y para obtener más información sobre este tren hay que llamar al teléfono: 0810-666-8736.

El mismo inicia su viaje en Plaza Constitución. En relación con el horario, no hay que olvidar que las empresas pueden cambiarlo en cualquier momento y sin aviso previo. Por esa razón, se recomienda visitar el sitio de la empresa que se encarga de operar esta formación. Allí, hay un detalle de los servicios ofrecidos.

Para llegar a Plaza Constitución, se puede tomar el subterráneo de la línea C y bajar en "Constitución". El boleto en subte cuesta $1.10 al momento de escribir esta nota, por lo cual no está de más considerar que la inflación puede hacer que este precio sufra modificaciones. En el caso de los colectivos, están las líneas 12, 39 y 100, entre otras. El boleto oscila entre $1,10 y $1,25 dentro de Capital Federal.

Otros destinos de Ferrobaires son: Miramar, Pinamar, Tandil, Bolivar, Daireaux, Carmen de Patagones y Bahía Blanca. El servicio de los trenes Pullman y Superpullman, por lo general, es bueno e incluye bar y coche comedor. En el caso del Marplatense, lo declararon de interés histórico recientemente.

Trenes al centro y norte argentino

En este caso, hay dos operadoras. La primera de ellas es Ferrocentral y ofrece trenes de ida y vuelta que contemplan el recorrido Buenos Aires-Córdoba-Buenos Aires y Buenos Aires-San Miguel de Tucumán-Buenos Aires. La segunda se llama Trenes Especiales Argentinos (TEA) y une la Capital Federal con Posadas, la capital de la Provincia de Misiones.

El tren que va a Córdoba se caracteriza por el servicio que ofrece. Se trata de una formación que incluye coche turista, coche de primera clase, coche Pullman y coche dormitorio. También hay un restaurante completo que incluye un menú que contempla comidas de todo tipo. Para saber cuánto cuesta el pasaje, hay que ir hasta la Estación Constitución y dirigirse hacia la oficina de Ferrocentral.

Ambos trenes, tienen aire acondicionado y calefacción según la tarifa abonada. Cuentan con servicio de camarero, buffet y el mencionado coche comedor. La formación que va a Posadas, conocida como El Gran Capitán, cuenta con los mismos servicios aunque se recomienda buscar información en Internet ante cualquier duda. En Argentina, algunos trenes tardan mucho tiempo en alcanzar su destino.

La boletería del tren que va a Posadas está en la Estación Federico Lacroze, a metros de la boca del subte B que lleva el mismo nombre. Respecto de la provincia de Misiones, vale decir que allí se encuentran las Cataratas del Iguazú, que fueron declaradas como una de las siete maravillas del mundo.

Trenes al sur de la Argentina

En materia de trenes, uno de los servicios más populares en Argentina lleva el nombre de Tren Patagónico. Como su nombre permite inferir, atraviesa gran parte la Patagonia y une las ciudades de Viedma con San Carlos de Bariloche. Según las últimas noticias, en poco tiempo se podrá viajar desde Capital Federal hasta la ciudad de Bariloche en tren.

Entre sus atracciones, esta formación cuenta con coche cine y restaurante. El recorrido comprende 826 kilómetros de vía férrea en trocha de 1.676 metros, y según el sitio de la empresa, también se ofrecen servicios charter que salen desde Plaza Constitución. El tren incluye coches Pullman, restaurants, cine y hasta una discoteca "única" en el país.

Otro tren emblemático de la Región Patagónica es el que lleva el nombre de La Trochita, también conocido como "Viejo Expreso Patagónico", debido a los relatos de viaje de Paul Theroux. La particularidad es que está remolcado por una verdadera locomotora de vapor y la trocha es de 750 milímetros. Su recorrido es de 402 kilómetros, según Wikipedia, y une las ciudades de Esquel e Ingeniero Jacobacci.

Tren del Fin del Mundo

Finalmente, en el extremo sur de la Argentina, existe otro tren. Se llama Tren del Fin del Mundo pero no se trata de un tren de pasajeros. Es más bien una formación turística que se encuentra en la ciudad de Ushuaia, en la Provincia de Tierra del Fuego. Su particularidad es que, entre 1909 y 1952, sirvió para abastecer el penal de la ciudad. Hoy, por el contrario, hace un recorrido turístico de 25 kilómetros de longitud.