El concepto de narcisismo lo introdujo Sigmund Freud en el psicoanálisis en su obra introducción del narcisismo, obra del año 1904, en el que, Freud resume sus discusiones más tempranas sobre el tema del narcisismo y considera su lugar en el desarrollo sexual.

El nombre de narcisista, hace mención al mito de Narciso, que era un joven de gran belleza a quien todos admiraban. Pero él, lleno de vanidad, rechazaba a todos sus amantes y estaba enamorado de su propia imagen.

Aunque a veces puede manifestarse como una forma patológica de trastorno de la personalidad grave en la que el paciente sobreestima sus posibilidades y habilidades. Tiene necesidad de admiración y afirmación.

Este desorden psicológico puede presentarse en varios grados, cuando se presenta un grado muy agudo el paciente no puede vivir su vida feliz, al manifestarse dichos rasgos en forma de egoísmo y falta de consideración hacia los demás, jamás piensa en los sentimientos ajenos.

Síntomas del trastorno de la personalidad narcisista

Los síntomas más comunes de narcisismo son los siguientes:

  • Grandiosidad: el narcisista piensa que es enormemente importante, considerándose por encima de cualquier persona.
  • Necesidad de aprobación: tienen una gran necesidad de sentirse aprobados y admirados por los demás. Piensan que los demás tienen que satisfacer siempre sus deseos. Requieren atención y admiración constantes si no los tiene, creará problemas.
  • Falta de empatía: no es capaz de ponerse en el lugar del otro y compartir sus sentimientos. Se muestran insensibles y desconfían de los motivos de los demás aunque sean motivos realmente importantes. Aprovechándose de otras personas para conseguir sus metas. Tienen sentimientos excesivos de egocentrismo.
  • Muestran desdén hacia sus parejas: piensan que deben sentirse queridos por ellas sin necesidad de corresponderles. Muchos ven a los demás de forma negativa y pesimista. Quiere ser el centro de la vida de su pareja, quien debe estar deseosa de satisfacer todas sus necesidades o, de lo contrario, le retirará su amor.
  • Reaccionan a la crítica con sentimientos de rabia o vergüenza.
  • Exageran sus logros y talentos.
  • Están preocupados con fantasías de éxito, poder, belleza, inteligencia o amor ideal.
  • Tener expectativas irracionales de tratamiento favorable.
Los síntomas del trastorno de la personalidad narcisista, puede confundirse con otros trastornos de la personalidad, que en ocasiones comparten síntomas, como es el caso de: el trastorno de la personalidad histriónica, que comparte bastantes rasgos con la narcisista, y el trastorno obsesivo compulsivo con el que también comparte rasgos aunque tiene sus síntomas que los hacen diferenciar.

Tratamiento del trastorno de la personalidad narcisista

Como cualquier otro trastorno de la personalidad, el trastorno de la personalidad narcisista es difícil de tratar y las principales armas con que cuenta la psicoterapia es trabajar las habilidades de afrontamiento de su realidad así como de las habilidades de relación con los demás.

En este sentido, el psicoterapeuta guiará al paciente para crear una imagen de sí mismo en base a valores reales y auténticos que eleven su autoestima positivamente siempre teniendo en cuenta no alimentar su necesidad de engrandecimiento y además no caer en el miedo de la infravaloración.