Fernando Carrera, el hombre acusado de ser el actor principal en la denominada Masacre de Pompeya, fue soltado ayer, tras estar siete años preso en el Penal de Marcos Paz, en la Provincia de Buenos Aires.

El hombre cumplía una condena de 30 años, recibida en 2007, pero, por decisión de la Corte Suprema de Justicia, el caso será examinado nuevamente, ya que hay claros indicios de que se trató de una "conspiración policial", tal como la catalogó el recientemente liberado.

La versión policial

El 25 de enero de 2005, Fernando Carrera, supuestamente huyendo de la policía tras cometer un robo, ingresó en exceso de velocidad y a contramano en la Avenida Sáenz, en el barrio porteño de Pompeya, donde arroyó a varias personas, de las cuales tres de ellas perdieron la vida (dos mujeres y un menor), con su automóvil Peugeot 205.

Fue allí cuando, luego de detener la marcha al estrellarse con una camioneta, integrantes de la Policía Federal Argentina desencadenaron una prolongada balacera sobre el auto, en donde Carrera recibió ocho impactos.

Allí fue trasladado en agonía, y, luego de reponerse al ataque, fue detenido. El 7 de junio de 2007 recibió la condena de 30 años de prisión por triple homicidio agravado, y el supuesto robo por el cual escapaba.

La versión de Carrera

Según el condenado, esperando en un semáforo en rojo, descendieron de un Peugeot 504 unas personas que, sin presentar identificación alguna, le dieron la voz de alto. Él, lógicamente, al asustarse, intentó huir, y fue en ese instante cuando recibió un disparo en el rostro, que lo dejó en estado de inconciencia, y allí se desató toda la tragedia.

Luego, los policías, al darse cuenta del error que habían cometido, le proporcionaron varios tiros, pero jamás imaginaron que sobreviviría.

"El Rati Horror Show"

Fue una película, en forma de documental, dirigida por Enrique Piñeyro, en donde se exponen todas las irregularidades en torno al caso de la Masacre de Pompeya.

El film, que fue estrenado en septiembre de 2010, deja en evidencia el complot policial que pretendió encubrir un error propio, y demuestra la inocencia de Carrera, además de relatar y exhibir como fueron sus días dentro del Penal de Marcos Paz, en donde, según la víctima, "está lleno de presos que son inocentes".

"El Rati Horror Show", se convirtió en una herramienta clave para que el caso sea revisado, ya que, con la notoriedad que tomó el mismo, hizo que la presión sea insostenible, y la sentencia efectuada por el Tribunal Oral en lo Criminal 14 se ponga en duda.

Tras la libertad, la conferencia de prensa

Apenas salido de prisión, Fernando Carrera, acompañado por el cineasta Piñeyro y por su abogado, atendió a los medios de comunicación.

Ante todo, admitió que "hace años que esperaba este momento", y que "nunca perdió la esperanza de salir". Reconoció haber estado haciendo una huelga de hambre, pero decidió levantarla al enterarse del fallo de la Corte Suprema.

Sostuvo que "el tema se va a esclarecer definitivamente, empezando la lucha hoy, aunque sea muy difícil", Además, aceptó que desconoce su situación judicial, ya que solamente se enteró que "ordenaron la excarcelación, pero no en que condiciones".

Concluyó manifestando sentirse sin palabras, producto de la alegría, y que "sabía que se estaba cerca de esto, y por suerte llegó el momento, el de reencontrarse con la familia y los amigos", aunque niega la existencia de la forma de compensar los "años perdidos".

Familiar de dos víctimas, enfurecido con la decisión

Francisco Silva, el hombre de 79 años que en aquel episodio perdió a su hija, Fernanda, y a su nieto, Gastón, se mostró "destrozado" con la determinación de liberar a Carrera.

"Cuando lo condenaron a 30 años, sentí algo de paz, porque pensé que se había hecho justicia", consideró. Describió a la resolución como "incomprensible", ya que a sus seres queridos "los mató el auto que conducía Carrera".

Posteriormente, desestimó la hipótesis de Carrera: "circuló tres cuadras a contramano, a 120 kilómetros por hora, esquivando colectivos, y, aunque él diga que estaba inconsciente por el balazo, yo no le creo, porque manejé toda mi vida y se que inconsciente no se pueden recorrer tres cuadras por una avenida, como la principal del barrio de Pompeya".

Finalmente, reclamó que "se haga un nuevo juicio, pero en donde quede establecido que fue lo que realmente pasó". Esperemos que así sea.