La Real Academia Española (RAE) define al toronjil o melisa como a una "planta herbácea anual, de la familia de las Labiadas, con muchos tallos rectos de cuatro a seis decímetros de altura, hojas pecioladas, ovales, arrugadas, dentadas y olorosas, flores blancas en verticilos axilares, y fruto seco, capsular, con cuatro semillas menudas. Es común en España, y sus hojas y sumidades floridas se usan en medicina como remedio tónico y antiespasmódico."

Esta planta que debe su nombre a la abeja de la miel, melissa en griego, por tener según la tradición un gran poder de atracción hacia estos insectos que nunca abandonarán un lugar donde el toronjil o melisa esté presente. En la época en que el azúcar era más elitista y antes de que se convirtiera en un producto de uso común, era la miel el endulzante más utilizado, por lo que el toronjil estaba muy apreciado.

Melissa officinalis: una planta medicinal

Melissa officinalis es el nombre científico del toronjil, es una planta perenne y muy resistente a todo tipo de clima. Planta aromática por excelencia, por este motivo se siembra como una planta ornamental al igual que otras plantas medicinales como la zarzaparrilla o smilax, la camomila o manzanilla o lavanda o espliego. Existe una variedad de melisa con hojas jaspeadas.

Sus hojas desprenden un aroma delicioso muy alimonado y embriagante, los jardines son lugares perfectos para plantar al toronjil a fin de aprovechar su maravilloso perfume.

Propiedades del toronjil o melisa: una hierba para la ansiedad

Según estudios demostrados, el toronjil es una de las plantas medicinales más eficaces contra la depresión. Hace unos 500 años se le conocía como “elixir de la vida”, y durante el siglo XVIII recuperó su popularidad como infusión para favorecer la longevidad.

Las propiedades de las infusiones de toronjil son un excelente calmante, y tomadas antes de acostarse propician el sueño. Son también eficaces contra los dolores menstruales. Su efecto es más intenso si se utilizan hojas recién cortadas.

El aceite de toronjil o melisa puede aplicarse como remedio externo para los herpes labiales (calenturas). También quemando unas gotas del aceite esencial de melisa sirve para ahuyentar a los insectos, asimismo, este aceite puede mezclarse al pulimento de la madera para perfumarla.

Y las inhalaciones efectuadas con el aceite esencial o las hierbas frescas del toronjil, se recomiendan para combatir trastornos respiratorios como la tos o la fiebre del heno.

La revista de fitoterapia.net indica sobre la Melissa officinalis que: "La Agencia Europea del Medicamento (EMA) recomienda su uso tradicional de la infusión y de los extractos hidroalcohólicos, por vía oral, en el tratamiento sintomático de trastornos digestivos: espasmos leves, distensión abdominal, flatulencia, así como en trastornos del sueño de origen nervioso, inquietud e irritabilidad".

Esta misma revista también indica en referencia al toronjil o melisa (enlace en inglés) que la Cooperativa Científica Europea en Fitoterapia (ESCOP, por sus siglas en inglés): "recomienda además el empleo del extracto acuoso por vía tópica en el tratamiento del herpes labial. Se ha descrito que el extracto acuoso seco estandarizado de hoja de melisa, aplicado por vía tópica en forma de crema, ejerce una actividad protectora frente a infecciones por virus del herpes simple, siendo mayor su eficacia cuanto antes se inicie el tratamiento".

Usos y beneficios del toronjil

Además de sus propiedades medicinales, los usos del toronjil en la cocina son variados, desde aromatizar el vinagre hasta picar sus hojas para añadir a las ensaladas, macedonias, compotas o natillas. Sus infusiones resultan deliciosas si se toman heladas, y en pastelería a las hojas de melisa las cristalizan con azúcar para decorar postres.

En cosmética, la infusión o té de la planta toronjil se puede utilizar como loción capilar o añadirse al agua del baño para perfumarla.

Las hojas de la melisa bien desmenuzadas también tienen beneficios para aplicar a la piel en casos de picaduras de insectos. Asimismo, con sus hojas frescas se puede confeccionar un aromático popurrí perfumado con su aceite esencial.

Planta de toronjil: cómo se cultiva

El emplazamiento ideal para el cultivo del toronjil es en un lugar ligeramente sombreado, pues su aroma disminuye si se planta en lugares demasiados soleados. La tierra debe ser fértil y estar drenada y bien abonada.

Es una planta fuertemente estriada y con un intenso aroma alimonado. Su tallo es duro y de sección cuadrada. Sus ramificaciones pueden llegar a alcanzar un metro de altura.

La melisa florece entre junio y agosto. Se propaga por semillas, que se sembrarán en la primavera, pudiéndose podar tras su floración. La recolección de las hojas de la planta melisa o toronjil puede hacerse en cualquier momento, pero es mejor hacerlo antes de que la planta haya florecido, y se dejan secar lentamente o se añaden frescas a un buen vinagre para aromatizarlo.

Por otra parte, es conveniente utilizar las hojas recién cosechadas, ya que si se las deja secar pierden propiedades medicinales y también aromáticas.

Si le ha gustado este artículo, puede utilizar los botones de Tweet, G+1 o Facebook para compartir con sus amigos en redes sociales. También me pueden seguir en TWTTER.