Claro está que fue un campeonato atípico, en el que, a diferencia de lo que suele suceder, no hubo un equipo que le pelee hasta las últimas instancias al campeón. Es por eso que el cuadro dirigido por Julio César Falcioni se consagró en el Torneo Apertura, cuando aún restan dos jornadas.

A los nueve minutos de iniciado el cotejo, tras un tiro de esquina ejecutado por Cristian Chávez y varios rebotes posteriores, fue Darío Cvitanich el que definió dentro del área chica, aprovechando que el arquero Cristian Luchetti se encontraba vencido, y convirtió el primer gol en la tarde de la consagración. Sería nuevamente el número 20, el que definiría con una volea y, ayudado por el desvío en un defensor, ampliaría el marcador, instantes antes de irse al descanso.

Apenas había transcurrido un minuto del complemento, cuando Diego Rivero sacó un formidable remate desde media distancia, y consiguió el 3-0, que sería definitivo, para que los Xeneizes den una nueva vuelta olímpica, luego de tres años de frustraciones. A los 64 minutos, ingresó Juan Román Riquelme en lugar de Rivero, y recibió la cinta de capitán, que hasta ese entonces había sido utilizada por Rolando Schiavi.

Formaciones y datos del partido

Boca Juniors: Orión, Roncaglia, Schiavi (Caruzzo, 87 min.), Insaurralde, Rodríguez, Somoza, Rivero (Riquelme, 64 min.), Erviti (Colazo, 85 min.), Chávez, Mouche y Cvitanich.

Director Técnico: Julio César Falcioni

Banfield: Lucchetti, Ladino (Toledo, 74 min.), Delfino (Pepe, 81 min.), V. López, Tagliafico (Rojas, 45 min.), Gómez, Quinteros, Carboni, Eluchans, H. D. López y Ferreyra.

Director Técnico: Ricardo La Volpe

Amonestados: Insaurralde y Chávez, en Boca. Gómez, en Banfield.

Árbitro: Héctor Baldassi

Estadio: Alberto J. Armando

Público: 50.000 personas, aproximadamente.

Boca, un campeón inobjetable

Mas allá de la ausencia de un rival netamente decidido a intentar arrebatarle el título, Boca Juniors ha cosechado excelentes resultados: en los 17 partidos disputados hasta el día de hoy, el flamante campeón cantó victoria en 11 ocasiones, empató seis veces, y no conoció la derrota. Además solamente recibió seis goles en contra, alcanzando un récord total. Y por si fuera poco, los de Falcioni pueden quedar como invictos, en caso de no caer en los dos enfrentamientos restantes, siendo algo que no sucede desde el Torneo Apertura 1998, cuando el Boca de Carlos Bianchi se adjudicó dicha competencia.

A pesar del mediocre arranque, con el empate en cero, en Bahía Blanca, frente a Olimpo, el equipo supo reponerse, y goleó en la segunda fecha (4-0) a Unión, con goles de Lucas Viatri, en dos oportunidades, Juan Román RIquelme y Nicolás Colazzo. También supo sumar de a tres en su visita a Rosario, con un 1-0 ante Newell´s. El clásico de la cuarta, contra San Lorenzo, fue empate en uno, y en la quinta, en otro clásico, volvió al triunfo frente a Independiente, en el Estadio Libertadores de América, también por 1 a 0, con la anotación de Rolando Schiavi. Tres victorias consecutivas, sobre San Martín, de San Juan (1-0), Lanús (2-1) y Estudiantes (1-0), precedieron al empate de la novena fecha, con Argentinos Juniors, 0 a 0 en el Estadio Diego Armando Maradona. En la décima batió a Tigre, en La Bombonera, por 1 a 0, y luego fue protagonista de un aburrido 0-0, ante Belgrano, en el mismo escenario. Consiguientemente, dos éxitos, contra Colón, por 2 a 0 en el Cementerio de los Elefantes, y Atlético de Rafaela, en casa por 3 a 1. El empate 0 a 0 frente a Vélez Sarsfield, en Liniers, intentó ponerle algo de suspenso a la definición del certamen, ya que en la fecha siguiente se daría el choque con Racing, su inmediato perseguidor, que también culminó 0 a 0. En la decimosexta, ya con posibilidades concretas de consagrarse, le ganó 2 a 1 a Godoy Cruz, en el Estadio Mundialista, de Mendoza, pero la coronación se hizo esperar, hasta la tarde de hoy.

Blandi y Cvitanich, los goleadores

Ambos delanteros fueron los máximos anotadores del campeón, con cuatro conquistas cada uno, estando bastante lejos del top scorer del Apertura, Rubén Ramírez (Godoy Cruz), que tiene 11 tantos. Detrás quedaron Lucas Viatri, con tres, y Rolando Schiavi y Walter Erviti, con dos.

Boca sumó su 24º estrella

La obtenida en el día de la fecha, se suma a los campeonatos de 1931, 1934, 1935, 1940, 1943, 1944, 1954, 1962, 1964, 1965, Nacional 1969 y 1970, Metropolitano y Nacional 1976, Metropolitano 1981, Apertura 1992 y 1998, Clausura 1999, Apertura 2000, 2003 y 2005, Clausura 2006 y Apertura 2008.