Con los calores del verano lo que menos apetece es un primer plato caliente. ¿Qué tal algo más fresco? Los tomates rellenos pueden ser la solución, ya que su elaboración no es muy complicada y se toman recién salidos del frigorífico.

Las propiedades nutritivas y medicinales del tomate

Además de la sencillez de esta receta, hay que añadir las extraordinarias propiedades, tanto nutricionales como medicinales, de esta hortaliza. Para empezar, es rico en vitaminas A y C, hierro, fósforo o potasio.

Es bajo en calorías, pero algo muy interesante y que no todo el mundo conoce es que el tomate:

  1. Es diurético y ayuda a expulsar, por tanto, las toxinas del cuerpo.
  2. Tiene un pigmento llamado licopeno que previene la aparición de enfermedades cardiovasculares.
  3. Según varios estudios médicos probados, el tomate, gracias al licopeno, ayuda a prevenir los cánceres de próstata y de mama.
Así que... ¡Hay que comer más tomate! Ya sea frito en salsa o crudo, es una hortaliza muy beneficiosa para la salud y se aconseja consumirla al menos una vez por semana.

Ingredientes para preparar tomates rellenos

(Para 2 personas):

  • 2 tomates de tamaño mediano.
  • 2 latas pequeñas de atún, preferiblemente en aceite de oliva.
  • Unas hojas de lechuga.
  • Mahonesa.
  • 1 lata pequeña de aceitunas rellenas (deshuesadas).
  • Palitos de mar (2 palitos por persona).
  • 1 bote o lata pequeña de yemas de espárragos.

Utensilios necesarios para hacer los tomates rellenos

  • Cuchillo.
  • Cucharilla.
  • Bol o plato hondo para mezclar los ingredientes.

El primer paso: vaciando los tomates

Lavar bien los tomates, bajo el agua del grifo.

Cortar con el cuchillo la parte superior de los tomates, de forma que quede una abertura superior en el tomate lo suficientemente grande como para introducir dentro una cucharilla. Imaginar que cortamos “la tapa” del tomate.

Introducir la cucharilla en cada tomate e ir sacando todo el contenido del mismo, de forma que el tomate quede hueco por dentro.

Reservarlos, si hace mucho calor, en el frigorífico.

Preparando el relleno de los tomates

Vaciar las latas de atún en aceite en un bol o plato hondo, retirando primero el aceite.

Cortar los palitos de mar en trozos pequeños y mezclar con el atún.

Lavar bien las hojas de lechuga y cortarlas también en trozos pequeños. Añadirlos a la mezcla de atún y palitos de mar.

Sacar las yemas de espárragos del bote o lata, y cortarlos en rodajas lo más finas posible. Mezclar con el resto de los ingredientes del bol.

Finalmente, añadir mayonesa a los ingredientes y mezclar bien, hasta que quede un relleno homogéneo.

Hora de rellenar los tomates

Con una cucharilla, ir rellenando los tomates que se han vaciado previamente con el relleno preparado..

Cuando todos estén rellenos, colocarlos en una fuente o plato.

Introducirlos en el frigorífico hasta la hora de ser servidos.

Algunos consejos para elaborar esta receta veraniega

Aunque esta es una receta base, se puede añadir a la mezcla del relleno otros ingredientes, como huevo cocido, gambas cocidas o maíz.

Esta receta se puede dejar preparada con horas o incluso un día de antelación, algo muy práctico si se tiene planes fuera de casa y no da tiempo a prepararlos justo antes de comer.

Se puede utilizar tanto mayonesa hecha en casa como comprada. Eso sí, consumir los tomates antes de un día después de su preparación.

Si queda en el frigorífico ensaladilla hecha del día anterior, se pueda utilizar ésta como relleno, en lugar del relleno que se utiliza en esta receta.

Tan solo resaltar las ventajas de esta receta. Es sencilla, económica, refrescante y muy práctica. Además, las beneficiosas propiedades del tomate hacen de ella un primer plato muy aconsejable.