En un partido no apto para cardíacos, Toluca gana en la instancia de penales a Santos Laguna luego de un parejísimo 0-0 durante 120 minutos. Santos Laguna tuvo más llegadas de gol, controló las acciones del partido, pero no pudo concretar en el marco rival. Toluca estuvo a punto de perder el juego en varias ocasiones, incluso en la tanda de penales. Al final, el nerviosismo hizo presa de los laguneros, que tuvieron todo en sus botines para ser campeones.

Partido de vuelta sin goles: marcador global 2-2

Luego de un cerrado 2-2 en el partido de ida en el estadio Corona, el partido de vuelta en el estadio Nemesio Díez estuvo lleno de emoción, dramatismo y muchísima lucha. Cualquiera que saliera campeón lo sería con merecimientos. Ambos equipos se entregaron en la cancha, pero sus esquemas defensivos impedían el éxito en la ofensiva. Los porteros Oswaldo Sánchez y Alfredo Talavera fueron claves para que el tiempo regular transcurriera sin goles, mientras que el calor y la altura de Toluca provocaron errores en ambas escuadras que no fueron capitalizadas.

Goles que no vuelven

Si hubo una característica de este partido de vuelta fue la poca contundencia de ambos equipos, esa que se hizo presente en las semifinales. Con excelentes ocasiones de gol, tanto mexiquenses como laguneros desaprovecharon las oportunidades para abrir el marcador. Del lado santista, Oribe Peralta, Vuoso y Carlos Darwin Quintero fueron los responsables de fallar consistentemente en la meta de los diablos, mientras que del lado de Toluca, Héctor Mancilla, Edgar Dueñas y Sinha hicieron lo propio.

El segundo tiempo fue nerviosismo puro, pues se sabía que el que metiera el primer gol seguramente sería el campeón. Al minuto 68, Héctor Mancilla tira a media altura y Oswaldo Sánchez rechaza; sin embargo le queda el rebote a Sinha que desaprovecha mandando el balón fuera de la portería santista. Santos respondía por parte de Carlos Quintero, quien se metió por el costado derecho y disparó raso. El portero Talavera desvió con la pierna y mandó a tiro de esquina. Al minuto 78, Oribe Peralta se filtra por la banda izquierda y fusila a Alfredo Talavera. Éste último salva su meta con la cara, arriesgando el físico. Ya en el minuto 90, Héctor Mancilla vuelve a tener una oportunidad de oro estando solo frente al portero, pero Sánchez resuelve oportunamente.

Tiempo extra: el cansancio afecta a los jugadores

Desde el inicio del partido hasta el comienzo de los tiempos extra, la temperatura había subido dos grados. El cansancio, el calor y la altura de Toluca se estaba apoderando de las acciones del partido. El nerviosismo fue el ingrediente principal de los dos lapsos. En el minuto 104, Santos asusta a la afición mexiquense cuando Carlos Quintero mete un tiro a ras de campo y obliga a Talavera a mandar el esférico a tiro de esquina. Al minuto 110, Sinha hace lo propio disparando de larga distancia. Oswaldo Sánchez lo tapa.

Alfredo Talavera fue la figura en los penales

Luego de 120 minutos intensos, emocionantes y nada contundentes, era hora de los penales. Fueron ejecutados en la portería donde se encontraba la porra del Toluca. El encargado de abrir la tanda fue el capitán rojo Sinha, tirándolo directamente al cuerpo de Oswaldo Sánchez quien desvió el esférico con una mano dejando intacta su valla. Luego le seguiría Juan Pablo Rodríguez; el tirador oficial de penales de Santos Laguna, lo tira raso y a la derecha y Talavera lo tapa. No obstante, el árbitro Armando Archundia decreta la repetición del tiro porque el portero de Toluca se adelantó. Esta vez "El chato" Rodriguez anota.

En la siguiente oportunidad anotaría por parte de Toluca Vladimir Marín, y de Santos Daniel Ludueña; para el tercer tiro Toluca fallaría por medio de Héctor Mancilla y Santos anotaba gracias a Jonathan Lacerda. En el siguiente penal la presión estaba con Toluca y Novaretti se encargaba de manejarla al hacer válido su tiro. Fue entonces cuando la suerte de Santos empezó a cambiar, Matías Vuoso se encargaría de fallar espantosamente el tercer tiro penal. Toluca consiguió marcar los dos penales siguientes por medio de Martín Romagnoli y Edgar Dueñas.

Y fue así que el nerviosismo se apoderaría de los dirigidos por Rubén Omar Romano y los dos últimos tiradores, Carlos Morales y Fernando Arce, también fallarían sus respectivos tiros, siendo este último tapado por Alfredo Talavera en la muerte súbita y el que le daría el título del Torneo Bicentenario 2010 al Toluca.

Toluca se convierte oficialmente en un grande del futbol mexicano

Con la consecución del décimo título de la liga mexicana, Toluca se pone a una estrella de empatar a las Chivas del Guadalajara como los equipos más ganadores de México. Los diablos rojos ya se pusieron a la par del América, quien también tiene 10 campeonatos. Además sobrepasa al Cruz Azul, quien tiene 8 y a los Pumas de la UNAM con 6.

Durante sus más de 50 años en Primera División, el Deportivo Toluca nunca ha descendido. Sus campeonatos conseguidos fueron en las temporadas largas 66-67, 67-68 y 74-75; mientras que en torneos cortos obtuvieron el título en el 98, 99, 00, 02, 05, 08 y ahora en el 2010.