Los tocadiscos, giradiscos o platos, están de moda nuevamente. Los defensores nostálgicos del vinilo afirman que la era digital ha restado calidez y autenticidad a la forma de escuchar música. Por eso, para volver a escuchar los LPs de antaño junto a tu pareja en San Valentín, un plato será un regalo ideal y perfecto, ya que es válido como obsequio para ambos sexos.

Un regalo original para el 14 de febrero desde 50 euros

Existen platos para todos los bolsillos. Desde 50 euros se puede regalar algún modelo de los más sencillos y económicos, disponibles en las grandes cadenas de venta de electrodomésticos, aunque los hay de todos los precios, dependiendo de su calidad, prestaciones, marca, etc.

Precio medio de un tocadiscos

El precio medio de un tocadiscos de una calidad aceptable, rondaría los 120-150 euros aproximadamente, aunque existen platos de altísima calidad que superan los 900 euros y, por supuesto, también el precio varía dependiendo de la marca comercial.

No es conveniente gastar una gran cantidad de dinero en un tocadiscos si no se van a utilizar todas sus prestaciones. Si te gusta esta idea como regalo para el día de los enamorados, debes saber que un plato de calidad media puede ser más que suficiente si el objetivo es simplemente recuperar el placer de escuchar música que ya se tenía casi olvidada por faltar un reproductor apropiado.

Recomendaciones para regalar un tocadiscos

A la hora de comprar un tocadiscos, es necesario saber cómo se va a utilizar. Si se dispone previamente de una cadena de música convencional, esta deberá tener una entrada auxiliar de audio para poder conectar el plato directamente y aprovechar los altavoces de la propia cadena sin que sea necesario comprar, ni conectar ningún otro elemento adicional.

Uno de los problemas de escuchar los antiguos vinilos en platos de baja calidad, es que el volumen de sonido puede ser demasiado bajo, incluso regulándolo a través de una cadena de música convencional. Es recomendable que el plato tenga su propio regulador de volumen para incrementar la ganancia y evitar este problema.

Por otro lado, si hay interés en conservar tus discos de vinilo en formato digital, el tocadiscos deberá tener incorporado un puerto USB para descargar el sonido.

Recambios para tocadiscos

Un aspecto importante para que este obsequio de San Valentín dure lo máximo posible es informarse sobre la existencia de los recambios necesarios para el futuro mantenimiento del tocadiscos, como son las agujas, las gomas en caso de los platos de tracción por correa, etc.

Modelos de tocadiscos para todos los gustos

En cuanto al diseño de los platos, existen modelos muy diferentes que se adaptan a todos los gustos, por lo que un tocadiscos puede ser el detalle perfecto para este próximo 14 de febrero. Desde los más modernos con estética DJ, hasta los de diseño retro y colores estridentes, pasando por los convencionales, cualquiera puede encontrar un modelo de tocadiscos según su gusto estético, sus necesidades y su poder adquisitivo.

Incluso existen algunos tocadiscos que incorporan elementos adicionales que pueden ser de interés, como lector de CD, radio, etc.

Ventajas de los tocadiscos modernos

Actualmente, la gran ventaja de los platos que se encuentran en el mercado es que muchos de ellos (excepto los más sencillos), están equipados con puerto USB, lo que facilita la posibilidad de grabar el sonido de los vinilos originales en formato digital, conservando así la música que quizá ya se daba por perdida.

Otros modelos incorporan una curiosa combinación de antigüedad y modernidad: además de reproducir los discos convencionales, cuentan con un puerto para el iPod, permitiendo escuchar la música almacenada en el mismo y también grabar en este dispositivo el contenido de los vinilos.

En conclusión, ahora puedes disfrutar de nuevo de tus viejos discos a un precio razonable y además hacer un excelente regalo de San Valentín a tu pareja, además de poder conservar tu música de siempre en formato digital.