Se sale de la ciudad de México se toma la autopista que va a Puebla hasta la desviación a Chalco y se sigue por la carretera a Cuautla, hasta llegar a Tlalmanalco, municipio pintoresco, lleno de cultura y excelente gastronomía, se ha especializado en la elaboración de platillos típicos, como el conejo. Los límites municipales de Tlalmanalco son: al Norte, Chalco, Ixtapaluca y Cocotitlán; al Sur con Tenango del Aire, Ayapango y Amecameca; al Oriente con Puebla y al Ponente con Temamatla.

Breve historia de Tlalmanalco

En su territorio vivieron los olmecas xicalancas, mismo grupo que habitó en Cacaxtla y Cholula. Posteriormente llegaron a la región los toltecas, chichimecas y nonohualcas o chalcas, de éstos últimos su principal deidad era Tezcatlipoca. El señorío de Tlalmanalco se fundó en 1336.

Chimalpahin, menciona que la región Chalca tenía como cabeceras Tlalmanalco, Amecameca, Chimalhuacán y Tenango. En 1465 el Chalcayotl cayó bajó el poder los mexicas. En Tlalmanalco se encontró la escultura del dios Xochipilli o de las flores, que está en el Museo Nacional de Antropología, en la sala mexica, aunque como se ha visto el grupo era en realidad chalca.

Fue encomienda de Hernán Cortés hasta que en 1530 pasó a la Corona como corregimiento. Fue uno de los sitios preferidos del primer custodio franciscano en la Nueva España, fray Martín de Valencia, que convirtió a este lugar en uno de los principales focos de eremitismo y evangelización junto con Amecameca. El cuerpo de fray Martín de Valencia, estaba incorrupto, pero fue objeto de hurto y nunca se supo su paradero.

Iglesia de san Luis obispo de Tolosa

Iglesia fundada por fray Juan de Ribas, en 1525. Su altar mayor de estilo salomónico dedicado a san Luis obispo, que presenta imágenes de santos del Evangelio y de la orden franciscana. Pinturas sobre la Crucifixión, el beso de Judas, la circuncisión de Jesús y la visitación de la virgen María a santa Isabel. Existen retablos dorados dedicados a san José, la Asunción de María, vida de la Virgen María y Jesús Nazareno, éste último con pinturas de Juan Correa. La portería de la iglesia con siete arcos, que simbolizan los siete dones del Espíritu Santo. A su lado está la capilla del tercer orden franciscano, es decir, los seglares.

Destaca su capilla abierta es una de las muestras magnas del arte indígena, se compone de cinco arcos, con columnas románicas. Con temas de escatología de un lado se representa a la vida y del otro a la muerte. Se muestran relieves de ángeles pasionarios, sirenas, flores, león, monos, demonios, cráneos, huesos, rostros de hombres muertos y vivos. Escenas desgarradoras para mostrar que la lo mundano es efímero y que lo fundamental es alcanzar la salvación eterna. Otros elementos que se observan son relieves fitomorfos, imágenes del Padre Eterno, querubines, monogramas de Jesucristo, el escudo franciscano.

Hospitales, haciendas, portales y fábrica de papel

En lo que actualmente es la presidencia municipal estaba el Hospital de Nuestra Señora de Guadalupe, fundado por la congregación betlemita, en el siglo XVII. Todavía se puede observar el nicho en que aparece la escena del Nacimiento de Jesucristo y la espadaña para tres campanas.

La casa de cultura y el museo Xochipilli, muestran algunas esculturas indígenas, fotos históricas del municipio. Los portales de la plaza principal son del siglo XVI. En la región se ubicaron haciendas y la fábrica de papel san Rafael que se estableció en 1858, que en su época fue la más importante del país. Sus actividades se suspendieron durante la Revolución Mexicana, ya que fue una región de influencia de Emiliano Zapata, se reanudó la fabricación en 1920. En sus instalaciones de estilo francés está el museo del papel. Desde ese punto se puede iniciar la práctica del alpinismo hacia el Iztaccihuatl.

Las principales fiestas de Tlamanalco son el 19 de agosto día de san Luis obispo y el 24 de octubre en que se celebra san Rafael Arcángel. Se puede hacer un recorrido de turismo cultural aprovechando la cercanía de los otros municipios como Amecameca, Ozumba, Atlautla, Tepetlixpan, entre otros.