Conocer los tipos de coma ayuda a usar correctamente los signos de puntuación, no solo desde el punto de vista sintáctico, sino también desde el punto de vista estilístico y expresivo.

Coma enumerativa

Es la coma que se utiliza para separar palabras o frases que cumplen la misma función gramatical en la oración. Por ejemplo: En el cuarto hay cuadros, sillones, sillas y alfombras. Las conjunciones y/e/u, o, ni, sustituyen a la coma antes del último miembro de la enumeración.

Uso de la coma delante de las conjunciones y, e, u, o y ni

Cuando la enumeración es completa, delante de las conjunciones no debe escribirse la coma: ¿Quieres agua, vino o cerveza? En cambio, si la enumeración es incompleta, no se escribe la conjunción antes del último término, sino la coma: Tenía muchos colores: rojo, blanco, azul, etc. Sin embargo, existen casos en que sí es correcto usar la coma antes de la conjunción, como por ejemplo cuando hay una secuencia enumerativa que enlaza con el predicado anterior y no con el último miembro coordinado: Pagó las peras, las manzanas y las uvas, y salió de la verdulería. Cuando en un enunciado se enlazan miembros equivalentes y el último término no pertenece a la misma serie, se escribe coma delante de la conjunción: Lustraron los muebles, pintaron las paredes, pusieron cuadros nuevos, y quedaron satisfechos con el resultado.

Coma vocativa

Cuando los sustantivos funcionan como vocativos, es decir, que sirven para llamar o nombrar a un interlocutor, se utiliza la coma: Juan, no me gusta que vuelvas tarde; Limpiad la habitación, niños; Tienes que saber, hijo, cuánto te quiero. Los enunciados muy breves, como por ejemplo Sí, señor; aunque la pausa no se refleje en la lectura, se deben escribir con coma.

La coma en locuciones conjuntivas

Es necesario usar la coma delante de locuciones que unen las oraciones de una oración compuesta, en los siguientes casos:

El uso de la coma en oraciones adjetivas explicativas

Los adjetivos colocados después del sustantivo y que sean explicativos, llevan la coma antepuesta: La casa, que está al pie de la montaña, es muy hermosa (se explica que la casa de la que se habla está al pie de la montaña). En cambio, si el adjetivo tiene función especificativa, no es correcto escribirlo entre comas: La casa que está al pie de la montaña es muy hermosa (se especifica que, de entre todas las casas en un área determinada, se habla de la que está al pie de la montaña).

Los tipos de coma y ejemplos citados en este artículo, corresponden a sólo algunas de las normas de uso de la coma establecidas por la Real Academia Española.