Entretenimiento, música, cine, espectáculos de broadway, restaurantes, tiendas y mucha diversión es lo que llega a la mente de todos cuando escuchan el nombre de “Times Square”. Multitudes de turistas llegan guiados por la magia de los miles de anuncios luminosos y el afán de conocer el punto clave de la capital del mundo, New York City. Sin embargo lo que no se imaginan es que este sitio, es más que un derroche de luminiscencia, pues la historia de Times Square encierra más que espectáculos de teatro.

El porqué del “cuadrado”

La pregunta que llega a la mente al conocer la anatomía de este icono del mundo capitalista, es por qué, si no tiene forma de cuadrado tal como se puede ver en el mapa de la zona colocado debajo de este artículo, se usa el término “Square” para nombrársele, y la respuesta a ello está directamente en su ubicación. Times Square se localiza exactamente en la calle 42 con séptima avenida en Manhattan, en la intersección de la Broadway con esta misma.

En New York City, la avenida Broadway es una de las más importantes de todo Manhattan, por lo mismo cuando ésta hace un corte con otra avenida principal, como la quinta avenida con la cual conforma el Madison Square por ejemplo, forma un área a la cual los Neoyorquinos han denominado “Square.”

El inicio

Al escuchar sobre el punto más famoso de todo Estados Unidos, uno no se imaginaría que su nombre o lo que hoy es este, tuviera relación con una de las publicaciones más prestigiosas del mundo, “The New York Times”. La historia se remonta a 1904, cuando Adolph Simon Ochs, en esa época dueño de “The New York Times”, decide mover la sede principal de la publicación a un rascacielos conocido como “The Times Tower”, ubicado en un área llamada Longacre Square, situada en la calle 42 con la avenida Broadway.

Al mismo tiempo, el New York Times bajo el mando de Ochs, ejerce presión sobre el gobierno de la ciudad para que una estación del metro sea construida debajo del edificio. Finalmente lo logra y luego de una donación, consigue que Longacre Square, sea renombrado como Times Square.

Semanas después de este incidente, el 8 de Abril de 1904, el primer anuncio eléctrico aparece en la calle 46 en la esquina de un banco, permitiendo que, con el paso de los años y con la aparición de teatros, hoteles, restaurantes, bares y centros musicales, se convirtiera en una de las áreas más deseables de todo Manhattan en su tiempo.

Época de esplendor

Durante las décadas de los años 1910 y 1920, Times Square fue conocido como el distrito de las premieres, pues fue en este lugar en donde solían presentarse numerosas obras dramatúrgicas en todos los teatros ubicados en dicha área. Uno de los teatros insignia construidos a finales de la década de los veinte, específicamente en 1926 fue el Paramount Theater. Este edificio constituía una de las sedes generales de la productora Paramount Pictures, aunque actualmente es el Hard Rock Café el cual se encuentra en dicha construcción declarada como patrimonio de la ciudad.

La importancia y prestigio de esta zona llegó a tal punto, que las fuerzas militares estadounidenses, terminaron construyendo un cuartel de reclutamiento entre la séptima avenida y la Broadway, convirtiéndose este en el cuartel de reclutamiento más famoso en la historia de Norteamérica, y en uno de los que más jóvenes ha enlistado en las fuerzas armadas de dicho país.

Sin embargo a pesar de su airada reputación y buen nombre, Times Square pronto empezaría a recorrer el camino hacia la degradación, marcado por décadas oscuras de sexo, drogas, violencia y prostitución. El recorrido hacia la decadencia lo inicia desde la época de la prohibición seguida por la gran depresión que no hizo más que acentuar la pequeña gran crisis que este maravilloso lugar, hogar de los mejores teatros, los más lujosos restaurantes y sitio favorito de la élite, empezaría a enfrentar.

A pesar de la mala fama que tomaría en las siguientes décadas hasta finales de los años ochenta y principios de los noventa, Times Square siguió conservando ese algo que atraía multitudes a través de los tiempos, tema que se retomará en una próxima entrega.