En lo concreto, la literatura es la transformación de la realidad en signo. Desde los tiempos antiguos en los que las obras literarias se transmitían de forma oral, los autores tenían que hacer una abstracción de lo que conocían para así procesarlo según su experiencia y después transmitirlo.

Para la literatura escrita es lo mismo, el escritor vive la realidad y la modifica según su experiencia, dándole importancia a ciertos temas y dejando otros de lado, percibiendo los sucesos en su particular manera o imaginando realidades alternativas con base en las realidades recibidas, para después plasmarlo en papel por medio de los signos que son las letras.

La literatura y la transformación del espacio - tiempo

Ya que la ecritura es la expresión de la realidad de un autor, siempre tiene que ser concebida teniendo como parámetro el tiempo. El ser humano vive dentro de esa dimensión temporal y no puede transmitir una serie de sucesos, imaginarios o no, a menos que lo haga en cierta secuencia, que no siempre tendrá que ver con el concepto lineal del tiempo que se tiene generalmente en occidente.

En el caso de la pintura y la escultura, por ejemplo, el parámetro es el espacio, un artista plástico de estas especialidades no puede plasmar todo de una sola vez, solo lo que sucede en el aquí y ahora ya sea en el exterior o en su imaginación, su limitación es el tiempo del que solo pueden usar un punto en la línea o ciclo que va recorriendo.

Los conceptos de espacio y tiempo en la física moderna

La física moderna nos ha traído un, ya no tan nuevo, concepto que modifica la forma en la que se concibe el universo. A diferencia de la física clásica, que ha tratado al tiempo y al espacio como dos conceptos disasociados, el espaciotiempo de la física moderna plantea la existencia de cuatro dimensiones, tres espaciales y una temporal que van unidas y donde suceden las cosas.

Es decir, la realidad tiene ancho, alto, largo y tiempo, y estos cuatro elementos no se pueden separar uno del otro si se quiere llegar a tener una noción cercana de lo que es real, así como no podríamos dejar a un lado, en la concepción de espacio, la altura de un objeto por ejemplo, que aunque se puede representar en dos dimensiones, al extraer una persona la información sobre el objeto dibujado, esta no estaría completa si no se viera el objeto físicamente.

La ciencia le construye puertas a la literatura

Dado lo anterior, hay un gran campo que explorar. Ya no solamente la escritura puede ser estructurada con base en sucesos ordenados temporalmente, ahora debe combinar el espacio con el tiempo, ya no será el espacio dominio de artes como la pintura ni el tiempo de la literatura, sino que surgen otros retos, poco explorados por los escritores.

No será empresa fácil, ya que para entender las teorías cuánticas y de la relatividad se necesitan ciertos conocimientos técnicos, y sobre todo, es necesario borrar los paradigmas que la propia biología ha arraigado en el ser humano.

Un ejemplo de las limitaciones biológicas es que vemos el mundo en tres dimensiones, nuestro ojo no esta adaptado para percibir el tiempo, si es que el tiempo puede percibirse por medio de la luz, lo que hace que a la psique de una persona le resulte difícil el concebir una cuarta dimensión.

El concepto espacio - tiempo: un reto para la literatura

Si el tan solo pensar en un sistema donde tiempo y espacio están unidos tiene cierto grado de dificultad, entenderlo resultaría mucho más difícil, si hablamos de expresarlo por escrito y ponerle los atributos necesarios para convertirlo en literatura parecería una tarea poco menos que imposible.

Sin embargo, nadie ha dicho que la creación sea fácil, una de las razones para que muchas obras de arte hayan obtenido su reconocimiento es por que transmiten ideas, sentimientos, emociones, etc. que nadie ha podido hacer llegar de la manera en que esa obra en particular lo hace, tal es el trabajo de los artistas, transformar y trasgredir una realidad cambiante y nueva en la percepción de la humanidad, a la cual primero tienen que saludar de mano.