Es una obviedad que estamos delante un jugador que puede llegar muy lejos en el mundo del fútbol. Su gran gol con la selección española sub’21 en la final contra Suiza, con un lanzamiento de falta a 40 metros de la portería, corroboró ya su clase demostrada con el Barça B y en algunos partidos con el primer equipo. En partido disputado este pasado sábado en Los Ángeles contra el Manchester United marcó otro golazo desde fuera del área en el que De Gea no pudo hacer nada. El Barcelona perdió 2-1 contra los ingleses.

Un jugador con mucha clase

Thiago Alcántara do Nascimento, nacido el 11 de abril de 1991 en Bari, cuando su padre jugaba en Italia, es un futbolista brasileño pero que cuenta con la nacionalidad española. Thiago eligió jugar en la selección española, a pesar que pudo hacerlo en la italiana o en la brasileña. De todas formas, Thiago aún podría jugar con la camiseta ‘canarinha’.

En Brasil aún tienen la esperanza de ver jugar al hijo de Mazinho con su selección. Los comentaristas de la ESPN de Brasil, que ofreció en directo el Bayern-Barça, se volvieron locos con el juego de Thiago. En repetidas ocasiones le pidieron a su seleccionador, Mano Menezes, que convocara al centrocampista. Pero si Thiago juega el partido con la selección española absoluta el próximo 7 de septiembre frente a Liechtenstein, ya no podrá hacerlo con la de Brasil. Lo que es seguro es que le hará jugar su primer partido oficial el 7 de septiembre, en Logroño frente a Liechtenstein. De hacerlo, le cerraría definitivamente las puertas de Brasil.

Hijo de Mazinho

Este centrocampista es hijo de un ex futbolista de Valencia y Celta, Mazinho, un gran medio centro de la selección brasileña con quien fue campeón del mundo en Estados Unidos ’94. También es hermano mayor de Rafael Alcántara, ‘Rafinha’ otro jugador de fútbol de la cantera del Barcelona.

Esta semana Thiago demostró en la final de la Audi Cup contra el Bayern de Munich que es un futbolista con mucha clase, talento y capacidad goleadora. Incluso han surgido voces en el barcelonismo que el fichaje de Cesc Fábregas es ahora prescindible ante la calidad del centrocampista de origen brasileño y el precio que pide el Arsenal londinense. Otras opiniones indican que Thiago es aún un futbolista joven y al Barça le interesa un jugador ya hecho, con experiencia y también gran calidad como Cesc.

Lo que es indudable es que Thiago es un jugador que le va como el anillo al dedo el juego del FC Barcelona, tal como opinan la mayor parte de los medios comunicación de todo el mundo. Pero Pep Guardiola está intentando que Thiago no le suba la soberbia y el egocentrismo, cosa que sucede en muchas ocasiones en jóvenes de veinte años.

Trayectoria

Thiago empezó a jugar en las categorías inferiores del Flamengo. Cuando su padre fichó por el Valencia, el actual jugador del Barça también se vino a España. Después se mudó a Vigo al fichar Mazinho por el Celta. Tiago jugó en el Nigrán FC, un club de Pontevedra, y después al Kelme CF, segundo equipo del Elche. Alcántara ya estaba siendo punto de mira de los grandes equipos españoles pero al final fue el FC Barcelona quien lo ficho para el Cadete B.

En el 2007 jugaba en el juvenil y que ya fue tentado por otros clubes europeos, entre ellos el Chelsea, cuando todavía tenia 16 años pero finalmente su padre prefirió que se quedara en el club azulgrana. En aquellos momentos jugaba tanto al Juvenil como en el Barça B que entrenaba Pep Guardiola. Un año después ya era un habitual en las alineaciones de Luis Enrique en el Barça. A pesar de tener una lesión que lo apartó tres meses de los terrenos de juego, Thiago demostró su clase.

Un Thiago que debutó en el primer equipo en la temporada 2008-09 contra el Mallorca. En la campaña 2009-10, Guardiola lo convocó en algunos partidos y jugó en partido de Copa del Rey contra el Sevilla. Además marcó su primer gol en partido de liga contra el Santander. En aquella temporada subió con el Barça B a Segunda División A después de derrotar en el play off al Sant Andreu.

Durante la pasada temporada contó un poco más en los planes de Guardiola. Incluso debutó en la Champions League contra el Rubin Kazan en el Camp Nou, siendo elegido el mejor jugador del partido según la UEFA. En junio de 2011, Thiago renovó su contrato con el Barcelona hasta 2015, con una cláusula de rescisión de 90 millones de euros.

Un jugador que ya pasado por todas las categorías inferiores de España y que también puede ser una pieza fundamental para la absoluta, tal como demostró en la Eurocopa Sub-21 disputada este año en Dinamarca.