Los tiempos no son los más afortunados para "The Event" en uno de sus últimos capítulos, "Turnabout". Si bien la historia está escrita hace tiempo, en el transcurso de este episodio encontraremos referencias a lo que está ocurriendo en Japón.

Antes de entrar en mayores detalles, repasemos de qué se trata una de las series que más promete para este 2011.

¿De qué se trata "The Event"?

En los últimos meses del 2010, época de estrenos y lanzamientos, la cadena NBC lanzó una nueva apuesta a la audiencia de la mano de "The Event", una serie de ciencia ficción que pretende ocupar el gran lugar que dejó "Lost".

"The Event" se convirtió de esa manera en uno de los shows más ambiciosos, intentando repetir el gran éxito de la obra maestra de J. J. Abrahams. Un nuevo elenco, diversificado llevará adelante historias complejas que se irán desarrollando en paralelo a grandes conspiraciones y instalaciones secretas. Más allá de que sea o no la heredera del fenómeno "Lost", "The Event" promete un evento de consecuencias globales que cambiará la vida de todo el planeta.

La historia comienza alrededor de Sean Walker, interpretado por Jason Ritter, quien busca a su novia desaparecida, descubriendo detrás del secuestro la mayor conspiración de todos los tiempos.

El capítulo desafortunado: "Turnabout"

En este episodio, seremos testigos de un intento de parte de los malos de apropiarse de barras de uranio, combustible que se utiliza en las centrales nucleares. Thomas, uno de los personajes de la serie, intentará robar las barras de combustible y en una trágica referencia al pasado. Se atribuirá, tiempo atrás en 1986, la responsabilidad de la tragedia nuclear de Chernobyl.

El gobierno, en un intento de simular los posibles escenarios, toma los parámetros de dispersión de la radiación en el accidente nuclear en Ucrania y hace una proyección de lo que podría ocurrir si circunstancias similares se dieran en la central que está en juego, en territorio de los Estados Unidos. Finalmente, el gobierno toma las decisiones necesarias para evitar una nueva catástrofe y todo termina de una mejor manera.

Queda más que claro que los escritores y productores responsables de la serie no podrían haber previsto la tragedia del terremoto en Japón y su posterior crisis nuclear que mantendría a todo el mundo en vilo.

Algunos podrían objetar que NBC, la cadena responsable de "The Event", podría haber suspendido la transmisión del episodio, aunque otros insisten en que la referencia es casual y muy breve. Una vez más, la realidad superaría la ficción.