La historia del Acolhuacan tiene sus orígenes a finales del siglo XII, con la llegada al valle de México de los chichimecas de Xolotl. En un principio el territorio ocupado por su gente se llamó Chichimecatlalli, es decir, la tierra chichimeca y tuvo por capital a Tenayuca, al norte del valle de México, en el actual municipio de Tlalnepantla de Baz. Esta región ocuparía lo que hoy son los Distritos de Cuautitlán, Tlalnepantla y Texcoco.

Durante varios siglos se dio un proceso de aculturación entre los chichimecas y los habitantes que poseían cultura tolteca. Posteriormente los chichimecas más jóvenes fueron adoptando la vida sedentaria, lo que provocó la chichimecayaotl (guerra chichimeca), entre la gente de Coatlinchan con los habitantes de Tepetlaoxtoc, ganando los primeros. Uno de los descendientes de Xolotl, llamado Quinatzin luchó al lado de de Huetzin, razón por la cual el primero recibió en recompensa, el señorío de Texcoco, que pronto desplazaría a los tlahtocayotl de Tenayuca, Huexotla y Coatlinchan.

El Acolhuacan esplendor cultural de Texcoco

Los habitantes de la Chichimecatlalli tuvieron que enfrentarse a la expansión tepaneca, encabezada por Tezozomoc; pero poco después, Azcapotzalco perdería la hegemonía al caer su tlatoani Maxtla. Nezahualcoyotl se unió a Itzcoatl y después agregaron al señor de Tlacopan, formando una Triple Alianza, que le permitió a México quedar en el lugar de Culhuacan, mientras que Tlacopan en el de Azcapotzalco y Texcoco ocupó el sitio simbólico que antes habían tenido Tula y Coatlinchan. Para Texcoco fue esto un gran triunfo, porque además de su origen chichimeca ahora se le agregaba la herencia tolteca de Xicocotitla y acolhua, de Coatlinchan.

Surgió entonces el esplendor del Acolhuacan - Texcoco con reyes como Nezahualcoyotl y Nezahualpilli. Su extensión llegaba hasta Meztitlán y el Mar de Norte, esto es Tuxpan.  El Acolhuacan ocupaba parte de los actuales estados de México, Morelos, Hidalgo, Tlaxcala, Puebla y Veracruz.

Se cultivó la música, la poesía, la pintura de los códices y sus principales filósofos llegaron a la conclusión de que existía un solo Dios al que llamaron Tloque Nahuaque, basándose en Quetzalcoatl. Texcoco llegó a ser como la Atenas de América.

Etimología de Texcoco Acolhuacan

La palabra Texcoco quiere decir: “en las jarillas de los riscos” y Acolhuacan, “lugar de tierra de hombrudos o altos”. Es importante aclarar que la gente de Texcoco en la época prehispánica fue acolhua, no mexica, ya que tenían historia, linaje y cultura diferentes.

Ubicación geográfica de Texcoco

El municipio de Texcoco se encuentra al oriente del Estado de México, era la ribera del ya desaparecido Lago de Texcoco. Tiene una extensión de 503.5 kilómetros cuadrados y sus límites son al norte con Tepetlaoztoc, Papalotla, Chiautla, Chiconcuac y Atenco; al sur con Ixtapaluca, Nezahualcoyotl, Chicoloapan y Chimalhuacan; al oriente con Tepetlaoxtoc, Tlaxcala y Puebla y al poniente con Nezahualcoyotl.

La cabecera del municipio es la ciudad de Texcoco de Mora, situada a 19º 30’ y 52” de latitud norte; 98º 52’ 58” de longitud oeste y 2.278 metros de altitud. Dista de la capital de la república a una hora de camino.

Vestigios arqueológicos

Texcoco conserva varios sitios arqueológicos para practicar el turismo cultural. Al poniente de la cabecera se ubica Tocuila donde se han encontrado restos de mamuts. En el centro de Texcoco se encuentra la zona llamada: Los Melones, que se considera sería las ruinas del palacio de gobierno del tlatoani del Acolhuacan. El Cerro de Texcontzingo, se ubican los baños de Nezahualcoyotl, quien empleó la técnica de los vasos comunicantes para llevar agua del lago de Texcoco hasta su aposento, desde donde se admira una hermosa vista del Valle de México.

Huexotla, lugar situado a 4 kilómetros al sur de Texcoco y a 3 kilómetros al norte de Coatlinchan. La zona arqueológica conserva un buen número de estructuras piramidales, entre las que sobresalen las conocidas como La Estancia, La Comunidad y La muralla que tiene una longitud de 171. 60 metros. Lo que indica que era una ciudad amurallada, para protección de la misma.

Coatlinchan, en el cerro Tlaloc se han encontrado figuras y basamentos, ya que aquí se celebraba un importante ritual que encabezaban los señores de México, Texcoco y Tlacopan. De este cerro se trajo la escultura de Chalchiutlicue que se encuentra afuera del Museo Nacional de Antropología e Historia.

Códices Texcocanos

Se han conservado tres códices de la región Acolhua denominados: Xolotl, El Tlotzin y El Quinatzin. En los cuales se habla de la historia de la región. Se localizan en la Biblioteca Nacional de París. El primero nos proporciona información histórica que va desde la llegada de los chichimecas de Xolotl hasta la persecución de Nezahualcoyotl.

El Mapa Tlotzin se divide en tres partes: toponimia de los principales lugares del Acolhuacan, proceso de aculturación y genealogía de los señores de Tezcoco, Huexotla y Coatlinchan. Mientras que el Códice Quinatzin, muestra cómo era la organización sociopolítica de Texcoco en la época de Nezahualcoyotl.