Se considera como tormenta al fenómeno meteorológico parte de la evolución de un ciclón tropical. La intensidad de las tormentas se mide a través de una tabla conocida como "escala de Beaufort", es una escala numerada del 0 al 12, en la que 0 es el valor con menor intensidad y 12 el mayor, cuando la intensidad se ubica entre 10 y 12 ya se habla de un huracán, fenómeno de mayor intensidad y velocidad de viento.

Con un número de la escala bajo, menor de 7 comprende un primer nivel (depresión tropical), luego el segundo nivel (tormenta tropical) hasta llegar al tercer nivel y más peligroso (huracanes). Es decir que las lluvias torrenciales con vientos no tan veloces estarían ubicadas en la escala de una depresión, en consecuencia las tormentas y huracanes son producto de la evolución paulatina de estos vientos.

Origen de los nombres de los huracanes

Causa curiosidad observar que las tormentas y huracanes en la mayoría de los casos son bautizadas con nombres de personas, pudiera creerse que hace referencia o es en honor a los especialistas que estudian esta materia, sin embargo, nada más alejado de la realidad, estos fenómenos son llamados de cierta forma tomando como base el orden de aparición en el año y en términos del alfabeto. Esto de acuerdo a la relación determinada para todo el año por el Comité de Huracanes de la Asociación Regional.

En principio los huracanes eran nombrados tomando en cuenta el santo del día en que se desarrollaba el mismo, ya más hacia el siglo XIX y principios del siglo XX, el australiano Clement Wragge utilizó un nombre de mujer para referirse a los mismos. No obstante, en 1953, en Estados Unidos se decidió abandonar este método por considerarlo confuso y poco útil, ideando para ello el uso del alfabeto fonético (Able, Baker, Charlie) dando píe al nuevo alfabeto fonético internacional.

Nombres alternos de hombres y mujeres para los huracanes

Esta práctica cambio a partir de 1978 cuando la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Servicio Meteorológico de Estados Unidos (National Weather Service) incorporaron nombres alternos de hombres y mujeres. Cada año, se prepara una lista potencial de nombres para la venidera temporada de huracanes. La lista contiene un nombre por cada letra del alfabeto (las letras Q, U, X, Y, Z no se incluyen debido a que pocos nombres empiezan con esas letras). Estas listas son recicladas cada seis años y se reemplazan los nombres cuando el nombre de un huracán ha sido retirado.

Los nombres de huracanes muy destructivos se retiran, quedando en los registros históricos, y son sustituidos por otros que inician con la misma letra. La lista de nombres elaborada por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Servicio Meteorológico de Estados Unidos (National Weather Service) para los años 2010 - 2013 en la Cuenca del Atlántico (Golfo de México+Mar Caribe+Océano Atlántico) son:

2010: Alex, Bonnie, Colin, Danielle, Earl, Fiona, Gaston, Hermine, Igor, Julia, Karl, Lisa, Matthew, Nicole, Otto, Paula, Richard, Shary, Tomas, Virginia, Walter.

2011: Arlene, Bret, Cindy, Don, Emily, Franklin, Gert, Harvey, Irene, Jose, Katia, Lee, Maria, Nate,Ophelia, Philippe, Rina, Sean, Tammy, Vince, Whitney.

2012: Alberto, Beryl, Chris,Debby, Ernesto,Florence, Gordon, Helene, Isaac, Joyce, Kirk, Leslie, Michael,Nadine, Oscar, Patty, Rafael, Sandy, Tony, Valerie, William.

2013: Andrea,Barry, Chantal, Dean, Erin, Felix, Gabrielle, Humberto, Ingrid, Jerry, Karen, Lorenzo,Melissa, Noel, Olga, Pablo, Rebekah, Sebastien, Tanya, Van, Wendy.

Tormenta Julia y huracán Igor

La tormenta Julia se desplaza hacia el noroeste con una velocidad de 19 Kilómetros por hora, y se espera que en las próximas horas gire su trayectoria e incremente su velocidad. Esta tormenta tropical está situada sobre el este del océano Atlántico, y es la quinta de la temporada que se ha convertido en huracán, así lo informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU.

Por su parte, el potente huracán Igor continúa desplazándose por el Atlántico central con vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros y una presión central de 945 hectoPascal, este continúa alejándose de las islas africanas de Cabo Verde y ya se encuentra a 535 kilómetros de ese archipiélago. El centro del huracán Igor fue localizado a 1.300 kilómetros al Este de las Antillas Menores y se mueve con rumbo oeste a unos 17 kilómetros por hora con vientos máximos de 240 kilómetros por hora.

Los vientos y fuerte marea generados por Igor "comenzarán a sentirse en las islas Antillas menores este martes y alcanzarán Puerto Rico y las islas Vírgenes entre la noche del martes y el miércoles", advirtió el CNH.

La temporada de huracanes en el Atlántico norte se desarrolla durante seis meses entre junio y noviembre, y el mayor número de ciclones se forma en septiembre y octubre, período considerado como el pico de la estación.

Precauciones ante tormentas y huracanes

Generalmente ante un fenómeno natural devastador las consecuencias son graves y en la mayoría de los casos se traducen en pérdidas materiales y humanas lamentables, algunas veces es difícil prevenirlas. No obstante, las autoridades competentes despliegan alertas tempranas con el fin de generar inquietud en la población y por consiguiente prevenir desastres, para ello sugieren en el núcleo familiar contar con un plan de emergencia, donde se establezca el lugar en cual se pasará la tormenta y dónde se encontrará el lugar de reunión luego de algún desastre.

Igualmente, contar una radio portátil y todo lo que ésta necesite, como por ejemplo, contar linternas o velas, fósforos, agua en botellas, comida en lata y algunas herramientas que podrían ayudar a salir del aislamiento. Entre ellos se puede contar con un hacha y cuerdas, entre otros.