Se cree que los normandos, llegaron desde Groenlandia hasta América, tierra que llamaron Wineland .

Casi con certeza puede decirse que los fenicios, conocidos navegantes de la antigüedad también pudieron llegar a América, Lo acredita el fragmento de un mapa llamado de Piri-Reis absolutamente veraz respecto de conocimientos anteriores, al descubrimiento de Cristóbal Colón- este mapa trazado sobre la piel de una gacela- fue realizado hacia 1513, por un almirante y cartógrafo otomano -natural de Turquía- de cuyo nombre ha sido tomado la denominación del mapa Piri Reis

Permanece en un Museo de Estambul, Turquía, cuya visión es difícilmente accesible para el público. Sin embargo, con toda seguridad son copias sobre copias de antiguos mapas, anteriores a Alejandro Magno, que podían haber sido realizados por los primeros fenicios, famosos por sus barcos y sus conocimientos de navegación.

Otros indicios

El profesor Bernardo Graiver, erudito argentino, experto en temas orientales, logró reunir una enorme colección de inscripciones encontradas en Santiago del Estero (Argentina) hechas por pueblos del Asia menor, en siglos y aún milenios antes de Cristo.

Cientos de estas inscripciones corresponden a palabras arameas escritas en dos alfabetos, perfectamente conocidos por especialistas en temas orientales: el fenicio de Biblos y el hebreo arcaico.

"Muchas de estas inscripciones se hallan en los museos argentinos de Santiago del Estero y de la Rioja, y como es natural, una infinidad, aún yace sepultada en los extensos yacimientos arqueológicos del Chaco santiagueño". Extraído del libro "Grandes enigmas del Cielo y la Tierra" de Alejandro Vignati y Faber (España, 1973)

En tiempos lejanos los mayas de Guatemala y Yucatán aseguraron que habían sido visitados por hombres blancos enormes, de cabellos rubios y ojos azules, ellos adornaban sus cabezas con un casco que representaba dos serpientes entrelazadas, y fueron ellos los que transmitieron su saber a los mayas .

Según la revista "Historia y Vida" (España -octubre 1978-) : "En la selva peruana, en el Departamento de Amazonas se comenzaron a hacer unas excavaciones en la fortaleza de Kuelap, ruinas megalíticas que se asemejan a las de Machu-Pichu. Allí se han encontrado osamentas de hombres de más de dos metros de altura, que se corresponden más con con los antiguos vikingos, que con los antiguos moradores de América".

Algunas conclusiones

Una de las reglas de la Orden decía: "Al ser la ignorancia fuente de muchos errores, no se admitirá a nadie como templario, a la revelación de estas reglas, a menos que conozcan el Trivium y el Cuadrivium". O sea las siete artes liberales: gramática, dialéctica, retórica, música, geometría, astronomía y aritmética. Se puede deducir que eran lo bastante cultos, como para saber que la Tierra no era plana, como suponían los contemporáneos de Colón.

Precisamente había quien conocía hasta las dimensiones de la Tierra: el maestro de obras de la Catedral gótica de Chartres, construida y financiada por los templarios, cuyas medidas de construcción requeriría una profundidad específica.

Una vez disuelta la orden en España, los templarios se dividieron en otras órdenes análogas, entre ellas la Orden de Calatrava. Cristóbal Colón estudió los mapas de esta Orden, y junto con otros mapas que dió a conocer a la Reina Isabel la Católica, determinaron la credibilidad de la Reina, junto a los argumentos de Luis de Santángel, quien consiguió una segunda entrevista, entre Colón y la monarca.

Durante muchos años se creyó que la Reina Isabel financió el viaje de Colón con sus joyas, hoy gracias a datos aportados por Jesús Vila Arsenal,quien dio referencias, acerca de otros investigadores, que estudiaron documentación de la época, se conoce que Luis de Santángel fue quien verdaderamente aportó el dinero necesario para financiar el viaje, que tuvo un coste de 1.140.000 maravedíes.

Cuando Colón llegó a América los indios ya conocían la cruz, y la tripulación fue recibida amistosamente. Las cruces que lucían las carabelas eran muy similares a las usadas por los Templarios.

En la nave de la Iglesia de María Magdalena, cuya construcción data del año 1150, que quedó en pie después de un incendio, y varias revueltas posteriores, ubicada en Vèzelay, Francia se encuentran representadas todas las razas del mundo. Entre ellas un indio de América, los templarios los llamaban: "Compañeros del deber de la libertad".

Otras señales

En 1306 el maestre de la Orden llegó a Francia con 150.000 florines de oro y diez mulas cargadas de plata. En Rusia existían minas de plata, pero eran desconocidas. En Europa las había sólo en Alemania -pero nadie las explotaba-. Era en América del Norte y en particular en México, donde estaban situadas la mayor cantidad de minas.

Desde el siglo XII al XIV las monedas que se acuñaban en Europa eran de cobre y oro. La plata era escasa y -los únicos poseedores- eran los templarios; fue a partir de finales del siglo XIV cuando las monedas de plata empezaron a ser comunes.

Durante los dos siglos que -oficialmente- duró el Temple,la primitiva pobreza del continente europeo se convirtió en una riqueza tan extraordinaria, que permitió se hicieran realidad, proyectos tan caros como las Catedrales.

Demasiadas coincidencias

Los templarios poseían una importante flota marítima, además de diversos puertos en Europa y Oriente, que servían para los viajes de sus miembros, y al tráfico de mercaderías. Pero, hay un puerto en especial "La Rochelle" en Francia, lugar que aún no era ni un pueblo, ni servía al tráfico entre Europa y Oriente, y constituía el puerto más importante. ¿Por qué? ¿Para qué?.

En Europa los templarios eran llamados "los que tenían la plata". Un puerto -el más relevante- cuya flota no navegaba ni a Oriente, ni a otros puntos de Europa.

Los indios protegidos por los templarios como "compañeros del deber de la libertad". Y en fin, todos los hechos enumerados anteriormente, de los que se puede asegurar que los templarios pudieron llegar a América; tenían los medios y los conocimientos necesarios para ello...

La plata, que poseían en enormes cantidades podría haber sido transportada desde el Yucatán hasta la Rochelle. Si fue así, lo mantuvieron -en secreto- al igual que otros descubrimientos. Si no la plata de que disponían, tiene una sola explicación: la Alquimia.