Para poder verlo de forma más clara se apuntarán algunas leyendas, que aunque más antiguas al nacimiento del Temple, comenzaron a surgir por escrito en el siglo XII, alcanzando su apogeo entre los siglos XIV y XV.

Sería necesario destacar que no sólo en Francia, los templarios buscaron emplazar sus fortalezas, encomiendas, etc. en lugares tradicionalmente ocupados por los galos -y en particular- en los que fueron considerados por ellos como mágicos. Según Juan G. Atienza, en su libro "La meta secreta de los templarios" procuraron tener la mayoría de sus propiedades en torno al paralelo 42, cuyo punto central estaría en Río Lobos, Ucero en Soria, con lugares de poder en toda su extensión, delimitado por los brazos de una cruz templaria

Magia en el bosque

El bosque de Oriente es una extensión que se encuentra en la ciudad de Lusigni, en Francia rodeado por el actual río Barse. Allí también se encontraba la "Maison Forestière" o casa forestal del Temple. Habitado anteriormente por los galos, dejaron en el lugar antiguas leyendas sobre el bosque y el río.

Los druidas creían en la existencia de líneas telúricas que se concentraban a lo largo de la Tierra, creando misteriosos poderes naturales. Las llamaban "vivres" serpientes. Estas serpientes -marcadas en la tierra guardaban sus correspondencias con las "serpientes de los cielos" las constelaciones. Los nudos donde se cruzaban estas líneas, eran también venerados desde la antigüedad. Según algunos autores estas líneas druidas eran respetadas por las rutas templarias.

El suelo del bosque es arcilloso y produce ciénagas. En ellas a partir de lejanas tradiciones, se encontraban peligrosas mujeres que atraían a los incautos como las ciénagas. El río Barse -en tiempo de los galos fue también llamado "Gawn voiuvre". El voiuvre blanco. El hada Melusina es también el voiuvre el espíritu del río, una mujer y una serpiente.

Hay muchas historias en torno a Melusina, algunas hablan de que puede transformarse en serpiente, y que suele aparecer antes de que ocurra un acontecimiento trágico.

Libros de caballería

Estas leyendas transmitidas oralmente desde tiempos remotos, fueron recopiladas hacia el siglo XII. Junto a la construcción de las naciones europeas, nace aquí una literatura nueva escrita en francés, italiano, inglés, alemán y castellano. La vieja literatura -en latín- prácticamente relegada a monasterios y abadías, iría cayendo en el olvido para dar lugar a historias de caballería, rodeadas de héroes que luchan contra hadas, serpientes y dragones. Este ciclo llamado "Bretón" o "Ciclo del rey Arturo" nació en Francia con dos obras, escritas todavía en latín: "Historia de los reyes de Bretaña" y "Vitae Merlini".

Merlín y el rey Arturo

En esta última obra reaparecen dos personajes legendarios: Merlín y el rey Arturo. La tradición del mago Merlín proviene de otro mago más antiguo celta "Merddhin". Él es el que construyó la Tabla Redonda, simbolizando la redondez de la Tierra; y es todavía anterior al siglo XII... Los héroes de este ciclo recibieron posteriormente el nombre de "Los caballeros de la Tabla Redonda".

El hada (fata) Morgana, era según la leyenda la mayor de nueve hermanas que vivían en la Insula Pomorum -Isla de las manzanas- médica y sabia, se especializaba en la preparación de las pociones mágicas. Con ella se transforma una vez en ave, y cura al rey Arturo, herido; y además devuelve la juventud a un anciano.

Morgana tiene también el poder de envenenar, en algunos relatos se refiere a Solimán -antiguo nombre del bicloruro de mercurio- Mercurio que también se funde en la Obra alquímica. A Morgana también la encontramos en una obra contemporánea de André Bretón, como una mujer-niña que viene a regenerar el mundo, portando un espíritu nuevo, bien entendido es la piedra filosofal en su etapa final.

Puede creerse que las leyendas que han llegado hasta esta época no son meros inventos, ni simples cuentos de hadas. Sí es cierto, que quizás nos lleguen deformadas con el tiempo, y por una tradición que va de boca en boca hasta que se transcriben. Pero detrás de estos hechos, siempre -entre líneas- se encuentra una simbología oculta.

Hadas: Melusina y Morgana

Curiosamente el hada Melusina aparece en las obras de Nicolás Flamel y Paracelso -célebres alquimistas- además la nombra André Bretón, muerto en 1966, quien su tumba ostenta esta inscripción "Yo encontré el oro de los tiempos" junto a un pequeño monumento de dos triángulos opuestos...

Acerca de la simbología oculta en las leyendas, otro hecho significativo lo constituyen las historias de caballerías, ya que dejaron impresas el sentir de una época que ciertamente existió, en cientos de órdenes de cabaIlería que surgieron por la Edad Media por todas partes, y cuya fiebre tocará su fin con la gigantesca sátira de Don Quijote de la Mancha de Miguel Cervantes Saavedra.

De vuelta a Morgana, que según la leyenda devuelve la juventud a un anciano, como la piedra filosofal, a la que se atribuyen esos poderes, para dejar la Alquimia que en el Temple, tiene su propio capítulo.