El aumento del uso de dispositivos móviles, tanto para uso personal como profesional, unido a las crecientes descargas de aplicaciones están convirtiendo a los teléfonos inteligentes y tablets en objetivos prioritarios para quienes desarrollan software malicioso (malware).

Los expertos ya anunciaban que 2011 iba a ser un año en el que aumentarían este tipo de amenazas en detrimento de otras. En este sentido, Cisco ya destacaba en su informe anual de seguridad, que el año pasado se registró una disminución de spams (correos no deseados) por primera vez en la historia.

Cuidar la seguridad al utilizar internet

Los expertos alertan sobre el ritmo creciente de amenazas a plataformas móviles y aunque de momento su volumen no es el alcanzado por los ataque de software malicioso en Windows, parece evidente el interés de los delincuentes por los dispositivos móviles.

Desde el laboratorio técnico de Eset (proveedor global de soluciones de seguridad), alertan sobre los ataques multiplataforma distribuidos por los grupos de criminales que tradicionalmente se han centrado en sistemas Wintel, y sobre un crecimiento de la complejidad de las amenazas. En este sentido, señalan el ejemplo del malware ZeuS, al que se le han incorporado elementos móviles para interceptar códigos de autentificación de banca por SMS.

Lo que dicen los expertos sobre los ataques en el ciberespacio

Ante este panorama que parece va a ir incrementando su agresividad, los expertos destacan que los ciberdelincuentes seguirán apostando por las plataformas móviles donde están encontrando oportunidades para obtener beneficios. Los responsables de Eset, anuncian que en los próximos meses se producirá un aumento de los ataques.

Teniendo esto en cuenta recuerdan a los usuarios que han de estar preparados para las amenazas que van a aparecer basadas en el conocimiento que tienen los ciberdelincuentes de las vulnerabilidades de los sistemas que usan estos dispositivos.

Desde la compañía Symantec, recomiendan que se esté alerta, ya que un ataque de este tipo podría causar importante problemas como el robo de toda la información almacenada en el dispositivo móvil, la activación del micrófono sin que sea percibido o incluso, el robo de llamadas.

Búsquedas sospechosas

A todo lo expuesto hay que sumar las previsiones de otros expertos para quienes, cualquiera de las amenazas basadas en la web continuarán creciendo en tamaño y sofisticación, mientras exista un número cada vez más amplio de usuarios que acceden a Internet desde una variedad cada vez mayor de dispositivos (ordenador, tablets, smartphone o TV a través de Internet).

Esta afirmación se constata con lo comprobado desde McAfee Labs en su informe del último trimestre de 2010: Entre los 100 resultados principales de términos de búsqueda diarios, el 51% llevaba a sitios maliciosos, y de media, cada página sospechosa contenía más de cinco enlaces maliciosos.

Con estos datos recientes, los técnicos de McAfee Labs prevén que en 2011 los ataques que utilizan técnicas de manipulación de motores de búsqueda se dirigirán de forma más específica a nuevos tipos de dispositivos.

Otros peligros

Al margen del aumento de ataques en entornos de Internet móvil, los ciberdelincuentes también han incrementado su trabajo de ingeniería social (a través de correo electrónico, chat de red social o llamadas telefónicas).

Así, según se constata en el último informe de seguridad de Cisco, los cibercriminales saben cómo convencer a los usuarios de que sus enlaces y URL infectadas son seguros para hacer click. Muchos ataques no se apoyan únicamente en la tecnología, sino que dependen también de la capacidad de los cibercriminales para ganarse la confianza de los usuarios utilizando alguna de las siete debilidades humanas: atractivo sexual, codicia, vanidad, confianza, pereza, compasión y prisa.