Crear algo con las manos siempre da mucha satisfacción, incluso existen diferentes terapias que consisten en usar las manos para mantener la mente joven.

Precauciones si la labor la va a hacer un niño

  • Siempre bajo supervisión de un adulto.
  • Agujas que no tengan mucha punta.
  • Labores sencillas.
  • Explicaciones directas.
  • Colores alegres.
Estas sugerencias conseguirán que los niños de ambos sexos, disfruten de crear algo original con lo que obsequiar a un amigo, sea este joven o adulto.

Sugerencias para simplificar una labor

Está comprobado que prácticamente todas las tareas se pueden hacer de forma complicada o se pueden simplificar, pues el punto de aguja no es la excepción.

Detalles que pueden simplificar la labor de punto:

  • Hacer una muestra.
  • Elegir bien el grosor de la lana o hilo.
  • Usar agujas apropiadas al grosor de la lana.
  • Las agujas deben ir ajustadas a la forma de tejer de cada uno.
  • Los colores claros hacen que sea mucho más fácil tejer cuando la luz escasea.
  • Los colores oscuros y los jaspeados ayudan a disimular los posibles pequeños defectos.
  • Tener las explicaciones por escrito es casi vital en los primeros pasos por el mundo del punto de aguja.
  • La elección de un punto sencillo. Cuanto más dibujo o variedad de colores tenga la labor, más complicada será.
  • Empezar por labores pequeñas ayuda a coger destreza para encarar tareas mayores.

Cómo se hacen unos patucos para bebé, paso a paso

Materiales:

  • Lana muy fina y agujas del 2.
Desarrollo:

  • Se empieza la labor echando o montando unos 54 puntos. (Esto variará dependiendo del grosor de la lana).
  • Se trabajan 14 vueltas haciendo todos los puntos del derecho, formando de este modo unos 3 centímetros.
  • En este momento de la labor, sirviéndose de una aguja auxiliar o de un imperdible grande se dejan en espera 21 puntos, se trabajan los 12 siguientes del derecho, y se dejan también en espera los siguientes 21. (Si se usan imperdibles hay que tener en cuenta que estén orientados hacia el lado por donde se va a continuar la labor, para facilitar incorporarlos de uno en uno en las siguientes vueltas).
  • Se trabajan estos 12 puntos centrales a “punto Jersey”, es decir, una vuelta del derecho y una del revés.
  • La que toca ahora es del revés. Al principio de cada vuelta se pasa un punto de los de los que se dejaron en espera a la aguja donde está la labor activa, para trabajarlo conjuntamente con el primero de los 12 con los que se estaba trabajando (es decir como si fuera un solo punto) y se trabajan de este modo los 12 puntos durante 15 vueltas.
  • Ahora se vuelven a coger todos los puntos y se continúa la labor durante 8 vueltas o durante unos 2 cm. trabajando con un total de 24 puntos.

Cómo se hacen los calados en unos patucos

Los calados servirán para meter el lazo para atar los patucos.

Desarrollo:

  • Los calados se forman cogiendo dos puntos juntos y pasando la hebra hacia arriba cómo si se fuera a hacer del revés, pero se vuelven a coger dos puntos juntos del derecho. Y así durante toda la vuelta, dos juntos y hebra al contrario de lo que tocaría, para así formar los agujeros que se llaman calados.
  • Después se vuelve a tejer unos 2 cm. o unas 8 vueltas en punto Jersey y se finaliza con otras tantas en “punto Bobo”.

Cómo añadir adornos a unos patucos

Son muchas las posibilidades para adornarlos, se puede bordar encima de lo que será el empeine alguna letra o dibujo a punto de malla.

También quedará bonito si se le añade un color diferente en esta parte del empeine o al contrario en la suela.

Qué resultaso obtendremos al tejer una labor

Si se le dedica un poco de atención y paciencia, tricotar o tejer a punto de aguja puede resultar ser una afición que provea muchos ratos de esparcimiento sano, tiempo qué se puede compartir con hijos, familiares o amigos.

Seguro que con el tiempo y la práctica, la calidad y originalidad se harán su hueco.