Buenos Aires es teatro. Respira teatro. Cada noche, en las marquesinas del centro porteño pero también en las viejas casonas barriales convertidas en escenario, decenas de obras se presentan con excelentes propuestas. A continuación un repaso por las mejores obras de teatro independiente que se hallan en cartelera; si gustás del teatro pero no estás canchero con el circuito off o no sabés cómo ir, este artículo está apuntado hacia vos: no podés dejar de leer.

Marica, de Pepe Cibrián, en el teatro El cubo, circuito alternativo mes de mayo

Marica (ver crítica), de y con Pepe Cibrián Campoy, es la gran obra que tiene para enorgullecerse el off porteño en estos días. Una figura del ámbito comercial baja al circuito alternativo para enseñar un unipersonal que suda poesía, pasión y rebeldía a partes iguales. Pepe hace de: García Lorca, su asesino, su madre, su padre y hasta del mismísimo Dalí. Vaya esquizofrenia artística… locura, bah.

Marica se presenta en El cubo. La sala es grande por lo que no hay que hacer los grandes garabatos para verla: vas hasta el Shopping Abasto, doblás una cuadra y media y allí, en la cortada Zelaya, sacás la entrada y entrás. Los viernes y sábados va a las 20.30. Y los domingos a las 19. Sin excusas. Imperdible.

Más obras recomendadas: Isósceles, Dolores Fonzi llega al off de Buenos Aires

Otras figuras que bajaron al circuito barrial son Dolores Fonzi y Violeta Urtizberea. Junto a Ezequiel Díaz interpretan Isósceles (ver crítica), una comedia inteligente sobre el furor de la adolescencia y las frustraciones de la adultez. Humor en clave tontón con un background complejo, que le da profundidad a la obra.

Isósceles se presenta en el Chacarerean, pleno Palermo Bagdad, como lo bautizó Charly, o Palermo Hollywood, según las inmobiliarias. Calle Nicaragua a una cuadra de Juan B.Justo. La sala también es amplia; es decir, llegás, gatillás y a disfrutar. Pero como es flaca y laarga, te conviene llegar media hora antes para conseguir buena ubicación. Va viernes y sábado a las 21.

El susto 1813, recomendable del teatro off de Buenos Aires

Para teatro narrativo pero audaz (“loquito pero que te dejen pasar por un aeropuerto”, ya que estamos con Charly), la recomendación va para El susto 1813. Tres personajes se encuentran en la Buenos Aires colonial. Iluminada a fuerza de linternas, con humor entre lo absurdo y lo negro, y con una brillante Mariela Acosta, la obra es parada obligatoria en el under porteño. Se presenta en el Teatro Anfitrión, en Venezuela 3340, a unas cuadritas de Belgrano y La rioja. La sala es chica. Capaz que vas y entrás, pero por si los moscones, reservate las entradas en Alternativa Teatral; en ese link abajo figura "Reservar localidades", entrás ahí y listo: sólo dejás tu nombre, pagás en el teatro.

Vuelve, las mellizas Marull en teatro independiente

Volviendo a las caras conocidas de la tele, los viernes, tarde, bien tarde, es Paula Marull quien ofrece una obrita muy fresca y divertidísima. El papel principal -una joven del interior que recibe a su hermano en el depto que ocupa en Buenos Aires- corre por cuenta de su hermana María. Y se destacan Federico Buso y Flor Braier, que arrancan carcajadas en la platea.

Hay quienes están acostumbrados a ir al teatro off sobre la marcha, sin haber comprado ni reservado ubicación, a la espera de que se liberen entradas reservadas sobre la hora. Pero con Vuelve no valen los lances sobre el pucho, porque se agota hasta la lista de espera. Va en Elkafka, Lambaré al 800, a dos cuadras de la estación Angel Gallardo de la línea B, sólo los viernes a las 23.45, no importa si estás muy cansado, porque la obra te despierta ella solita, a pura risa. También reservás en Alternativa.

En tren de soñar, la nueva obra de teatro del maestro Rovner

Una comedia deliciosa: En tren se soñar, de Eduardo Rovner, autor de la brillante Don Arturo Illia (si no la viste, perdiste… hasta nuevo aviso). Si la obra del expresidente era pura lágrima y bronca, En tren de soñar es todo disfrute y ternura. Dos personajes del sueño de alguien que los está soñando (ejem) discuten mientras esperan el tren hacia otro sueño. Uno es un casanova; el otro, un imitador de Lois Amstrong (parece que el soñador anda corto de presupuesto y no pudo traer al original). Una obra adorable. Se presenta los domingos a las 19 en el Sha, Sarmiento 2255, una cuadra para adentro de la Estación Pasteur de la línea B de subte. La sala es amplia, redonda, hermosa, de esas que se ve bien de todos lados.

Teatro independiente político, tres obras recomendadas en la cartelera de mayo

Tres obras de contenido político. Judith y Piedras dentro de la piedra se sacan chispas: una mejor que la otra. La cita está un escalón por debajo, pero las tres se recomiendan a todos aquellos que piensan que el arte no debe ignorar el contexto social del que surge. En Judith una militante se encuentra con su torturador para el tiempo en el que se reabren los juicios a los genocidas de la última dictadura. Pura tensión artística y lectura intelectual. Allí no hay sitio para lugares comunes. Va en el Tadrón, Niceto Vega 4802, a dos cuadras de Córdoba y Scalabrini Ortíz, los domingos a las 18. La sala es miniatura y se llena. Las reservas las hacés al 4777-7976, un llamadito con los ravioles del mediodía, te dormís una siesta y pagás en el teatro.

Piedras dentro de la piedra esta basada en Los pichiciegos, la nouvelle de Fogwill: desertores de la Guerra de Malvinas se hallan escondidos en una cueva perdida en las islas, perseguidos por ambos bandos para fusilarlos al instante. Reconstrucción realista (asombra ver la gran escenografía en teatro off) sobre el horror al que debieron enfrentarse changuitos arrancados de sus barrios pobres del interior argentino. Un loco los llamó soldados y les dio un pasaje vip al infierno. La ves en La carpintería, Jean Jaures 858, a cuatro cuadras de Pueyrredón y Córdoba, los viernes a las 23. Tratá de reservar porque todas las funciones son a salita llena; lo hacés en Alternativa teatral, como El susto 1813. Igual si llegas sin reserva te anotan en lista de espera y con suerte entrás.

La cita recompone los últimos días de Rodolfo Walsh. Es una historia apócrifa, no realista, pero recompone el horror de vivir escondido, acá nomás, hace no tantos años. Puede recordar a Kamchatka, la genial novela de Figueras. Va en ElKafka, donde siempre hay gente pero con suerte entrás; obvio, mejor si reservaste. Sí, en Alternativa o en el teatro.

Mes de mayo 2012; muchas obras de teatro independiente en Buenos Aires

La oferta del off no se agota: semana tras semana se estrenan decenas de obras en Buenos Aires. Por el talento de los dramaturgos y los actores, la mayoría van de buena para arriba. No te conformes con esta guía; si te han recomendado una obra no te quedes con la incertidumbre. Si no estás acostumbrado al circuito independiente, tampoco es la gran ciencia. Buenos Aires respira teatro. Abrí tus pulmones.