La Secretaría de Turismo con su programa Pueblos Mágicos ha buscado posicionar importantes sitios con destacado patrimonio cultural, tanto tangible como intangible. Son pueblos que tienen una importante historia y que sus leyendas le dan un sabor asombroso o diferente. El turismo cultural es una opción para fortalecer la economía de las localidades, estados y del país. México tiene mucho que dar a conocer tanto al turismo nacional como al internacional. Una opción es Taxco, uno de los pueblos mágicos, relacionados con la minería.

Orígenes de Taxco

La primera mina descubierta en la Nueva España fue en 1532. El primer distrito minero que se formó se ubicó al noroeste de Guerrero, sur del Estado de México y Michoacán. Destacando los pueblos de Taxco, Zumpango del Río, Zacualpan, Sultepec, Temascaltepec, Espíritu Santo, Tlalpujahua. Los conquistador es de la región fueron Rodrigo de Castañeda y Miguel Díaz de Aux.

Taxco, es corrupción de la palabra náhuatl: Tlachco que significa: juego de pelota. En la época prehispánica fue habitado por Indígenas tlahuicas y tribus nahuatlacas. En 1445 lo conquistó Moctezuma Ilhuicamina se les dio desde entonces tributo a los mexicas. En la cuarta carta de relación de Cortés del 5 de octubre de 1524 menciona los yacimientos de estaño en el cerro de Bermeja. La Relación geográfica de las minas de Taxco de 1581 realizada por el alcalde Pedro de Ledesma, es una fuente de primera mano. Originalmente existieron tres reales de minas: Tetelcingo, San Miguel y Acayotla de éste último se formó Taxco.

Templo de Santa Prisca

A mediados del siglo XVIII don José de la Borda decidió construir la iglesia obtuvo el permiso del virrey y del arzobispo don Manuel José Rubio en 1751. Se terminó de construir el 3 de septiembre de 1758 y se consagró el 12 de mayo del año siguiente. Los santos patronos son santa Prisca y san Sebastián. La primera joven romana, que el emperador Claudio II la martirizó entre 268 po 270 d.C por negarse a dar culto a Apolo, los leones no le hicieron nada y fue decapitada. San Sebastián Mártir, primero fue asaeteado y después apedreado.

En la fachada sobresalen medallones con relieves como: la anunciación de María, Crucifixión, Resurrección, y Nuestra Señora del Rosario. Están representadas las virtudes teologales: la fe con una mujer con ojos vendados; la esperanza con ancla y la caridad con dos niños. Se plasmaron la tiara y llaves de san Pedro que simbolizan la autoridad del papa y que la iglesia está agregada a la basílica de Letrán. Hay adornos de uvas que representan la sangre de Jesús. Otro relieve recuerda el bautizo de Jesús. Las columnas son salomónicas, en los intersticios están santa Prisca y san Sebastián. Tiene dos torres de dos cuerpos.

La planta es de cruz latina. El altar mayor es churrigueresco de dos cuerpos con imágenes de santa Prisca, san Sebastián, la Inmaculada Concepción, los cuatro evangelistas, los 12 apóstoles, el papa san Silvestre y san Marcelo. Los Retablos están dedicados a la Virgen de Guadalupe, la Inmaculada Concepción, san Juan Nepomuceno, Nuestra Señora del Pilar, san Isidro, santa Cecilia y Jesús Nazareno. Varias de las pinturas son de Miguel Cabrera, indígena zapoteca, que nació en Oaxaca en 1694, se le conoció como “El Divino Cabrera”, murió en 1768, enterrado en la iglesia de Santa Inés México.

Otros sitios y eventos de interés en Taxco

Otros atractivos dignos de conocerse son: el museo Espratling, el exconvento de san Bernardino; casas de Borda, Figueroa, Humboldt y Juan Ruiz de Alarcón; templos de san Miguel, san Bernardino, Santa Veracruz; exhaciendas del Chorrillo, san Juan Bautista y el teleférico.

La Semana Santa tiene una profunda mística en Taxco, destaca el ascetismo de los encruzados que cargan a su cuesta con cargas de zarza, que pesan unos 60 kilógramos, llevan la espalda descubierta, su rostro cubierto por un capirote y portan su disciplina. Aparecen el Martes Santo, en la procesión de las Ánimas; el Jueves Santo en la procesión de los Cristos y en la procesión de las Tres Caídas el Viernes Santo. Así que ya sea en épocas de vacaciones o en un fin de semana, no dude en visitar Taxco para conocer su patrimonio cultural y adquirir algo de plata.