En inglés el vocablo “queer” es un adjetivo que señala lo “extraño”, pero también es usado peroyativamente como un sinónimo de “maricón”.

Mariana Docampo, creadora del espacio de tango queer, cuenta que “usar la palabra “queer” para autodenominarse supone una apropiación del término y la resignificación de su connotación peyorativa, y esto implica la subversión de un orden. Al ubicar todo aquello que denota fuera de la norma, el término incluye a todas las personas indistintamente, sin fijarlas dentro de un orden estático, sino fundando su convivencia en la diversidad”.

Elegir el rol para bailar tango

Su concepto de tango queer parte desde el cuestionamiento del rol social de los gays, lesbianas, bisexuales y trans desde la dinámica sensual que por medio de la danza pueden explorar nuevas formas de comunicación.

Cuando se baila tango queer nadie presupone la orientación sexual de nadie, ni el gusto que se tenga por bailarlo en determinado rol.

Del espacio creado por Docampo surgió el Festival de Tango Queer y en su edición 2011 (del 14 al 20 de noviembre) se presentó el día 16 de noviembre, en el Centro Cultural de la Cooperación, un espectáculo de danza-teatro y de esa forma se amplíó el horizonte para poder expresarse desde lo “queer” mediante el baile.

Se ofrecieron cinco piezas de danza que, como señaló en la presentación la coordinadora Jorgelina Calleja, no contienen el clásico tango “de salón”, ni el “for export” sino que se trata de performances inspiradas en la música tanguera.

Obras de danza presentadas en el Festival de Tango Queer

Las cinco obras se presentaron formando un solo espectáculo aunque no tenían conexión ni argumental ni musical la una con las otras y fueron las siguientes:

Aparece, dirigida por Miguel Elías que también es el coreógrafo y bailada por Germán Elías y Alejandro Cervera, con música de Carlos De Sarli. De las piezas presentadas fue la que tuvo más argumento base para su coreografía en la que se cuenta la historia de un hombre en cuya vida se cruza un joven. El muchacho aparece y acecha pero a su vez también es acechado en el juego de tomar y dejar como arma de seducción. Las situaciones tuvieron el ritmo y la duración exacta para atrapar al espectador.

Dual. Una composición coreográfica de Gustavo Soto quien también la dirigió e interpretó, con música original de Alberto Quecía Lagos, asistencia coreográfica de Yamila Arnaudo y asistencia de producción de Alejandra Centanaro. Sobre el bosquejo argumental de un cuerpo que en continuo movimiento pasa alternadamente del rol femenino al masculino y viceversa hasta que concluye en su libre elección. Todo la pieza mantiene una fuerte carga erótica que sin embargo no es el eje de la trama y el coreógrafo la desarrolló con tan buen gusto que no resulta el punto de atención del espectador.

Sin Film, composición escénica en danza-teatro de María Belén Arena y María Celeste Gadea quienes también fueron las directoras y bailaron acompañadas por Corina Tate, Denise Montaldo, Iara Nardi, Julia Ballester, Luciana Méndola, Lucila Iparaguirre, Mauro Ibarra, Natalia Manrique, Salomé Bazán y Santiago Borda. La música de esta obra es original de Numa, el vestuario de Melina Sol Cymlich y Andrea Taverna, y la asistencia coreográfica de Denise Montaldo. Se trata de una investigación sobre las conexiones humanas que se realizan transgrediendo las convenciones sociales y además se realiza una exploración que cuestiona la oposición entre el rol dominante y dominado que es la esencia del tango. Es un espectáculo fresco, con mucho baile y con un buen desarrollo de su temática.

Del mismo vientre.Es una idea coreográfica de Maite Salz quien también la dirigió y fue interpretada por Georgina Forconesi. Tiene música original de Martín Waisbrot y vestuario de Carlos Kerr. Es una obra centrada en la mujer, su origen, su desarrollo, su “autogeneración” y su renacer; su temática resultaría completamente alejada de lo queer sino fuera porque el espectador tiene algunos flashes de “cierta masculinidad” en algunos pasajes. Su desarrollo es un poco repetitivo y extenso.

Tandrogino. Sobre una idea coreográfica de Isabelle Paez que la interpreta junto a Magy Ganiko con quien realizó la investigación. Su trama desarrolla la inevitable elección de pareja para bailar tango, aunque quizá los investigadores apuntaron a horizontes más amplios en cuanto a las opciones que deben tomarse, ya que al espectador llega el cuestionamiento sobre la imposición social de una pareja formada por dos géneros. Esta obra tiene mucho de Butoh, por lo que su mensaje da marchas y contramarchas que pueden confundir al espectador, si bien es evidente que precisamente se quiso remarcar la confusión que existe en la creencia social de que únicamente hay dos roles “normales”. El desarrollo de cada situación es largo y como resultado da una obra demasiado extensa.

Ciudad invitada al Festival de Tango Queer

En 2011 Copenhague fue la ciudad invitada de honor al festival y por ese motivo se recibió la visita de Gunner Svendsen, Tina Solveig Koch, y Rosa Juel Nordentoft, organizadores del Festival Internacional de Tango Queer de Copenhague.

La capital de Dinamarca fue invitada a mostrar, en el marco del festival de Buenos Aires, sus características culturales, historia y proyectos, y a tal fin los visitantes ofrecieron clases, performances, proyecciones y shows.

En la edición del año 2012 la invitada de honor será la ciudad de Nueva York y para las siguientes ediciones cualquier persona interesada en proponer a su ciudad de residencia puede hacerlo escribiendo a info@festivaltangoqueer.com.ar.