Para muchos hombres el tamaño del pene es un asunto de vital importancia y motivo de no pocas preocupaciones, pudiendo llegar a ser un problema de índole psicológica, como la baja autoestima. Y es que el tamaño del miembro viril, probablemente, cause una mayor preocupación e inseguridad de lo que debería. Sin duda se trata de un asunto sobre el que hay opiniones de todo tipo. Muchos hombres, por otra parte, se preguntan si las mujeres realmente valoran el tamaño del pene o más bien les atraen otros aspectos. Y la respuesta, como siempre, dependerá de a quien se le pregunte. No obstante, si hay algo seguro, es que el tamaño del pene es un tema que preocupa mucho más a los hombres que a las mujeres.

El miembro viril ¿se puede adivinar su tamaño?

Es probable que esta sea una de las partes más lúdicas de lo que, al principio, tratábamos como el grave problema que para algunos representa el tamaño de su pene. Pero ya puestos, si abordamos la posible relación del tamaño del pene con otras características del individuo hay que preguntarse ¿hay algo de cierto en ello? Es indudable que corren innumerables leyendas urbanas que relacionan el tamaño de pene con una nariz grande, con las manos o los pies grandes o con otros aspectos más o menos pintorescos.

Si nos ceñimos a lo que dicen las teorías empíricamente demostradas nos encontraremos que lo único cierto de las leyendas urbanas es que la capacidad del ser humano en creer aquello que le interesa creer es ilimitada. Dicho eso, quizá lo más destacable sea un estudio que llevaron a cabo unos urólogos coreanos relacionando el tamaño del pene con los dedos de la mano.

¿Importa el tamaño?

Lo primero que habría que decir al respecto es que el tamaño, tal como sucede con otras características humanas, puede presentar algunas variaciones según sea la etnia que se estudie. Sin embargo, este es un asunto sobre el que no hay demasiada información contrastada.

Ahora bien, centrándonos en el conjunto de la raza humana, ¿realmente importa el tamaño? Probablemente, lo mismo que hay hombres a quienes les atraen unos pechos grandes, también hay mujeres a quienes les puede resultar más excitante un pene de buenas dimensiones. En la práctica, todo parece indicar que a nivel físico, siempre y cuando el pene no sea excesivamente pequeño o grande -su suele establecer la normalidad entre los 10 y los 20 cm.-, puede llevar a efecto su función sin ningún problema, ya que las zonas excitables de la mujer se hallan en el exterior de la vagina. Pero claro, en estas cuestiones no se puede eludir el factor psicológico. Es decir; el hecho de que a una mujer le excite mucho un pene grande va directamente ligado a que, potencialmente, disfrutará más si está con alguien bien dotado. Otra cosa es lo que después ocurra.

En definitiva, hay mujeres que valorarán positivamente un pene de buen tamaño y otras que le concederán escasa importancia.

Aumentar o agrandar el tamaño del pene: mito o realidad

Si algo está fuera de toda duda es la preocupación que causa en muchos hombres el tamaño de su miembro, aunque casi siempre por defecto, a pesar de que el exceso también pueda causar muchos problemas.

En todo caso no hay más que echar un vistazo por internet al respecto de las técnicas, métodos o ejercicios para alargar el pene para comprobar que la oferta no hace sino responder a una creciente demanda. Ahora bien, ¿funcionan realmente estos métodos para alargar el pene? ¿Es posible tener un pene más grande? Y la respuesta, para desgracia de algunos ingenuos, es que no existe estudio científico alguno que lo avale. O dicho de otro modo: todos esos anuncios que prometen tantos centímetros de más no son más que una estafa; estafas con el agravante de que, en algunos casos, se pueden producir daños en el delicado mecanismo del pene, con el peligro de ocasionar algún tipo de disfunción eréctil que, a buen seguro, se convertirá en un problema mucho mayor que el que se creía tener.

Si el artículo te ha parecido interesante ayuda a su difusión con un clik en "me gusta".