Tabaré Vázquez entregará la presidencia el próximo 1 de marzo de 2010, luego de cinco años de mandato, el primero que alcanza en la historia del Uruguay el Frente Amplio y habrá de traspasar el cargo a otro presidente del mismo sector político.

M’hijo el doctor

El Dr. Tabaré Ramón Vázquez Rosas es originario de La Teja, un barrio obrero de Montevideo. Nació en el año 1940 y es hijo de una familia de trabajadores. Su padre sufrió persecución y estuvo preso por su militancia sindical en ANCAP.

Vázquez es médico especialista en oncología y radioterapia, con estudios de posgrado en el Instituto Gustave Roussy de París.

Es catedrático universitario de la Universidad de la República, ha ocupado importantes cargos en la Salud Pública y es propietario de una importante clínica privada.

El Dr. Vázquez encarna la versión uruguaya del “sueño americano”, en este caso definido como “M’hijor el doctor”, la obra de Florencio Sánchez.

¿Primera y última?

"Esta es la primera vez que hablo en este recinto y seguramente será la última” , dijo el Dr. Tabaré Vázquez en su discurso Asamblea General del Poder Legislativo, el 1 de marzo de 2005, día que asumió su mandato.

Lo curioso es que, minutos antes, había sido impuesto en el cargo por quien será su sucesor, José Mujica, que presidía la Asamblea por ser el senador con mayor caudal de votos.

La aseveración dejaba planteada la determinación del mandatario de no volver a ejercer el cargo más de una vez.

Sin embargo, tardó en desalentar un movimiento que se formara en 2008 planteando su reelección. En Uruguay no existe la posibilidad de reelegir a un presidente y debiera de plantearse una reforma de la constitución para poder hacerla efectiva.

Durante una reciente visita del mandatario uruguayo al Japón, surgió la pregunta de un periodista acerca de si volvería a ser candidato en 2014 respondió: "Serán los acontecimientos políticos que vendrán y la vida la que podrá dar respuesta a su pregunta".

La contestación es una muestra del peculiar estilo de comunicación que utiliza Vázquez, un verdadero “outsider” de la política, a la que ingresó a través del Partido Socialista.

Partido al que renunció en diciembre de 2008 luego de su decisión de vetar la ley conocida como de “Salud Sexual y Reproductiva” que preveía la interrupción de los embarazos, cuando los socialistas reafirmaron la postura y enfrentaron con esto al presidente.

También se dice que en su decisión de desvincularse del sector, incidió una anterior "desobediencia" a un deseo del presidente : que la fórmula presidencial fuera Astori - Mujica.

Los socialistas optaron por desestimar lo indicado por Vázquez y presentaron al entonces ministro de Industria, Daniel Martínez como candidato propio en las internas.

Martínez, un hombre jóven, sobre todo para los parámetros políticos uruguayos, ha visto cortada su segunda nominación, esta vez a las municipales de mayo próximo, en Montevideo. Un cargo que podría haber sido un trampolín a una futura candidatura.

Primer presidente y primer intendente

Vázquez fue, además de primer presidente electo por el Frente Amplio, también el primer Intendente de Montevideo impulsado por esa fuerza política, rompiendo la tradición “bipartidista” de blancos y colorados.

Los partidos llamados por entonces “tradicionales” combatieron el avance de la fuerza de izquierda desde décadas atrás y pusieron escollos como el “balotaje”, que impidieron que Vázquez fuese presidente, a pesar de ser el candidato más votado en las elecciones de 1999.

Por entonces, ya había asentado su liderazgo en la fuerza de izquierdas, después del abandono del Gral. Líber Seregni y luego de vencer en elecciones internas a quien será ahora vicepresidente, Danilo Astori.

71 % de simpatía política y popularidad

“No hay antecedentes en el Uruguay desde que se hacen sondeos de opinión sistemáticos”, dijo el Licenciado Ignacio Zuasnábar, de la encuestadora Equipos Mori, refiriéndose al altísimo índice de aceptación del Dr. Vázquez.

En 2009, había comenzado con un índice de 61 % y culminó el año con 10 puntos más.

“Para que se pueda tomar como referencia, ningún líder político en estos 25 años de encuestas regulares de opinión pública había logrado llegar siquiera al 65%”, señala la empresa encuestadora.

La tentación de 2014

Ese inusitado "botín electoral" haría dudar a cualquier líder político acerca de sus promisorias posibilidades. Aunque Vázquez, quien nunca ha sido legislador, es un infrecuente político que ha roto con muchos esquemas en la materia y tiene una capacidad de sorprender siempre intacta, así como una obstinada determinación en sus acciones y pulso firme para sostenerlas. Aún contra la opinión de los sectores que han sostenido su labor.

El paso del tiempo dirá si las palabras de Vázquez en 2005 acerca de no volver a hacer un discurso en el recinto parlamentario al asumir un mandato, se confirman o si, el inmenso capital de adhesión con que cuenta y "los acontecimientos políticos que vendrán y la vida” lo lleven de nuevo a colocarse la banda presidencial en 2014 y con 74 años de edad.