Los superhéroes de cómic nacen para ser referentes de los lectores más jóvenes. No son muchos, pero algunos de esos superhéroes hacen el bien a pesar de sufrir alguna discapacidad adquirida. Ellos, probablemente, son los más inspiradores de todos los héroes del noveno arte, porque suponen un modelo a seguir, un ejemplo de cómo superar las adversidades para vivir una vida normal.

Barbara Gordon lucha contra el crimen como Batgirl. Pero un día el Joker le dispara una bala que le atraviesa la espina dorsal y queda postrada en una silla de ruedas. Su parálisis no le impide seguir adelante y se convierte en Oráculo. Ya no vigila las calles de Gotham detrás de una máscara, sino que trabaja con redes y ordenadores aportando al resto de héroes información y cobertura informática.

Esencial en el Universo DC

La historia de Oráculo demuestra que un personaje con discapacidad puede abrirse hueco en el mundo de los superhéroes. Como Batgirl nunca pasó de ser una secundaria. Como Oráculo, y a pesar de su silla de ruedas, es una parte esencial del universo DC y uno de los personajes femeninos más apreciados del mundo del cómic.

El Profesor Charles Xavier, del universo Marvel, también utiliza silla de ruedas pero cuenta con una ventaja con respecto a Oráculo: los poderes mentales que le convierten en uno de los seres más poderosos del mundo. Un ser alienígena llamado Lucifer lanza una piedra sobre Xavier tras frustrar este sus planes para invadir la Tierra, causándole las heridas que le dejaron parapléjico.

Xavier, también conocido como Profesor X, ha protagonizado algunas historias que le devuelven la movilidad a sus piernas, pero su imagen más icónica es en silla de ruedas. Su actividad física limitada se compensa con sus dotes de liderazgo, como maestro y mentor del grupo de mutantes más conocido de Marvel, los X-Men.

El primer héroe ciego

Oráculo y Xavier usaron su intelecto para superar su discapacidad, pero ¿qué hacer cuando lo que se ha perdido es uno de los sentidos? El Doctor Medianoche, creado por DC en 1941, fue el primer superhéroe ciego. Las dos primeras personas que han vestido su uniforme perdieron la vista en una explosión y la tercera en un accidente de coche. En realidad, su visión quedó invertida y veían perfectamente en la oscuridad.

Pero el superhéroe ciego por excelencia, a pesar de haber sido creado veinte años después, es de Marvel: Daredevil. Siendo un niño, Matthew Murdock salva la vida a un hombre ciego de ser atropellado de un camión. Pero de dicho camión cae una sustancia radioactiva que priva al joven de la vista.

Daredevil es ciego, pero a cambio, sus otros sentidos alcanzan niveles sobrehumanos y ha desarrollado un sentido del radar que compensa su falta de visión. Eso le permite luchar contra el crimen como un vigilante enmascarado. Pero esas habilidades no le ayudaron a licenciarse en Derecho y ser uno de los abogados más prestigiosos de Nueva York. Eso lo consiguió con su trabajo y su esfuerzo.

Dos héroes sordos

Relacionada con Daredevil, Echo (también conocida como Ronin) es una superheroína de origen latino que tiene la particularidad de ser sorda. Eso no le impidió convertirse en una atleta de nivel olímpico y una gran luchadora. En su vida diaria, Maya López, ese es su verdadero nombre, adquirió una sobresaliente habilidad para tocar el piano.

Ojo de Halcón, miembro de los Vengadores de Marvel, perdió el 80 por ciento de su capacidad auditiva en un enfrentamiento contra un villano llamado Crossfire. Desde entonces, tiene que llevar audífonos en ambos oídos. Audífonos especiales, por supuesto, gracias a la tecnología de que disponen los grandes héroes del cómic.

Miembros amputados

Hay algunos héroes que se han sobrepuesto a la pérdida de algún miembro. Cyborg, miembro de los Titanes, perdió brazos, piernas y parte de su cara en el ataque de un monstruo de otra dimensión. Su padre le implantó sustitutos biomecánicos para salvarle la vida. Tener la posibilidad de ayudar a los demás le sirvió para mantener la cordura tras el shock inicial.

Forja, un mutante del Universo Marvel, perdió la mano y la pierna derechas en Vietnam. Él mismo, con su habilidad mutante para inventar aparatos mecánicos, creó recambios cibernéticos para las partes de su cuerpo que había perdido.

Puck, superhéroe enano

Puck es un superhéroe, miembro del grupo canadiense Alpha Flight, que sufre de enanismo. La causa es mágica. Eugene Judd, su nombre real, aprisionó en su propio cuerpo a un demonio al que había liberado accidentalmente. La fuerza vital que le absorbió en el proceso provocó que perdiera buena parte de su estatura.

A pesar de su discapacidad, todos ellos apostaron por seguir adelante y luchar por los demás. Son personajes de ficción, pero también ejemplos para quienes conviven con un problema similar.