Vestir los pies significa, en primera instancia, un sentido de protección contra la dureza del suelo, evitar los enfriamientos y roces y en las sociedades modernas, un elemento decorativo y de estatus social. Andar descalzo tiene otras significaciones. Los sueños de este tipo se centran en la importancia de andar calzado con una prenda confeccionada por diversos materiales como el cuero, el plástico o telas gruesas. En algunas sociedades suelen usarse de madera (Holanda, Japón) y en otras, de climas cálidos no se usan siempre y en algunas, no se usan nunca.

De todos modos, los sujetos que tienen estos sueños indican que el calzado es usual en ellos y que tiene una representación cultural especial, ya que usar zapatos implica alguna actividad protegida de los pies, es culturalmente aceptado e incorporado a la simbología cotidiana de la vestimenta."Cada cual sabe adónde le aprieta su zapato" dice un refrán popular.

Soñar con zapatos, los pies sirven para andar

Desde la posición erecta del ser humano (bípedo), el cuerpo ha debido adaptar huesos, músculos y tendones de las extremidades inferiores que han acabado por ser el soporte principal del peso corporal (con la columna vertebral) y para ello se ha desarrollado desde la antigüedad la industria del calzado. De allí que la importancia que tienen los zapatos sea principal, más que los sombreros y los guantes, que cumplen parecidos fines. En algunos animales, los pies tienen todavía la propiedad de prensión, como sucede en los simios.

Como base para el movimiento, su utilidad es aislar los pies del suelo, así que en los sueños pueden perderse, olvidarse, o ser robados. El hecho de quedar descalzo representa una dificultad para el ser humano actual, acostumbrado a usarlos, pero a la vez, es una indicación imaginaria que descalzo se logra una comodidad mayor y por ende, una libertad que incrementa la sensibilidad del tacto de lo más lejano que se tiene del propio cuerpo o la altura comparativa del ego, "no te llega ni a la suela de tus zapatos".

Por otro lado, los expertos señalan cuatro funciones de los pies: la propulsión, el equilibrio, amortiguación y los usos especializados como en el deporte y la pintura -pintores sin manos-(Fuente: Félix Molina y David Manrique, Universidad de Granada). Hay gente que jamás camina descalza y otras que de vez en cuando lo toman como un acto placentero. Caminar sobre la hierba verde es refrescante, pero andar sobre un camino pedregoso es doloroso y difícil; la realidad y los sueños son como espejos para la psiquis.

Soñar con el calzado: el negativo de los pies

Como toda prenda de vestir, el calzado tiene una forma adaptada al volumen y en sí misma, resulta un “negativo” o hueco que cubre dicha porción del cuerpo. Es, por lo tanto, un espacio que se llena y tal proposición significa una entidad que representa dicho fragmento por su ausencia y lo complementa cuando está ocupado. Los zapatos robados representan la anulación de los pasos, es como extraer una dirección, camino elegido o deseado. El extravío significa una pérdida de objetivos o un temporal olvido de una meta, lo mismo que el olvido (del lugar adonde se han dejado) significa algo parecido. Cuando Cenicienta pierde su zapatito a las doce de la noche, ha dejado una huella indeleble en el corazón del príncipe que reconstruye su figura con el fragmento perdido.

La asimilación a una figura de dirección, de base o de protección de los pies (y sus consecuencias de metas) representan todo lo referente a los proyectos personales y cómo se está orientado hacia aquellos. Si se trata de un buen calzado, representa la base firme o su contrario, si es un calzado pobre o roto. Su ausencia en un camino es naturalidad, o sea, una idealización y una no aceptación de las convenciones sociales. En el agua no es necesario, lo mismo que para dormir o descansar. "La mujer que tiene los pies hermosos / sabe vagabundear por la tristeza" dice Mario Benedetti.

El acto de meter una porción corporal adentro de un espacio fabricado, se asemeja a guardar algo (empaquetar), además de proteger. La asociación con un paquete es directa, dado que usualmente pueden ir atados (cordones) o asegurados, pero también surge la idea de un enterramiento (el féretro), si esos pies no están usados correctamente por ejemplo, o de connotación sexual de tipo fálico. Hay otras personas que suelen olvidarse algo de los pies o usar tacones exagerados y surgen aquellos problemas de huesos y piel que luego derivan en ciertas afecciones (juanetes, callosidades, deformaciones, infecciones).

Soñar con los pies : dos opciones diferentes

Los sueños que involucran a los pies y su función de andar y sostener al cuerpo, pueden dividirse en dos, pues no es lo mismo andar descalzo o usar zapatos, dado que la primera figura es un indicio de libertad sobre algo y lo segundo, es un intermediario de lo que es dirección o metas (o un parámetro, la horma de su zapato). Si bien la desnudez es libertad y mostrarse a sí mismo plenamente, también es una figura de la ridiculez o exposición, según se trate de lo individual o lo social.

Con los pies sucede lo mismo y los artículos usados para vestirlos representan el rol social, la sustentación de las metas, la ligereza o comodidades y su resistencia a los obstáculos (o la "piedra" en el zapato). Los pies representan a la persona y su figuración social. Al ser dos, se asocian a la dualidad del yo y responden como soma a la simetría necesaria para ubicarse en el espacio visual.

Como con el uso de las manos, surge lo que es izquierdo o derecho, relacionados culturalmente con el bien y con el mal. La mano ejerce el poder de señalar y los pies de seguir la dirección; en este sentido, los pies son herramientas de la voluntad y a la vez, de las funciones inconscientes, ya que el cuerpo no sigue direcciones adonde los pies no lo lleven.