Según disposiciones del Gobierno colombiano, las familias que devenguen al mes menos de cuatro salarios mínimos legales vigentes podrán acceder a subsidios de vivienda de interés social.

El acceso a estos recursos puede hacerse a través de las Cajas de Compensación Familiar con cargo a los recursos parafiscales o por el Fondo Nacional de Vivienda al presupuesto nacional.

Vivienda de Interés Social en Colombia

El decreto 4466 de 2007 establece que la Vivienda de Interés Social es: “la solución de vivienda cuyo valor máximo es de 135 salarios mínimos legales mensuales vigentes”; en Colombia esto equivale a 73,3 millones de pesos; para el sector rural aplica la Vivienda de Interés Prioritario con un tope máximo de 70 salarios mínimos, es decir, 37,5 millones de pesos.

Igualmente los subsidios aplican para compra de vivienda nueva, ya que una de las finalidades de la ley es favorecer el empleo, mejoramiento de la vivienda actual o construcción en sitio propio, que puede ser en lote o terraza.

¿Cuáles son los requisitos para acceder a los subsidios de vivienda?

Una familia para acceder al subsidio tiene que cumplir con las siguientes condiciones:

  • Tener un hogar conformado, este puede ser una familia mononuclear o extensa
  • Ahorro programado con valor superior al 10% del valor de la vivienda, que puede estar representado en cesantías, aportes periódicos o cuotas iniciales abonadas al proyecto. Este es un requisito para quienes devenguen más de dos salarios mínimos.
  • Si es para construcción en sitio propio este no puede tener hipoteca ni embargo y debe estar completamente legalizado
  • Ingresos familiares inferiores a cuatro salarios mínimos legales vigentes
  • Si la postulación es para vivienda nueva ningún miembro de la familia puede poseer vivienda
  • Nunca haber recibido subsidios de vivienda
  • No ser beneficiario de vivienda del Instituto de Crédito Territorial ni de subsidios para el mismo fin de otra Caja de Compensación, INURBE, FOGAFIN, FOREC o cualquier otra entidad pública
  • Quienes opten por el subsidio de mejoramiento deberán tener carencias básicas o construcciones de precaria habitabilidad como, por ejemplo, deficiencia en su estructura principal, cimientos, muros o cubiertas; carencia o vetustez de redes eléctricas o de acueducto

¿Cuáles son los trámites para acceder al subsidio de vivienda?

Primero es necesario llevar el formulario con los documentos soporte a la Caja de Compensación Familiar a la que se encuentre afiliado, allí las solicitudes son evaluadas y a cada una se le da un puntaje de la que finalmente se elegirán los más altos hasta agotar el número de subsidios.

Una vez asignado el subsidio la afortunada familia tiene un plazo de 12 meses para aplicarlo a un proyecto elegible. La ley estipula que las Cajas podrán prorrogar mediante acuerdo del Consejo Directivo el plazo hasta por 12 meses más. Dado el caso que durante el plazo no se haya aplicado el subsidio la familia deberá renunciar por escrito a la asignación para poder postularse de nuevo.

¿Cuál es el monto del subsidio familiar de vivienda en Colombia?

Las familias son clasificadas de acuerdo al dinero devengado en un mes, de ahí que el subsidio, atendiendo a la ley lógica de la compensación, sea mayor para quienes ganen menos.

  • Para vivienda nueva puede asignarse entre 2.142.400 y 11.783.200 pesos.
  • Para mejoramiento de vivienda hasta 6.159.400 pesos.
  • Para construcción en sitio propio se entrega hasta 9.640.800 pesos.
  • Para construcción o adquisición de vivienda rural entre 8.034.000 y 10.176.400 pesos.
  • Para mejoramiento de vivienda rural entre 6.427.200 y 7.498.400.
Estos valores son por familia, dependiendo del nivel económico y de la necesidad particular de cada una y deben ser invertidos exclusivamente para el objetivo al que fue postulado, que será demostrado si es para vivienda nueva con la compra efectiva al proyecto elegible, si es construcción en sitio propio con la misma evaluada por el comité técnico de cada Caja y para mejoramiento con las facturas de la mano de obra y materiales.

Los asuntos legales como escritura pública y permisos no pueden pagarse con estos recursos.