Steve Jobs será recordado durante generaciones como uno de los impulsores de la tecnología actual que revolucionó el mundo con sus iMac, sus reproductores de MP3, sus teléfonos iPhone y sus tabletas iPad.

Los inicios de Steve Jobs

Steve Jobs nació en 1955, en San Francisco, California. Su madre biológica no podía hacerse cargo de él y fue adoptado por una familia de clase media que residía en Mountain View, también en California – lugar que se convertiría años después en Silicon Valley, donde se haya la mayor concentración de multinacionales tecnológicas del mundo -.

Jobs conoce a Steve Wozniak y fundan Apple

Cuando estaba en la escuela secundaria de Cupertino (la actual sede de Apple), asistía a las charlas vespertinas en Hewllett-Packard donde llego a trabajar durante un verano. Fue allí donde conoció a su socio, Steve Wozniak, un empleado de HP con el que fundó Apple.

Posteriormente, se incorporó a la Universidad de Reed – nunca se graduó-, sin embargo sólo estuvo allí durante un semestre aunque anduvo por el campus durmiendo en pisos de amigos y asistiendo a las clases que él consideraba valían la pena. Decidió ir de oyente a clases de caligrafía donde aprendió los principios estéticos que marcaron no sólo la historia de los productos Apple, sino también de todos los ordenadores.

Los orígenes y el crecimiento de Apple

El primer ordenador fue desarrollado por Jobs y Wozniak en el garaje de los padres de Jobs. Era básicamente un circuito que tenía que ser montado por los propios compradores. Fue lanzado en 1976, con un precio 666 dólares.

La compañía fue fundada oficialmente un año después. Apple comenzó a crecer y a finales de 1980 entró en bolsa haciendo millonarios a decenas de inversores. En 1984, ambos fundadores recibieron de manos del presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan, la Medalla Nacional de Tecnología.

A causa del enorme crecimiento de Apple, Steve Jobs, tuvo que multiplicarse para atender todas las obligaciones que conllevan la gestión de una gran empresa. Así que buscó a un ejecutivo eficiente y encontró a John Sculley, entonces presidente de Pepsi Cola. Probablemente su contratación fue uno de los mayores errores de Jobs.

El éxito de Macintosh

El éxito de Macintosh fue total convirtiéndose casi en un dispositivo de culto. Fue el primer ordenador personal cuya presentación nada tenía que ver con el lioso entramado de letras y números en blanco y negro del MS-DOS, desarrollado por IBM, y del incipiente sistema operativo de Microsoft que, por entonces, era una pequeña compañía de software.

Disponía de un sistema gráfico conocido como WYSIWYG (‘What You See is What You Get’, lo que ves es lo que tienes) que permitía trabajar a través de iconos: mostraba un reloj cuando había que esperar y una bomba cuando el sistema se caía.

Steve Jobs despedido de su propia compañía

Sin embargo, pese al éxito, la relación entre Sculley y Jobs se deterioró y, tras una lucha interna por el poder, fue despedido de la empresa que el mismo creo. Tenía 30 años, cuando salió por la puerta de atrás de Apple pero no se amilanó y tras unos meses de reflexión decidió fundar una nueva empresa llamada NeXT, que desarrolló ordenadores de gama alta para universidades y grandes empresas.

La vida de Jobs lejos de Apple

En 1986, Jobs compró a ‘Lucas Film’ su división de animación. Así nació la compañía Pixar, que, en 1995, lanzaría Toy Story, una producción conjunta con Disney que ya forma parte de la historia del cine por ser el primer largometraje realizado íntegramente por ordenador. La película fue un éxito de taquilla y obtuvo un Oscar de la Academia de Hollywood.

Más tarde, en 2006, Disney terminó comprando Pixar, y Steve Jobs se convirtió en accionista de la compañía, con cerca del 7% de las acciones.

Fue también durante el período fuera de Apple cuando Jobs conoció a su esposa, Laurene Powell. La pareja tuvo tres hijos, sin embargo, él ya había sido padre en 1978 aunque, inicialmente negase la paternidad de su hija diciendo que era estéril. Finalmente en 1985, reconoce a Lisa Brennan-Jobs. En homenaje a ella, Jobs puso su nombre a uno de los primeros ordenadores de la compañía, el Apple Lisa.

Steve Jobs retorna a Apple

En 1996, Apple decidió comprar NeXT y esta adquisición le devuelve a la empresa que él mismo fundó. Primero como asesor y en 1997 como CEO de Apple, cargo que le permitió hacerse nuevamente con las riendas de la compañía.

Lanzamiento del iPod y iTunes

En ese momento, Apple estaba en dificultades económicas por lo que Steve Jobs decidió dar un giro a la política de la compañía y puso en marcha una nueva generación de computadoras Mac. Asimismo, realiza su primera incursión en el mundo de la música presentando en 2001 el primer reproductor iPod. Dos años más tarde, vuelve a ‘agitar’ la industria musical con el lanzamiento de iTunes que permite al usuario descargar, previo, pago sus canciones favoritas.

La llegada del iPhone

En 2007, Steve Jobs da otra vuelta de tuerca con el lanzamiento del iPhone. Durante años, los fabricantes de teléfonos móviles buscaban un dispositivo con pantalla táctil que atraiga a los consumidores. Pero hizo falta la llegada del iPhone de Apple para marcar un antes y un después en la telefonía móvil.

Finalmente, en agosto de 2011 Steve Jobs dimitió de su cargo "Siempre dije que el día en que no pudiera cumplir con mis funciones y cumplir con las expectativas como CEO de Apple, sería el primero en abandonar. Desafortunadamente ese día ha llegado", sentenciaba, así, en su carta de renuncia, dirigida a la Junta de administración y a toda la ‘comunidad Apple’.