El capítulo de estreno fue una introducción y la conexión de la precuela con la primera temporada de Spartacus, blood and sand. Sin embargo, en esta segunda entrega del serial, Starz deja a los fanáticos con la boca abierta luego de intensos e inesperados momentos. La historia va mejorando minuto a minuto y los personajes ya conocidos empiezan a encontrar su lugar. En "Missio", Oenomaus deberá enfrentar a su mentor, Crixus demostrará su talento como gladiador y Gannicus es forzado a traicionar a su mejor amigo con la finalidad de aparecer en los juegos de la Vinalia. A continuación el resumen completo del episodio 2 de la nueva temporada de Spartacus, gods of the arena.

Batiatus se venga de Vettius

En el capítulo anterior, "Past Transgressions", Batiatus fue golpeado brutalmente por hombres de Tullius y Vettius. En este episodio, Batiatus se ve completamente herido de cuerpo y de orgullo, pues sabe que si no vende a Gannicus ninguno de sus gladiadores estará presente en ninguna edición de los juegos de Capua. Solonius se presentó ante Batiatus con una propuesta de Tullius, quien ofreció el doble por Gannicus; si no acepta la oferta tanto Batiatus como Solonius quedarían excluidos del evento.

Batiatus descubre que Vettius se verá en el mercado con Quintilius Varus, un romano influyente que escogerá a los gladiadores para los Juegos de la Vinalia, quien resultó ser un viejo conocido de Gaia, la huésped y amiga íntima de Lucretia. Batiatus ordena a Doctore que prepare a tres nuevos reclutas para una misión, y si la cumplen recibirán la marca de la fraternidad de gladiadores sin haber hecho la prueba de rigor. Esos tres reclutas interceptan a Vettius con engaños, lo golpean y lo orinan tal y como sucedió con Batiatus. Mientras tanto, Lucretia y Gaia encuentran a Quintilius Varus en el mercado y le ofrecen entretenerlo en la villa de Batiatus.

Spartacus nueva temporada. Gannicus vs Crixus

Ya en la villa, Batiatus ofrece una demostración de sus gladiadores escogiendo a Gannicus como su preferido; Gaia pidió a Crixus. Ambos se enfrentaron con espadas reales y no de entrenamiento a petición de Varus. Crixus comenzó atacando sin pensar, mientras que Gannicus mostró su experiencia e inteligencia; sin embargo, la arrogancia de Gannicus puso en peligro su condición de campeón cuando Crixus empezó a demostrar todo lo que Oenomaus le había estado enseñando. Aun así, Gannicus logró recuperarse y ganar la batalla, y para suerte de Crixus, Gaia fue la encargada de dejarle vivir.

Quintilius Varus estaba agotado por el viaje, y Gaia le ofreció descansar y gozar de otros placeres, mientras que Batiatus pidió a Doctore que preparara a Gannicus para que se presente ante Varus; Doctore le cuestiona a Batiatus por qué utiliza a los gladiadores para otros fines, Batiatus se cansa de sus cuestionamientos y le indica que Oenomaus será el nuevo Doctore.

Gannicus y Melitta tienen sexo

Mientras Quintilius es agasajado con vino y opio, Batiatus alecciona a Gannicus para que satisfaga a como de lugar a Quintilius por el bien de la Casa de Batiatus. Al presentarse Gannicus ante Quintilius Varus, éste queda encantado con el físico del gladiador, lo admira y lo toca dejando claras sus tendencias homosexuales. Batiatus sugiere dejarlos solos pero Varus desea algo más: le pide que tenga sexo con Mellita, la esclava de Lucretia.

Gannicus es sorprendido e incomodado por la petición, ya que Melitta es la esposa de su mejor amigo Oenomaus, y debido a esta circunstancia Lucretia trata de interceder pero Batiatus los obliga. Con lágrimas en los ojos, Mellita accede y ambos consuman la relación enfrente de Batiatus, Gaia, Lucretia y Quintilius, quien es el más entretenido.

Oenomaus mata a Doctore

Mientras Gannicus y Mellita entretenían a Quintilius Varus, Doctore acató las órdenes de Batiatus y marcó a los dos reclutas sobrevivientes de la misión de Vettius, pero con rencor y furia les señaló que jamás serían considerados gladiadores por no haber hecho la prueba. Oenomaus gritó a Doctore para impedir que éste último golpeara a los nuevos gladiadores, y Doctore lo obliga a pelear con él con espadas. En un inicio, Oenomaus no quería hacerle daño a su mentor y solo se defendía hasta que Doctore lo hirió en el pecho.

La pelea se volvió intensa y a punto estuvo Oenomaus de caer al precipicio, pero su buen uso con la espada lo salvó, y la clavó en el abdomen de Doctore, quien lo felicitó por lo aprendido, siendo éstas sus últimas palabras. Oenomaus avisó a Batiatus y éste le dio a conocer sus intenciones de que fuera el nuevo Doctore y que no volvería a la arena nunca más, pues su buen trabajo con Crixus le hizo ver que es el mejor para el puesto. Oenomaus pide la visita de su esposa Melitta, a la cual le muestra su pesar por haber matado a su entrenador, mientras que Melitta no cuenta lo sucedido con Gannicus y consuela a Oenomaus diciéndole que ellos son esclavos y deben obedecer lo que se les manda.

Capítulos de Spartacus. Batiatus y su padre en el próximo episodio

En episodio 3, "Paterfamilias", Titus, padre de Batiatus y dueño aún de la Casa de Batiatus y sus gladiadores, aparece en escena para supervisar lo hecho por su hijo. Batiatus siente amenazado su futuro éxito como lanista con su padre presente, pues sus modos son muy diferentes a los de él.