En el penúltimo capítulo de Spartacus: Gods of the Arena, Titus desaprueba a Lucretia y presiona a Batiatus para que la deje, los gladiadores deberán enfrentar una prueba entre ellos mismos para demostrar su valía. Lucretia ve amenazada su posición en la Casa de Batiatus y toma cartas en el asunto. Gannicus y Melitta se confiesan su amor, pero termina en tragedia. Titus es asesinado. Este es el resumen de "Reckoning".

Capítulo 5: Titus da ultimátum a Batiatus; torneo interno en el ludus

El episodio comienza con Melitta encontrándose con Gannicus y dejándose llevar por sus deseos. Ambos tienen relaciones sexuales en la bodega, pero en pleno éxtasis Melitta siente sangre en su cara y observa como Doctore mata a Gannicus y está a punto de matarla a ella también por infiel. Se despierta, fue solo un sueño. Melitta sigue pensando en Gannicus.

Titus pide a Doctore que organice un torneo interno en el ludus para descubrir el potencial de cada gladiador, el que gane será reconocido, y el que pierda será mandado a las minas. Luego del asesinato de Gaia, Titus pidió a Batiatus que se alejara de Lucretia, y le da un ultimátum para que disuelva su matrimonio o si no se irá a la calle. Lucretia se ofende porque Batiatus no le dio una respuesta inmediata a su padre, él le señala que ella ha fallado en darle un hijo.

Lucretia y Crixus, su primera relación

Titus mandó llamar a Tullius para pedirle cuentas respecto a la muerte de Gaia; Tullius le obsequia vino y para limar asperezas le ofrece un puesto en la inauguración de la nueva arena de Capua, a cambio de que le venda a Gannicus. Titus y Batiatus van a discutir al respecto, mientras Lucretia aprovecha la ausencia de ambos para verse en privado con Crixus, ahí le pregunta al gladiador respecto a la fertilidad de su padre y abuelo, y al verlo como buen prospecto, Lucretia decide en tener relaciones con él para poder procrear el hijo que Batiatus tanto anhela.

Batiatus se enfurece con su padre por su intención de vender a Gannicus, y Titus lo presiona para que elija entre el ludus o Lucretia. Al verse a solas con su padre, Batiatus intenta matarlo pero se arrepiente y elige quedarse con su esposa, por lo que está dispuesto a abandonar la Casa de Batiatus.

Spartacus 2011: Crixus vs Gannicus, pelea por ser el mejor

Luego de una intensa jornada de peleas. Crixus y Gannicus quedan como los dos gladiadores con más victorias, por lo que deberán disputar la batalla final para decidir quién es el campeón del ludus. Sin embargo, Titus le señala a Doctore que saque a Gannicus de la competencia pues será vendido a Tullius; Doctore intercede y pide que le dé una oportunidad a Gannicus de demostrar su talento. Titus acepta, pero indica que si pierde será vendido. Doctore avisa a Gannicus para que este pelee lo mejor posible y evite la venta.

La pelea comienza con gran forma, Titus los mira desde el balcón y reconoce a Batiatus su buen ojo para los gladiadores pues ambos esclavos fueron favorecidos por su hijo desde un principio. Gannicus se ve superior a Crixus, pero este último no se rinde y sigue de pie; no obstante, Gannicus ve a Melitta en el balcón y recuerda su momento íntimo con ella y lo desconcentra, Crixus aprovecha y lo hiere. Gannicus sigue pensando en Melitta, y recuerda cómo ella lo rechaza, por lo que el gladiador baja la guardia y se deja ganar por Crixus para ser vendido y no sufrir por el amor de Melitta. Crixus es reconocido como el mejor gladiador del ludus.

Titus y Melitta mueren envenenados por Lucretia

Al terminar la batalla entre Crixus y Gannicus, Titus cae enfermo en una cama. El médico le indica a Batiatus que su condición es muy grave y que no tienen las hierbas necesarias para curarlo, por lo que el mismo Batiatus acompañado de Doctore van en busca de las medicinas. Lucretia se queda al cuidado de Titus, y Melitta, quien vio la partida de Doctore, pidió a Lucretia que la dejara ver a Gannicus antes de que fuera vendido. Lucretia accedió y se quedó sola con Titus.

En la celda, Melitta visita a Gannicus a quien le llevó vino para brindar por última vez antes de su partida, y saber por qué se dejó ganar ante Crixus. Gannicus le confesó que fue para alejarse de ella pues no soporta verla y no tenerla. Melitta acepta que fue lo mejor para todos y también confiesa que ella lo desea. Ambos se funden en un beso apasionado. Mientras tanto, Titus pregunta a Lucretia si ama a Batiatus, Lucretia le dice que ama mucho a su hijo y que por eso no soporta que siempre lo haga sentir mal, por lo que le confiesa que ella es la culpable de su enfermedad, y que envenenó el vino que Tullius le obsequió. Titus comienza a toser sangre y cae de su cama. Lucretia le dice a Titus que le dirá a Batiatus que Tullius lo envenenó y así también vengará la muerte de Gaia.

Lucretia sale satisfecha de la habitación y se encuentra a Gannicus con Melitta en brazos, muerta debido al vino que tomó unos momentos antes; ella también comenzó a toser sangre mientras estaba haciendo el amor con Gannicus. Lucretia le ordena a Gannicus que nunca le mencione a Doctore que Melitta estuvo en su celda o que estuvo con él. Batiatus y Doctore llegan y ven los cadáveres, ambos destrozados se despiden de su padre y su esposa respectivamente.

Final de Spartacus, gods of the arena

"The Bitter End" es el último capítulo de la Spartacus, gods of the arena, y mostrará la inauguración de la nueva arena de Capua juntando a todos los gladiadores, quienes lucharán por el honor de la Casa de Batiatus. El final de temporada promete ser espectacular, y todos los componentes que han hecho a esta serie la favorita del público estarán presentes para cerrar esta exitosa precuela.