El próximo día de los enamorados deja a tu pareja con la boca abierta con estas ideas atrevidas que, sin duda, le arrancarán una sonrisa. Sobre juguetería erótica casi habría que hacer un máster para estar enterado de todas las novedades.

Lo último en el mercado en cuanto a anillos vibradores y, especialmente creado para San Valentín, es uno llamado Hot Lips, en forma de ardientes labios, fabricado en un material muy suave y flexible. Además, para ella, están pensadas las bolas chinas Desi Pink, muy silenciosas, discretas y decoradas con corazones, un estampado muy acorde con esta fecha.

Prueba a sorprenderla con un masaje sensual que recordará siempre. Para ello, han sido creados los aceites afrodisíacos. Un buen ejemplo lo trae la línea Shunga, especialmente creado para aplicar en las zonas erógenas, con un agradable efecto calor. Además, algunos de ellos son comestibles.

Artilugios sexuales para hombres

En este sentido, existen también juegos ideados para ellos, como los masturbadores masculinos. La colección Tenga ofrece productos que tu chico acogerá agradecido. No te extrañes si un día no responde tus llamadas.

En esta línea, se encuentra el Pussy to go, un masturbador que emula a una vagina, similar al que popularizara la serie americana “Blue Mountain State”. Asimismo, para una relación sexual más larga se comercializa un anillo de erección magnético, que retrasa la eyaculación y que propiciará que la pasión de este 14 de febrero se prolongue hasta altas horas.

Y para ambos, lubricantes de distintos sabores. Imagina a tu pareja untada con una golosa tarta de queso con fresas, con un adictivo chocolate o con fresas y champán. Hay lubricantes para todos los gustos, sin olvidarnos de los sabores más tradicionales como sandía o cereza.

Juegos eróticos para abrir boca

Porque el sexo es cosa de dos han sido ideados estos juegos eróticos, para jugar en pareja. Chocoplay consiste en hacer las pruebas que marcan las tarjetas cuyo ganador recibirá un suculento premio: dejarse devorar por su pareja previamente habiéndose untado de chocolate. Un juego de preguntas que pondrán a prueba vuestro conocimiento erótico es El juego del deseo, ideado también para conocer más si cabe aspectos sexuales de tu pareja. Y para averiguar las fantasías eróticas de tu amante está Fantasy Play, divertido juego con nueve temáticas distintas.

Para los más tiernos está Corazón romántico, con más de cien pruebas cargadas de romanticismo. En esta línea se encuentra un gran surtido: Cosquilleos de amor o Corazón Erótico.

Con todas estas propuestas San Valentín dejará de ser menos rosa y se volverá un poco más picante. Eso sí, atención a los detalles, decora el escenario donde celebraréis el día mundial del amor: crea una auténtica cama de rosas.