La PSP (PlayStation Portable) ya tiene sucesora. Sony ha presentado en la convención anual de E3 (Exposición Electronic Entertainment) su PSVita, la nueva consola de videojuegos que estará disponible en dos modalidades, una con tecnología 3G y Wi-Fi (por 299 euros) y otra solo con Wi-Fi por 249 euros. En ambos casos, el aparato aúna los controles de botones tradicionales con una pantalla táctil con el que se disfrutará de un motor gráfico mejorado y una amplia gama de juegos. Ante sí tiene el importante reto de superar los 70 millones de unidades vendidas por su predecesora tras su aparición hace siete años.

La marca japonesa ha decidido variar su denominación original de NGP por PSVita (cuyo significado es PlayStation Vida) para revitalizar un proyecto que parecía atascado en los últimos meses. El director de la división de entretenimiento de Sony, Shuhei Yoshida, señaló a este respecto que han optado por una pantalla de cinco pulgadas tras las críticas recibidas por los usuarios y que permite ver películas con mayor comodidad. “Queremos tener un equilibrio entre una experiencia inmersiva, para todos los sentidos, sin perder portabilidad”, explicó Yoshida a los asistentes al E3. En opinión del director ejecutivo de Sony Computer Entertainment America, Kazuo Hirai, “la PlayStation Vita revolucionará la experiencia de entretenimiento portátil. Se puede jugar con todo el mundo”.

Sensible al movimiento como los iPhone

La consola cuenta, además, con una cámara principal delantera y una secundaria en la parte de atrás (donde se encuentra una touch pad que permite moverse por los menús). Cuenta con los mandos clásicos, dos ‘setas’ a ambos lados de la pantalla junto al cursor de movimiento y los botones: triángulo, cuadrado, círculo y equis. Al igual que en los iPhone, dispone de un acelerómetro y giroscopio, que son sensibles a los cambios de orientación. La Vita está preparada para acceder a la red PlayStation Network (un entorno interactivo y gratuito para que los usuarios charlen entre sí, jueguen con amigos y naveguen por la banda ancha).

Pese a que la PSP seguirá en el mercado, Sony ha apostado por la compatibilidad de los juegos en ambas consolas, algo no que no sucedió al pasar de la PlayStation 1 a la 2 o de la 2 a la 3. Una de las nuevas posibilidades que presenta la Vita se comprobó en una demostración del juego Reality Fighters, con el que se pueden hacer fotos a objetos corrientes y ver cómo los personajes luchan entre ellos utilizándolos.

La consola también apuesta por la interactividad virtual. Cuenta con un servicio de comunicación llamado Party que permitirá enviar mensajes de voz y texto durante juegos o cuando se realiza una búsqueda en Internet. También guardará un historial con los jugadores que se ha participado, a los que se le podrán enviar regalos virtuales.

Una televisión 3D para la PlayStation 3

Durante el mismo acto de presentación, se presentó un monitor de 24 pulgadas como complemento para los juegos en tres dimensiones de la PlayStation3. La pantalla irá acompañada por unas gafas estereoscópicas con baterías recargables. Una de las novedades de este sistema es que permite ver dos pantallas diferentes cuando jueguen dos personas a la vez. Cada jugador verá lo que le interesa a través de sus gafas sin que el monitor deba partirse en dos áreas.

Asimismo, Sony anunció nuevos juegos para la PS3 como es el caso de God of war 3D, Battlefield 3, Battle of the Colossus, Need for Speed: The Run, Uncharted 3 o NBA 2K12. En este último caso, el gigante tecnológico hizo una presentación por todo lo alto contando con el escolta de Los Ángeles Lakers, Kobe Bryant, quien tras jugar una partida explicó que “es tan realista que da miedo”.