El género femenino tiene algunas grandes diferencias con el masculino en términos emocionales, de carácter, de costumbres, gustos, sexualidad, entre otros, lo que hace que los hombres siempre digan que las mujeres son incomprensibles y muy difíciles a la hora de hacer algo.

Sin embargo esto se ha vuelto una enorme tendencia social, hasta las mismas mujeres dicen ser complicadas y sentirse orgullosas por ello. También se dice que el ser complicada es parte de ser mujer, que si una mujer no es difícil no es mujer, que a las mujeres nada les parece, que a veces pueden ser tan molestas, entre otros.

Lo cierto y lo que saben todas las mujeres es que el ser mujer no es nada fácil, sobre todo si se piensa en todas las cosas por las que la mujer ha tenido y tiene que pasar en términos sociales, biológicos y legales.

Las dificultades de ser mujer

Se tiene la idea de que la mujer es el sexo fuerte, porque a lo largo de la historia han existido muchas injusticias y por el hecho de llevar una gran carga reproductiva y muchos cambios hormonales.

A nivel histórico-social se puede hablar de dificultades como el papel de la mujer según la biblia, el poco amparo que tenían en las leyes, los prejuicios sociales como el machismo, el maltrato doméstico, la constante lucha por los derechos de la mujer, la marginación que existía respecto a temas sociales como la política, legislación, matrimonio, derechos, entre otros.

Si se habla de parámetros biológicos, se nota claramente una desventaja de la mujer respecto al hombre. El período menstrual, los cambios hormonales, el embarazo, parto y lactancia, la menopausia, la carencia de gran fuerza física y agilidad, la delicadeza en general, son dificultades que las mujeres han tenido, tienen y tendrán y aun así son capaces de hacer las mismas tareas que los hombres.

El hecho de que existan tantas dificultades y trabas que han tratado de reprimir a la mujer y aun así las venzan para enfrentarse a un mundo lleno de problemas; quiere decir que las mujeres son muy especiales y fuertes.

¿Son complicadas?

El tener el peso de una fisiología variable y poco piadosa, el tener que luchar a diario con la carga del machismo y prejuicios arcaicos, el ser madres, esposas, abuelas, profesionales independientes y el sostén del hogar son cosas que cualquiera no podría llevar con tanto éxito.

La verdad es que las mujeres sí son algo complicadas, pues tendencias como la vanidad hacen que quieran tenerlo todo para lucir un buen aspecto físico.

La decoración del hogar, habitación, oficina y cualquier otro espacio son de preferencia de las mujeres, por lo que buscarán todos los medios para personalizar su espacio de acuerdo a sus gustos y motivaciones.

A diferencia de los hombres las mujeres gustan de los juegos de palabras y que el hombre prácticamente adivine lo que están sintiendo, es por eso que ciertas indirectas son una pauta para que el hombre diga "Te quiero" o para que haga cualquier otra manifestación de cariño.

La mujer posee una forma distinta de manifestar enojo, de castigar las injusticias, de manifestar las emociones y es por esto que cuando la mujer dice que no ocurre nada, es cuando le pasa de todo.

Épocas de cambios hormonales como el período, el embarazo y la menopausia contribuyen a que el humor cambie de forma negativa, debido a que son estados de sensibilidad extrema.

Y por todas estas cosas es que a las mujeres les cuesta un poco mantenerse en un solo estado emocional, pues son demasiadas variantes y cambios que hay que soportar.

La conclusión de todo es que variables o no, los hombres no deben concentrarse en entenderlas, sino en quererlas, porque ser mujer es muy probablemente una de las cosas más difíciles que hay y tener una compañía masculina confidente y comprensiva es una carga menos.