El escritor uruguayo Eduardo Galeano dijo que “actuar sobre la realidad y cambiarla, aunque sea un poquito, es la única manera de comprobar que la realidad es transformable”.

Afortunadamente, multitud de ONG cada día lo corroboran, trabajando codo con codo con los más desfavorecidos, con los más necesitados.

La república de Camerún

Con su capital en Yaundé, Camerún posee una superficie de más de 400 mil kilómetros cuadrados y una población cercana a los veinte millones de habitantes.

Los tristes datos de los años 2000 a 2005 exponen que la esperanza de vida no supera los cincuenta años, mientras que la mortalidad infantil está cercana al 90% y el analfabetismo es del 40% en mujeres y del 23% en hombres.

Historia de Camerún

En 1884 Camerún es controlada por Alemania y, como tantos otros países africanos, es "inventado" al antojo de Europa. En esas fechas comienzan a llegar misioneros que ejercen una gran influencia en la población.

Ya en el siglo XX, y al finalizar la Primera Guerra Mundial, Camerún pasa a manos de franceses e ingleses. Es con el fin de la Segunda Guerra Mundial, cuando este país consigue la independencia.

Religión y economía en Camerún

En Camerún existen más de 230 etnias, pero se pueden diferenciar cinco grupos importantes: los bantú, los semibantú, los sudaneses, los peulh y los árabes choa.

La religión animista es mayoritaria entre el pueblo camerunés, lo espiritual y mágico ocupa gran parte de sus creencias.

Antiguamente la economía de Camerún gozaba de buena salud, pero en la actualidad este país es incapaz de salir de la pobreza. El centro económico es la ciudad de Douala.

Los productos más importantes de su agricultura son: café, algodón, caucho, cacao, plátanos y aceite de palma.

ÁFRICA EduSa

ÁFRICA EduSa es una asociación fundada a finales del año 2006 en España, sin ánimo de lucro y enfocada a la solidaridad con los pueblos más pobres. Su sede se encuentra en la ciudad de Barcelona.

Su propósito es auxiliar a la población de Camerún, especialmente a los más desprotegidos, como son los jóvenes, los niños y las mujeres.

Algunos proyectos de ÁFRICA EduSa

  • Centro de acogida: con la intención de proteger y darles un techo a niños abandonados, hace cuatro años se pone en marcha una casa de acogida en la ciudad de Kekem, con cabida para 25 niños. En el 2009 se produce una ampliación, que permite aceptar casi el doble de chavales. Sin embargo, todavía se necesitan ayudas para continuar con el proyecto.
  • Precisan apoyo para reparar un hospital alemán abandonado, y transformarlo en un centro de salud útil. Esto proporcionaría asistencia médica a los 17.000 habitantes del pueblo de Loum Chantiers-cie.
  • Campo de cultivo: propiciará el trabajo y el desarrollo para los habitantes de la zona. Se precisan recursos para seguir avanzando en el proyecto.
  • Canalización de agua: esta idea arranca a principios del presente 2011. Proporcionará agua potable a unas veinte mil personas.

Cómo ayudar a ÁFRICA EduSa

Existen diversas maneras de colaborar con esta ONG:

  • Financiando sus proyectos.
  • Apadrinando a un niño, por tan solo 25 euros mensuales.
  • Haciéndose socio.
  • Efectuando donativos puntuales.

La barbaridad de “planchar” los pechos a las niñas

Es una vieja costumbre en muchos países africanos, entre ellos Camerún. Cuando las niñas entran en la adolescencia y empiezan a desarrollar los pechos, se les aplican piedras calientes sobre ellos y se presiona con fuerza, con el fin de que las jóvenes pierdan todo atractivo sexual para los hombres.

Esta práctica provoca todo tipo de problemas de salud, como abscesos, dolores, infecciones, etc, sin hablar de las graves secuelas psicológicas que deja en las niñas.

El pasado año 2010 se realizó una investigación donde se afirmaba que cuatro millones de mujeres cameruneses habían sufrido esta escalofriante práctica.

Solidaridad

Camerún es tan solo un país más, un lugar más, que necesita la solidaridad, no la limosna, de quienes pueden permitirse el lujo de ayudar.

Existen muchos otros lugares, en África, en Asia, en Latinoamérica, en España… Pueblos olvidados, personas invisibles, pero que sufren y sueñan como cualquier ser humano.

Sería extraordinario que la palabra solidaridad fuese una palabra en desuso, porque fuese innecesaria. Sin embargo, la realidad no es esa y por lo tanto, la solidaridad debería ser una asignatura obligada en los colegios, una obligación para quienes tienen el privilegio de poder ayudar, por el simple motivo de que todas las personas merecen vivir con dignidad.

Quisiera terminar este artículo tal y como lo comencé, con unas palabras del escritor Eduardo Galeano cuando dijo: “hay quienes creen que el destino descansa en las rodillas de los dioses, pero la verdad es que trabaja, como un desafío, sobre las consciencias de los hombres”.