El descenso de River Plate fue un hecho traumático para propios y extraños dentro del fútbol argentino. Por primera vez en sus 110 años de rica historia, los “millonarios” descendieron de categoría al perder la promoción con Belgrano. Se especuló mucho sobre como iba a reaccionar el equipo y sobre las dificultades que se le plantearían en la nueva divisional, pero hasta el momento, el equipo que más veces salió campeón en Argentina, logró tres triunfos en los tres partidos que disputó.

Los partidos que ganó

En la primera fecha, en el estadio Monumental, River derrotó a Chacarita por 1 a 0 con gol del defensor Juan Manuel Díaz de cabeza, uno de los pocos jugadores que se quedaron en el club luego del descenso. El partido fue muy disputado pero por momentos se vio un buen juego de River, comandado por Alejandro “el chori” Domínguez, uno de los refuerzos “estrella” del equipo, que volvió al club de sus amores para ayudarlo a salir de esta incómoda situación.

Por la segunda fecha, River se impuso ante Independiente Rivadavia de Mendoza por 3 a 1 en condición de visitante. Arrancó perdiendo el partido muy temprano, pero con goles del juvenil Ocampos, y los refuerzos Aguirre y Sánchez, dio vuelta el marcador. Los autores de los goles fueron los pilares de la remontada y las mejores cartas que mostró en equipo de Matías Almeyda, flamante DT.

En la tercera fecha, de local (pero a puertas cerradas y en cancha de huracán porque suspendieron el Monumental por los incidentes cuando quedó consumado el descenso), River venció 3 a 1 al débil Desamparados de San Juan, que por primera vez juega el Nacional B, ya que ascendió la pasada temporada, luego de una buena campaña en el torneo Argentino A. Una vez más, los refuerzos y los juveniles de River mostraron su jerarquía, y pese a no mostrar un gran juego se impusieron con facilidad ente un rival netamente inferior.

Lo que se viene

El próximo sábado a las 17:15, River tendrá un duró cruce con Quilmes, en la cancha de cervecero. El equipo dirigido por Caruso Lombardi, es otro de los recién descendidos, y por ende tiene la obligación de pelear el torneo.

Luego a River se le vienen dos cruces que parecen “trámites”, pero en esta división no se puede subestimar a ningún rival, porque todos los partidos son muy luchados, y porque todos los rivales “se juegan la vida” contra “los millonarios”, por ser la primera vez que lo enfrentan en la B. Por la 5ta fecha enfrenta a Defensa y Justicia, y en la 6ta visita a Merlo. Contra el Halcón de Varela, River deberá cumplir otra fecha de suspensión de su estadio, y su público tampoco podrá concurrir a la cancha de Huracán, donde se jugará el partido. Contra Merlo, aún no se sabe donde se jugará, porque con la vuelta de los visitantes a las canchas del ascenso, probablemente el local decida mudarse para brindarle más localidades a River y recaudar más dinero.

Las claves del equipo

La vuelta del “chori” Domínguez fue importante para sumarle jerarquía al plantel, al igual que el retorno de Cavenaghi, que aún no mostró su máximo nivel. El “torito” aún no marcó tantos, pero siempre es una referencia en el área rival, en tanto que el “chori” es el generador de juego de este sólido equipo de Almeyda que por momentos ilusiona a sus hinchas.

Los refuerzos que mejor rindieron hasta el momento son Sánchez (proveniente de Godoy Cruz) y Aguirre (que vino de Olimpo). Ambos ya anotaron goles y son dos piezas fundamentales en la mitad de cancha, ya que no sólo marcan y colaboran con la recuperación, sino que también asisten y llegan al área rival para ser ellos mismos quien definan las jugadas.

Las apariciones de los juveniles Ocampos y Abecasis son muy prometedoras. El primero mostró un muy buen pie, y un temperamento y una convicción notable a la hora de encarar y atacar; vale recordar que tiene tan sólo 17 años y aún le falta mucho que aprender, pero con dos goles en el certamen, ya asoma como una gran promesa. Abecasis por su parte, apareció ocupando el lugar que dejó Ferrari (lateral derecho), que luego de varios años en River se fue a Rosario Central. Este potente juvenil mostró mucha prestancia a la hora de marcar y también para llegar al fondo, desbordar, y tirar los centros. Sin duda que tiene un gran futuro.

Los problemas institucionales que no cesan

A pesar del relativo buen presente deportivo (es difícil calificar de positivo esto ya que River esta jugando en la segunda división), los problemas de la comisión directiva con los opositores y los socios no ceden. La violencia dijo presente una vez más en el club la semana pasada cuando un directivo apuñaló a un socio (José Serio), luego de una discusión por el aumento de la cuota social.

El clima con el presidente Daniel Alberto Passarella no es el mejor luego del descenso de River, el hecho más doloroso de su historia. Los opositores le reclaman más participación, ya que creen que la conducción del club se torno muy “personalista”, y ya hay varios hechos oscuros de la gestión, que prometió ser más transparente que la anterior (de José María Aguilar), la gran culpable de este complicado momento económico y deportivo del club.