La migración internacional esta emergiendo como una característica estructural básica en casi todos los estados industrializados y supone una prueba de la intensidad y coherencia de las “fuerzas esenciales”, poco comprendidas o no del todo conocidas, basadas en teorías en competencia.

Las diferentes teorías desarrolladas para la comprensión de los procesos de migración internacional proponen mecanismos causales que operan en niveles de análisis ampliamente divergentes, afirman Douglas S. Massey, Joaquín Arango, Graeme Hugo, Ali Kouaouci, Adela Pellegrino , J. Edward Taylor, en su trabajo: Teorías de migración internacional: una revisión y aproximación.

Aunque las proposiciones, asunciones e hipótesis derivadas de cada perspectiva no son inherentemente contradictorias, sin embargo conllevan implicaciones muy diferentes en la formulación de políticas adecuadas.

Recomendaciones

Dependiendo de qué modelo se sostenga y bajo qué circunstancias, la ciencia social podría recomendar a los encargados de realizar tales políticas que tratasen de regular la migración internacional a través de cambios en las condiciones salariales y de empleo de los países de destino.

Entre otras, a través de la promoción del desarrollo económico en los países de origen; estableciendo programas de seguridad socia l en las sociedades de envío; reduciendo la desigualdad de ingresos en los lugares de origen.

Mejorando los mercados de capital y los de futuros en las regiones en desarrollo ; o a través de alguna combinación de estas actuaciones.

Imperativos estructurales

También podría advertirse que todos estos programas serían infructuosos dados los imperativos estructurales impuestos a los movimientos internacionales cada vez más apartados de las relaciones económicas de los mercados.

Sea cual sea el caso, dado el tamaño y la escala de los flujos migratorios contemporáneos, y dado el potencial existente en la emergente diversidad de las sociedades multiétnicas en todo el mundo para los desacuerdos y conflictos, las decisiones políticas sobre migración internacional se encontrarán entre las reconstrucciones más importantes de las próximas dos décadas.

Soportes empíricos

Asimismo, la fijación de los soportes empíricos relativos a cada una de estas ideas teóricas y su integración a la luz de esta evaluación estarán entre las tareas más importantes que tengan que realizar las ciencias sociales en los subsiguientes años.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), al conmemorar el Día Internacional del Migrante, manifiestó que los gobiernos tienen que abrir los ojos para ver los beneficios que trae consigo la migración y dar a conocer esta visión a la opinión pública amplia.

Tela de juicio

Con frecuencia, se pone en tela de juicio las contribuciones positivas que hacen los migrantes a la sociedad al tiempo que muchos gobiernos adoptan actitudes poco visionarias de cara a los migrantes, tachándoles de carga para las economías convalecientes o acusándoles de socavar el estado de bienestar social.

Ello no obstante, abundan pruebas de las contribuciones que hacen los migrantes.

Pagan impuestos

Un estudio publicado durante este año por el University College London (UCL) demostró que, entre 2008 y 2009, los recién llegados de Europa Oriental pagaron un 37% más en impuestos que las prestaciones y servicios públicos de que se beneficiaron.

También, fueron muchos los migrantes que ayudaron a prestar servicios públicos críticos en calidad de médicos, enfermeras o limpiadores en el Servicio Nacional de Salud. Otro reciente estudio puso de relieve las repercusiones empresariales positivas que tienen las comunidades de inmigrantes en la economía británica.

Empresarios autoempleados

En los Estados Unidos, los americanos se benefician de alrededor de US$ 37 mil millones, resultantes de la participación de los inmigrantes en la economía estadounidense, según señala el Presidente del Consejo de Asesores Económicos.

Uno de cada diez o más empresarios autoempleados en los Estados Unidos es un inmigrante.

Mayores oportunidades

A nivel nacional la migración de mexicanos hacia Estados Unidos ha disminuido alrededor del 30 por ciento, a causa no sólo de la crisis económica del vecino país del norte, sino por la violencia en México, aseguró Marina Ariza Castillo, del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM.

"Hoy día, refirió, los migrantes son víctimas de las bandas criminales, nadie quiere arriesgarse a cruzar si con ello pone en riesgo la vida.

"De acuerdo con el censo de Población y Vivienda de 2010, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, se ha registrado un descenso relativo del fenómeno.

Números

En la actualidad hay más de 11.8 millones de “paisanos” que residen en la Unión Americana, el problema es que parte de la migración mexicana que entra a ese territorio es indocumentada y es difícil de cuantificar, pero si se considera a toda la población de origen mexicano, la cifra sobrepasa los 26 millones de personas.

Además, abundó, los lazos que unen a los connacionales en EU con los que habitan la República Mexicana permanecerán, y mientras estén latentes la gente seguirá con el apoyo, con recursos económicos, a sus familias, comunidades y pueblos.

Remesas

En cuanto a las remesas, Ariza Castillo reveló que en 2010 ingresaron al territorio 21 mil millones 271 mil dólares, lo que representó un incremento marginal de 0.1 por ciento respecto a 2009.

Así, nuestro país se posicionó como el primer receptor en Latinoamérica, y el tercero en el mundo, detrás de China e India, según cifras del Banco de México.

Si bien es cierto que algunos migrantes retornaron a nuestra nación por la situación crítica de la economía de Estados Unidos, se trata de un proceso que trascenderá este momento coyuntural.