Durante los últimos días, la situación de Libia está siendo cada vez más compleja. Si la situación del país desde hace meses ha ido mucho más allá de las protestas que se habían visto en otros países árabes hasta dar lugar a una verdadera guerra civil, ahora las últimas informaciones parecen indicar que el final de los conflictos podría estar cada vez más cerca.

Los rebeldes entrarán en Beni Walid

Como informa la agencia Reuters citando como fuente a la cadena Al Jazeera, entre los planes de los rebeldes libios está la entrada en la ciudad de Beni Walid, reducto leal al dictador que había indicado que no tenía intención de plegarse a las exigencias de los rebeldes.

Sin embargo, en estos últimos días, una serie de contactos de los representantes de los rebeldes con las autoridades de la ciudad habrían permitido llegar a un acuerdo para que durante estos días los rebeldes pudieran tomarla pacíficamente y sin combates.

No obstante, no se sabe con exactitud qué día se podría producir la entrada en la ciudad, si bien es posible que se haga durante el día de hoy.

Posible huída de Gadafi

Además, la entrada de un convoy de vehículos militares libios en Níger podría tener que ver con las negociaciones que Gadafi ha llevado a cabo durante los últimos días para conseguir asilo político en algún país africano, concretamente en Burkina Faso, cuyo Gobierno ya había manifestado su intención de acoger a Gadafi.

En efecto, entre 200 y 250 vehículos militares libios escoltados por tropas nigerianas habrían entrado en la localidad de Agadez, al norte del país. En ese convoy viajarían altos mandos militares del ejército libio leales al dictador.

El hecho de que no se conozca el paradero actual de Gadafi, que escapó de Trípoli cuando esta ciudad fue tomada por los rebeldes hace dos semanas, hace que se piense que el dictador pudiera planear unirse al convoy, si es que no lo ha hecho ya.

También se cree que el hijo de Gadafi, Saif el Islam, podría unirse al convoy para asegurar su huída.

Informaciones contradictorias

Pese a todas estas informaciones, ayer el portavoz de Gadafi, Musa Ibrahim, anunció que el dictador se encuentra todavía en Libia, y que se halla "en buen estado de salud y con buen ánimo en algún lugar de su tierra", concretamente "en una zona inalcanzable para estos grupos sediciosos".