Cuando en el análisis sintáctico el ejemplo propuesto cumple los requisitos del modelo canónico, del modelo prototípico, entonces las dudas suelen ser escasas o nulas y la certeza amplia y definitiva. No obstante, es frecuente que se presenten dudas y este es el caso de los suplementos o complementos de régimen verbal.

Verbos con CDirecto o con Suplemento

Este es el caso de verbos como creer, pensar, cuidar y olvidar. Estos verbos pueden funcionar con CDirecto:

  • Si no lo veo, no lo creo
  • Lo pensaré
  • Cuidaremos la casa
  • No lo olvides
Del mismo modo, esos mismos verbos pueden funcionan con una preposición exigida por el régimen verbal:

  • No creo en ti
  • Piensa en ello
  • Cuidad de los niños
  • No te olvides de mí

Verbos con CDirecto y con Suplemento

Este grupo de verbos presentan al mismo tiempo ambos tipos de complemento. Son verbos del tipo abastecer, proveer, convencer, informar, preguntar, etc, según los ejemplos:

  • Esta empresa abastece de carne a toda la gente (la abastece de carne)
  • Convencí de eso a mis padres (los convencí de eso)
  • Informa de los acuerdos a los empleados (los informa de eso)
  • Pregunté a María por sus padres (la pregunté por ellos)
  • Convertí el agua en vino (lo convertí en eso)
Otros verbos similares: llenar, instar, defender, librar, persuadir, privar, transformar, convencer, etc.

El 'se' semántico y el suplemento

Algunos verbos existen en forma no pronominal y en forma pronominal, pero expresan ideas perfectamente distintas. Este es el caso de 'acordar' y 'acordarse'. En su forma primera el verbo es sinónimo de llegar a un acuerdo, a un consenso: los vecinos acordaron las nuevas cuotas; sin embargo, en su forma pronominal el significado es sinónimo de recordar: siempre nos acordamos de tus niños.

Parecido es el caso de los verbos 'dedicar' y 'dedicarse'. El primero construye así: alguien dedica algo a alguien, con el sentido de ofrecerle algún obsequio; mientras que en su forma pronominal, se construye con el verbo en persona concordada (yo me dedico a algo, tú te dedicas a algo, etc) y el sentido es similar a cuál es tu profesión, tu trabajo.

Entre el complemento circunstancial y el suplemento

Si se observa con detenimiento este grupo de oraciones, se puede comprender la diferencia entre los complementos circunstanciales y los suplementos.

  • Juanito nos cuenta un chiste (decir, relatar, narrar)
  • Juanito cuenta las ovejas (numerar, computar cuántas hay)
  • Juanito cuenta con los dedos (CCModo)
  • Juanito cuenta contigo para el partido de mañana (contar con alguien, suplemento)
Contar es un verbo que, tal como se muestra aquí, puede tener tres significados distintos y, en consecuencia, presenta tres estructuras sintácticas distintas. Si es un verbo de lengua, próximo al significado de relatar, narrar, entonces funciona con la estructura 'alguien cuenta algo a alguien', es decir, 'Sujeto+verbo+CDirecto+CIndirecto' y su CDirecto es una historia, una narración, etc; en cambio, puede significar hacer el recuento de algo y, por consiguiente, su régimen exige un CD contable (contar ovejas, contar libros). Por el contrario, cuando quiere significar algo similar a 'tener en cuenta', 'considerar válido', entonces su régimen cambia y el complemento se introduce mediante la preposición 'con'.

En el tercer ejemplo se presenta una muestra de CCModo introducido por la preposición 'con', es un modo de contar practicado por los niños en su etapa inicial; expresa, por tanto, un modo de realizar la acción del verbo. De modo muy distinto, la preposición del suplemento en el último ejemplo no expresa ninguna circunstancia, es simplemente una preposición exigida por el régimen verbal, es la marca de suplemento de ese verbo.

Entre un verbo y su suplemento hay mayor grado de cohesión que entre un verbo y su complemento circunstancial, de tal manera que la eliminación de un complemento circunstancial no afecta tanto la estructura del predicado ni a su sentido.

En los casos más definidos, si alguien pretende construir una oración con el verbo arrepentirse, deberá emplear la preposicion 'de' ; si con el verbo confiar, la preposición 'en', etc.