La sinergia es la clave del trabajo en equipo y es un valor que debemos aprender si queremos ser más efectivos, más exitosos y más productivos. Trabajar juntos creativamente para emprender, es el poder del trabajo en equipo, y para ello debemos desarrollar tres aspectos fundamentales que son: el conocer, el hacer y el convivir.

Conocer, hacer y convivir

El conocer tiene que ver con el aprendizaje, la instrucción o el conocimiento; el hacer es llevar a cabo lo aprendido y el convivir, que es quizás el más importante, porque es aquí donde entra el trabajo en equipo, y tiene que ver con las relaciones humanas o interpersonales, o la inteligencia interpersonal. El buen líder sabe desarrollar muy bien estos tres aspectos.

El mundo avanza gracias al trabajo en equipo y según el conferencista internacional y asesor de empresas Rudy Alvarez “el verdadero trabajo en equipo consiste en dividir las preocupaciones del proyecto para multiplicar las realizaciones. Más nosotros y menos yo, porque las partes interactuando producen más que la parte sola, y la parte sola es más débil que el todo, y el todo somos nosotros”.

Y agrega: “La palabra maravillosa es nosotros, porque el nosotros me hace más fuerte y ninguno de nosotros es más inteligente que todos nosotros”. Todo esto nos lleva a la interdependencia o sinergia, que es la clave del verdadero trabajo en equipo. Debemos tomar conciencia de que la naturaleza y la vida son interdependientes.

Sinergia es la diferencia entre grupo y equipo

La sinergia significa cooperación o fruto de la interacción. Es la asociación de talentos, o suma de conocimientos. Es la diferencia entre el grupo y el equipo, porque mientras el grupo suma, el equipo multiplica los esfuerzos y a su vez, también las realizaciones. Se trata de unir las energías individuales, para alcanzar el máximo del esfuerzo en conjunto.

La fórmula del trabajo en equipo sería algo así como, sinergia = interdependencia + todos queremos ganar + empatía + confianza. Esto significaría sumar mi idea y tu idea con la idea de los otros que conforman mi equipo, colaborarnos mutuamente y sacar el mejor provecho en bien de todos nosotros, que es la clave del éxito.

El poder del acuerdo

Es por eso que es tan importante el saber convivir, relacionarnos, saber escuchar y aceptar las opiniones de los otros, porque no estamos solos, sino que somos parte de un todo, y si queremos alcanzar grandes logros debemos pensar siempre en función de un “nosotros”, y precisamente en esto es que se fundamenta la efectividad del trabajo en equipo.

John Maxwell decía: “El número uno es un número demasiado pequeño para alcanzar grandes cosas”, y el viejo adagio popular dice que “la unión hace la fuerza”. Este es el poder del acuerdo, que es importantísimo no solamente en la empresa sino en cualquier instancia de nuestra vida, como por ejemplo en la familia, la escuela o cualquier círculo social que busque un bien común.

En el libro de Eclesiastés 4:9-10 dice: “Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero !!ay del solo!! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante”. “Uno solo puede ser vencido pero dos, espalda contra espalda pueden resistir y triunfar; tres son aún mejor, pues una cuerda de tres hilos no es fácil de romper”, (Eclesiastés 4:12).

En primera de Corintios 1-10 se nos insta también a la unión cuando dice: "Hermanos míos, yo les ruego que se pongan todos de acuerdo y que no haya divisiones entre ustedes, vivan unidos y traten de ponerse de acuerdo en lo que piensan".

La interdependencia

Es importante comprender que actualmente estamos viviendo la era del nosotros, de la mutua cooperación, de la interdependencia, de la sinergia, y para lograrlo lo más importante es aprender a relacionarnos mejor con los demás, porque de esto dependerá en definitiva que tan lejos queremos llegar en la realización de nuestros objetivos.