Gente aficionada a la decoración, personas movidas por la atracción, seguidores y no seguidores de la religión poseen en su casas alguna figura de Buda, pero no todos ellos conocen exactamente el significado de las posturas y los gestos de la imagen. Utilizados en la meditación budista y en la práctica del yoga cada vez suscitan más curiosidad.

¿Quién era Buda?

Siddharta Gautama nació en el seno de una familia noble de la India en el siglo V a.C. Hijo del rey del clan "shakia" y miembro de la clase guerrera hindú -Kshatriya- se convertiría en el perfecto futuro gobernante de su pueblo. Pero contradiciendo lo que parecía previsible -llevar una vida llena de lujos y de forma privilegiada- decidió seguir una vida religiosa, buscando al igual que los hindúes el moksa -liberación del continúo ciclo de muerte y reencarnación-. Fue así cómo también guió a otras personas para alcanzar la iluminación. Es en esta vida en la que la religión budista se basa.

Durante muchos años, llevó una vida ascética, prácticando yoga con la esperanza de librarse algún día del samsara. Sin embargo, regresó a la meditación como único medio para alcanzar la iluminación al ver que dicho ascetismo no era el medio adecuado para tal fin. Se cuenta que tras una larga meditación bajo una ficus religiosa alcanzó un estado supremo en el que ya nada ni nadie podía afectarle. Ni la muerte ni el sufrimiento, convirtiéndose así en Buda -el iluminado-.

Imágenes

Son numerosas las formas de representar a Buda, concretamente, son 32 los rasgos que simbolizan las propiedades del dios. Según la posición de las manos, la altura de la cabeza o la postura, se estará representando un carácter u otro.

Conocidas como mudras, las posiciones de las manos de Buda simbolizan el ofrecimiento de protección, la enseñanza, la meditación y la invocación de la lluvia. Cada una tiene cualidades concretas y beneficiosas para armonizar los centros energéticos de aquel que las practica. Entre otras podemos encontrar:

  • Bhumisparsha. Buda está sentado en el suelo, con los dedos de la mano derecha rozando el suelo y con la mano izquierda abierta hacia el cielo. La posición de las manos, simboliza el tiempo de meditación de Siddharta bajo el árbol de la iluminación cuando Mara -la personificación del mal- intentó distraerle y convencerle de que no tenía derecho a la porción de tierra sobre la que estaba sentado. Fue de esta forma, como Siddharta decidió recurrir a la naturaleza para que presenciara su iluminación. Tocó los dedos de la mano derecha el suelo y este retumbó, confirmando el derecho de Buda sobre la tierra en la que estaba meditando.
  • Varada. Este mudra es muy parecido al anterior, únicamente su mano derecha enseña la palma abierta. Representa la misericordia y el perdón, con una gran generosidad Buda ofrece la compasión y bienvenida.
  • Abhaya. Cuando, por el contrario, su mano derecha está levantada, esta está ofreciendo protección a todos sus seguidores, la denominación más común para este gesto es "sin miedo". Normalmente, se representa en las figuras erguidas, aunque no es del todo raro si lo encontramos en figuras sentadas.
  • Vitarka. En este caso, los dedos pulgar e índice están formando un círculo simbolizando el movimiento de la Rueda de la Ley -símbolo del budismo- y hace referencia al primer sermón en el que Buda expuso los principios básicos del dharma.
  • Dhyana. Esta es la postura por excelencia de la meditación. Normalmente las manos descansan con los dedos entrelazados o bien se ponen las palmas hacia arriba apoyadas en las rodillas, con la mano derecha encima. Representa toda la concentración que es necesaria para alcanzar la iluminación.
  • Dharmachakra. A la altura del pecho, las manos hacen el gesto del Vitarka, simbolizando sabiduría, enseñanza y meditación. Literalmente conocido como "el giro de la rueda".
Aunque lo más usual es encontrar figuras de Buda sedentes, cabe señalar que existen diferentes asanas, -posturas utilizadas también en el yoga que permiten actuar sobre la mente-. En relación con ellas podemos encontrar imágenes de Siddharta sentado, de pie, caminando -que representan su vida- o tumbado -la muerte-.

La rueda de la ley

El círculo tan utilizado en las posturas de las manos apela a la rueda de la ley o la rueda del dharma, pero, ¿qué importancia tiene en el budismo?

Esta rueda es el símbolo principal de la religión ya que Buda, en su primer sermón, pronunció un discurso sobre el movimiento de la misma. En él explicó una de sus más famosas enseñanzas, las "Cuatro nobles verdades" así como el "Óctuple sendero" que se ha de seguir para alcanzar la iluminación, combinando doctrinas morales y una guía para la meditación.

Las enseñanzas de Buda giran como esta rueda y van de un lugar a otro difundiéndose para dar la oportunidad a todos aquellos que la quieran practicar.