Las Vegas es un sitio pensado para que todo esté al alcance de la mano. Un mundo ideal, el parque de atracciones para adultos, donde el dinero suena por todos lados y aparentemente sólo necesita hacer sonar unas monedas para que se cumplan los deseos. Pero hay muchas atracciones para disfrutar sin gastar un peso y que puede recordar gratamente en la memoria o incluso en fotos y vídeos.

La ciudad del pecado, invita a recorrer sus grandiosos hoteles a lo largo de la avenida mundialmente conocida The Strip. Puede tener la sensación de estar en diferentes sitios al mismo tiempo, pasar de París a Nueva York o bien llegar a una enorme pirámide en Egipto o pasear en góndolas por los canales de Venecia. Este mágico recorrido tiene otras gratas sorpresas para los visitantes.

Experiencia en la calle Fremont

Fremont Street, este lugar es precisamente un tramo de la calle del mismo nombre, entre Main Street y 4th Street en el centro de Las Vegas, techada por más de 12 millones de luces sincronizados para producir millones de combinaciones de colores, vídeo y animaciones que vibran al ritmo de reconocidas canciones con un sonido de alta calidad.

La “experiencia” dura entre 5 y 10 minutos cada hora, iniciando a las 8:30 p.m. hasta la medianoche. Sin duda una excelente oportunidad para conocer el centro de la ciudad y visitar kioscos y tiendas de souvenirs mientras comienza la función en las alturas. Un poco alejado del nuevo destino en Las Vegas, pero lugar obligado para conocer el origen de este lugar.

Fuentes del Bellagio y Caesar Palace

Fuentes del Hotel Bellagio, ubicado sobre The Strip frente al hotel, miles de surtidores emergen del espejo de agua, de 400 metros de largo, para danzar al ritmo de la música. Con una frecuencia cada 15 minutos en la noche, el espectáculo refrescante y a la vez encantador es imposible pasar por alto.

Las luces y los potentes chorros de agua se elevan hasta 70 metros, cruzan, bailan, saltan y languidecen ante la vista de los cientos de espectadores que caminando por la acera se detienen a contemplarlo. Las parejas y amigos pueden pasar la noche sentados frente al lago disfrutando, sin repetir, la selección de música.

A medio camino entre las Fuentes del Bellagio y el Volcán del Mirage, se encuentra The Caesar’s Forum Shops en el impresionante hotel Caesar’s Palace. Caminando por sus pasillos se llega a la fuente de Atlantis donde cada hora se representa, mediante figuras animadas del rey Atlas y sus hijos, la caída de la Atlántida.

Debajo y detrás de la fuente se puede admirar un enorme acuario de 200 mil litros de agua salada con cientos de especies marinas. Continuando dentro del Forum Shops se llega a las estatuas de Baco, Apolo, Venus y Plutón sobre la fuente Festival. Las estatuas cobran vida en una discusión, entre luces y surtidores de agua.

El volcán del Mirage y las Sirenas del Treasure Island

El Volcán en el Hotel The Mirage, ubicado frente a la entrada del hotel justo sobre The Strip (Las Vegas Boulevard) es una vivencia impactante. Los transeúntes que pasan por la acera pueden contemplar la erupción del volcán entre un paradisíaco jardín de palmeras y cascadas.

Justo cada hora y hasta la medianoche, el show de fuego, luces y potentes chorros de agua recrean una espectacular erupción, junto con el sonido de las explosiones y la música de tambores y otros instrumentos.

Las sirenas del Treasure Island detienen a las paseantes frente a la entrada del hotel. Cada hora y media en la noche un grupo de piratas trata de atacar a las sirenas desde su barco. El enfrentamiento al ritmo de la música, fuegos artificiales y luces seduce a los paseantes por unos 20 minutos.

Las sirenas, una mezcla de musas con habilidades de pirata y artes de seducción, cautivan con sus bailes y cantos a los piratas y al público. Un espectáculo lleno de emoción, acción, pirotecnia, acrobacias y sensualidad que concluye con la captura de los piratas y el hundimiento de su barco. Para una mejor visibilidad es mejor mantenerse fuera del alcance del “combate” para apreciar mejor todo el enfrentamiento.

Para el final del recorrido en el fastuoso Hotel Wynn se puede disfrutar de un espectáculo fascinante "Lake of Dreams". Impresionantes imágenes son proyectadas en una enorme pared o aparentemente flotando en el aire, reflejadas sobre un lago, entre la exuberante vegetación, acompañada de música y luces que crean un ambiente fantástico.

Todas esas atracciones se pueden conocer en una noche, desplazándose por la calle entre el Bellagio y el Treasure Island. Para llegar a Fremont Street, si no se alquila un auto, se puede tomar un autobús o posiblemente algunos de los tours que se ofrecen. Vale la pena salir de los casinos y hoteles para disfrutar, junto a cientos de turistas, de la vida nocturna en la calle, al fin de cuentas no todo es dinero en Las Vegas.