En la segunda parte de la taquillera "Sex and the city" ("Sexo en Nueva York", como se la conoce en España), sus protagonistas Carrie, Charlotte, Miranda y Samantha vuelven a hacer de las suyas en la gran manzana.

La casa Mercedes- Benz se ha fijado en la serie y ha considerado que encarna el glamour, distinción y estilo que la definen, por lo que ha participado activamente en el rodaje de la película.

Todas en un Mercedes y un Mercedes para cada una

En esta segunda parte de la exitosa película, las cuatro amigas neoyorquinas se mantienen fieles a su estilo de vida: zapatos de Blahnik, joyas de oro, estilo, emoción, elegancia son las fuerzas que las mantienen en movimiento. Fuerzas que, según Anders Sundt Jensen, Vicepresidente de Comunicaciones de Mercedes Benz, representan a la perfección a la marca Mercedes Benz.

Sin duda ésa es la razón de que podamos ver en esta película a Mr. Big conduciendo, además del S400 Hybrid, la nueva estrella de Mercedes: el Clase E Cabriolet. Al mismo tiempo, Samantha conduce el todoterreno de Mercedes-Benz, el Clase G.

Y en una pirueta del destino, las cuatro amigas, Carrie, Charlotte, Miranda y Samantha, se embarcan en un viaje de lo más exótico, en el que disfrutan de las comodidades de un lujoso Maybach con chófer incluido.

Mercedes Benz Clase E Cabrio: un coche para las cuatro estaciones

Es el nuevo niño mimado de Mercedes Benz: un convertible con todas las características de la Clase E pensado para ser utilizado en cualquier época del año. Para ello cuenta con el AIRCAP, un spoiler sobre el parabrisas que desvía las corrientes de aire y que, controlable mediante un botón, regula las turbulencias de los pasajeros.

De este modo, y combinado con el AIRSCARF (un sistema de calefacción por aire a la altura del cuello), el Mercedes Clase E Cabrio puede ser utilizado en su versión descapotable en cualquier época del año, siempre y cuando no llueva.

Algo que, sin duda, las protagonistas de la película "Sex and the city 2" (en la que tiene un pequeño papel Penélope Cruz)agradecerán, ya que Nueva York no pasa por ser la ciudad más calurosa del planeta.

El diablo viste de Prada... y conduce un Mercedes Benz Clase C

No es la primera vez que la casa Mercedes Benz cede su imagen para una película. Ya lo hizo en la primera parte de "Sex and the city", donde Mr. Big conducía un flamante S400, y fue también uno de los protagonistas de "El diablo viste de Prada" (siendo "el diablo", es de suponer que le harían un buen precio), con Maryl Streep y Anne Hathaway.

En dicha película, cada vez que la Maryl Streep o Anne Hathaway llegaban a algún evento, lo hacían a bordo de un Mercedes-Benz Clase S. Según el director de la cinta, y de la propia protagonista, "el Clase S es un establecedor de tendencia e icono del buen gusto".