A las 2:10 horas, en su domicilio de Pedreña (Cantabria), como consecuencia de una insuficiencia respiratoria, ha fallecido Severiano Ballesteros. Por medio de un comunicado de prensa, además de informar del fallecimiento, su familia ha pedido "respeto a la intimidad en momentos tan dolorosos"

En octubre de 2008 al ex jugador de golf le fue detectado un tumor cerebral.

Un corazón deportista y montañés

Severiano Ballesteros Sota, nació en Pedreña -el mismo lugar que le ha visto morir- el 9 de abril de 1957. Su tío Ramón fue jugador profesional de golf (campeón de España de este deporte, llegó a clasificarse en sexta posición en el Master de 1965), y su padre, Baldomero, trabajaba como jardinero en el campo de golf de su localidad natal.

Con semejantes antecedentes, y una familia deportista (su padre era además tripulante de una trainera), Severiano, "Seve", debutaba como caddy, del campo de golf de Pedreña, con tan solo nueve años.

El niño del hierro 3

Uno de sus hermanos, Manuel, le regaló su primer palo de golf (del número 3). En 1967, el pequeño Severiano debutó como jugador en un torneo de caddies. No ganó, pero dejó muestras de un indudable talento, que le llevaría a mejorar su juego y a ganar el mismo torneo solo dos años más tarde.

Sin embargo, el precoz golfista no contaría en muchos casos más que con su entrega y dedicación (a veces solo podía practicar en la playa de su ciudad natal, con el Cantábrico como único testigo) para mejorar su juego.

España décadas atrás, páramo del deporte

Hoy día, en un país donde el deporte se ha extendido con éxito en muchos ámbitos, quizá sea un poco difícil comprender cómo era la España de hace décadas, aquella en la que un talentoso y esforzado muchacho intentaba abrirse camino en una práctica deportiva que parecía destinada al ocio de personas poderosas o con posibles.

Como sucede hoy en día el fútbol era la estrella, y unos pocos deportistas se atrevieron a levantar la voz y a trazar una línea de tránsito y éxito hacia deportes hasta entonces minoritarios: Manolo Santana (tenis), Ángel Nieto (motociclismo), Paquito Fernández Ochoa (esquí)... y Severiano Ballesteros (golf).

La carrera inigualable de un campeón

Desde que en 1974 el golfista cántabro obtuviera el título de jugador profesional, su palmarés sería imparable y situaría su nombre en el top histórico mundial de este deporte.

Algunos de sus mayores logros:

  • 1976 y 77- Copa del Mundo de Golf (con España).
  • 1979- Open Británico, Ryder Cup.
  • 1980- Master de Augusta.
  • 1981 y 82- Campeonato del Mundo Match Play.
  • 1983- Master de Augusta, Ryder Cup.
  • 1984-Open Británico, Campeonato del mundo Match Play.
2 veces ganador del Master norteamericano, 3 del Open Británico, 7 veces campeón con el equipo europeo en la Ryder Cup (una de ellas como capitán), 5 mundiales Match Play... más de 90 títulos profesionales a lo largo de su carrera.

La retirada de un campeón

El premio Príncipe de Asturias del Deporte de 1989 abandonó la práctica profesional del golf como consecuencia de unos problemas crónicos de espalda que le impedían rendir con su nivel de antaño. Aunque regresaría en 2005, jamás recuperaría su viejo esplendor.

En 2007 anunciaría su retirada definitiva.

Una breve reseña sentimental

El cántabro estuvo casado durante 16 años con Carmen Botín, hija del presidente del Banco Santander, de la que se divorció en 2004 y con quien tuvo tres hijos.

En 2007, la que por entonces era su pareja, Fátima Galarza, fallecería en un trágico accidente de tráfico.

Un maldito tumor cerebral

En octubre de 2008, tras un inesperado desvanecimiento, Ballesteros sería ingresado en el madrileño hospital de la Paz. Un tumor cerebral fue el causante de su pérdida de consciencia. Operado hasta en cuatro ocasiones y aparentemente recuperado, el cántabro abandonó el hospital.

A principios de este mes de mayo, una recaída en su estado de salud hacía temer el peor de los desenlaces Finalmente, a los 54 años y tras una vida plagada de éxitos deportivos, esta madrugada fallecía Severiano Ballesteros, "Seve", un jugador de golf que triunfó en el deporte, pero que al final no pudo vencer al tumor en el partido más difícil de su vida.