La cadena estadounidense CW Network, desarrolló en 2009 la serie “The Vampire Diaries”, basados en las novelas de la escritora L. J. Smith, siguiendo el filón del éxito de la saga “Crepúsculo” de Stephenie Meyer, sobre los vampiros adolescentes.

En “The Vampire Diaries”, la historia se centra en el triángulo amoroso formado por los hermanos vampiros Salvatore (Stefan y Damon) y Elena Gilbert.

Paul Wesley encarna a Stefan Salvatore, un no-muerto que trata de librarse de la atadura que significa beber sangre de los humanos, mientras que Ian Somerhalder da vida a Damon; éste no siente remordimientos en matar para conseguir sus objetivos. Por su parte, Elena (Nina Dobrev) es una joven común y corriente, que se parece muchísimo a la vampiresa que convirtió a los hermanos en caminantes nocturnos.

Más vampiros

En 1992 se estrenó la película "Buffy, la cazavampiros" escrita por Joss Whedon. Allí se contaba la historia de Buffy (Kristy Swanson), una adolescente que un buen día se convierte en una cazadora de vampiros y de otras criaturas malignas.

El filme, que tuvo cierto éxito, se volvió un fenómeno global al pasar a la pantalla chica en 1997, con la actuación de Sarah Michelle Gellar como Buffy.

Whedon también creó la serie “Angel”, spin off de "Buffy, la cazavampiros". El show desarrollaba en profundidad la historia del vampiro Angel (David Boreanaz), quien era un no-muerto al que una maldición gitana le devolvió el alma.

Angel era un detective privado que luchaba contra las fuerzas sobrenaturales.

Otro vampiro detective fue Mick St. John (Alex O'Loughlin), de la serie “Moonlight”. El programa sufrió el embate de la huelga de guionistas y luego de unos pocos capítulos fue cancelada.

El show “Blade: la serie” sobre el cazador de vampiros afrodescendiente, personaje originario del cómic y que tuviera una trilogía de películas, igualmente sólo contó con una sola temporada.

Vampiros adultos

La cadena HBO ha desarrollado la serie “True Blood”, también basada en una serie de libros: “The Southern Vampire Mysteries” de Charlaine Harris, y es llevada a cabo en la televisión por Alan Ball (“Six feet under”).

En esta ocasión, la historia se centra en la relación de la telépata Sookie Stackhouse (Anna Paquin), camarera del bar Merlotte's, y el vampiro Bill Compton (Stephen Moyer), quien regresa a su tierra, luego que los vampiros salieran de las sombras debido a que se creó un sustituto sintético de la sangre necesitada por los no-muertos para subsistir.

Comedias de vampiros

Generalmente los vampiros se encuentran en películas, libros y series de terror o misterio, pero existen excepciones, dos ejemplo de ellos fueron los programas de comedia “Conde Pátula” y “The Munsters”.

El primero, el “Conde Pátula”, fue una serie animada muy conocida que contaba la historia de un pato vampiro vegetariano.

El conde Pátula era vegetariano porque en un ritual para invocarlo se utilizó salsa de tomate y no sangre.

Por otro lado, en la serie “The Munsters” se contaba la historia de una familia típica estadounidense de monstruos, siendo el patriarca de la familia Herman Munster (Fred Gwynne), un señor hecho de varias partes humanas, que está casado con una vampiresa Lily Munster (Yvonne De Carlo) y cuyo padre es el Abuelo Munster (Al Lewis).

Podría señalarse que el Abuelo Munster y Damon Salvatore son dos distintas facetas de un mismo personaje que seguirá succionando sangre por los diferentes medios de comunicación, renovando de ese modo su mito.